2ª Etapa del Gobierno de Enrique Peña Nieto

155

Calmadas las aguas del proceso electoral del medio tiempo, el Gobierno de Enrique Peña Nieto entrará en su segunda y definitiva etapa en que mostrará a la nación los resultados de las políticas públicas que ha puesto en práctica y con las que concluirá su presente Administración.

Primeramente será la consolidación de las once Reformas Estructurales, que ahora son doce, si se cuenta la Ley de Transparencia; logrando eso el actual gobierno, dará una nueva fortaleza al país y un nuevo impulso para las próximas décadas.

Con las Reformas Estructurales Peña Nieto ha acelerado la marcha del país para alcanzar al resto de las naciones, las más avanzadas, tanto de América como de Europa y Asia, que se nos habían adelantado enormemente y nos estaban dejando muy atrás del progreso universal.

03-261Así, el esfuerzo visionario de Enrique Peña Nieto no será apreciado solamente ahora por los sectores productivos y los expertos en materia económica y social, sino que en lo futuro, cuando se vean los resultados económicos, políticos y sociales que se lograrán con las Reformas Estructurales, y que serán concretadas a corto, mediano y largo plazos, se comprenderá con mayor claridad la política de unidad y diálogo nacional que se ha emprendido.

Es evidente ahora, después de las elecciones, que se vive una democracia nacional amplia y profunda como no se había registrado antes: los tres partidos grandes e importantes del país ejercen el poder en zonas territoriales y de influencia muy grandes y repartidas en cierto grado de equidad: el PRI retiene el Poder Ejecutivo Federal apoyado con sus aliados el PVEM y el Panal, con una mayoría absoluta en el Congreso de la Unión, tanto en la Cámara de Diputados como en el Senado.

El PAN, mantiene un grado de influencia definitivo en el Congreso de la Unión y gobierna Estados claves como Baja California Norte, Baja California Sur, Querétaro, Puebla y Guanajuato, y está proyectando candidatos a la Presidencia de relevancia, como la señora Margarita Zavala de Calderón, Gustavo Madero y tal vez Ricardo Anaya, su próximo Presidente de partido; también gobierna cientos de municipios en el país y domina congresos locales.

El PRD retuvo el Distrito Federal, ganó Michoacán aunque perdió Guerrero y mantiene parte de Oaxaca y hasta de Puebla mediante alianzas, así como el importante Estado de Morelos y el de Tabasco.

Y con la novedad de que ahora el nuevo Partido Morena, de López Obrador se convierte en el mayoritario en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, ganando cinco importantes Delegaciones, que le darán una influencia definitiva dentro de tres años para intentar el triunfo completo en el Distrito Federal, arrebatándoselo al PRD, su partido de origen.

Pero lo importante aquí es la participación de todas las grandes fuerzas políticas e ideológicas, en donde un partido como Movimiento Ciudadano, de Dante Delgado, obtiene el triunfo en Guadalajara, la gran capital de Jalisco, Estado de una riqueza sin par.

Todo esto lo decimos porque el Presidente Enrique Peña Nieto tendrá que continuar una política de diálogo y acuerdos con todo ese abanico de fuerzas políticas nacionales, tomando en cuenta, como dijo un día el Presidente Charles De Gaulle, refiriéndose a Francia: “Un país donde se hacen cuatrocientas clases de queso es muy difícil de gobernar”.

En México, parafraseando al estadista francés, diríamos: “Un país donde se producen quinientas clases de tacos, hay que saber dialogar y tener acuerdos políticos”.




Agregar un comentario