Promulga el Presidente Enrique Peña Nieto la Reforma Constitucional para crear el Sistema Nacional Anticorrupción

91

El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, promulgó la Reforma Constitucional para crear el Sistema Nacional Anticorrupción, que “es un paso histórico en favor de una nueva cultura de la legalidad”.

En el evento, realizado en el Patio de Honor del Palacio Nacional, el Primer Mandatario refirió que la lucha contra la corrupción “debe ser un desafío que nos convoque y nos comprometa a todos los mexicanos”.

Subrayó que “para superar un problema estructural, requerimos igualmente una solución estructural. Necesitamos una respuesta institucional amplia y sistémica, permanente y decisiva, y justamente la Reforma Constitucional ofrece una respuesta de esta magnitud al crear el Sistema Nacional Anticorrupción”.

Mencionó que esta reforma transformadora, la número doce, “es una reforma contra la impunidad”. Como Presidente de la República, dijo, “estoy firmemente comprometido con el combate frontal a la corrupción, y con el fortalecimiento de la legalidad, la transparencia y la rendición de cuentas”.

24-262Con esa misma convicción, añadió, “el primer compromiso que firmé como candidato presidencial, y la primera propuesta legislativa que impulsé como Presidente Electo, estuvieron dirigidos, precisamente, en contra de la corrupción”.

El Presidente Peña Nieto resaltó algunos de los puntos más significativos de esta Reforma:

PRIMERO: Se establece y articula todo un Sistema Nacional Anticorrupción. “Se trata de una moderna instancia de coordinación entre las autoridades locales y federales, con atribuciones amplias para prevenir, detectar y sancionar irregularidades administrativas y delitos por actos de corrupción”. El nuevo Sistema, añadió, “velará porque el desempeño de los servidores públicos se apegue a los principios de legalidad, honradez, lealtad, imparcialidad y eficiencia. El Sistema Nacional Anticorrupción tendrá un Comité Coordinador integrado por la Auditoría Superior de la Federación, el Tribunal Federal de Justicia Administrativa, la Fiscalía para el Combate a la Corrupción y la Secretaría de la Función Pública. También formarán parte de este comité el Consejo de la Judicatura Federal, el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales, y un representante del Comité de Participación Ciudadana del propio Sistema Nacional Anticorrupción”.

“Con ello, haremos de la lucha contra la corrupción un gran esfuerzo nacional”, subrayó.

SEGUNDO: Se fortalecen y amplían las facultades de fiscalización de la Auditoría Superior de la Federación. “Con el fin de investigar y sancionar con más eficacia los actos irregulares, esta autoridad podrá realizar auditorías en tiempo real, es decir, aún cuando el ejercicio fiscal esté en curso, y no sólo eso, además podrá efectuar revisiones a periodos fiscales anteriores. También, por primera vez, tendrá atribuciones para vigilar el destino final de las participaciones federales que reciben estados y municipios, así como los recursos federales que se entregan a fideicomisos públicos y privados. Igualmente, podrá supervisar en qué se gasta la deuda pública que contratan los gobiernos locales, cuando ésta sea garantizada por la Federación”.

25-262“De este modo, la Auditoría Superior de la Federación se consolida como el máximo órgano de fiscalización al tener la capacidad de auditar la totalidad del gasto público federal y las participaciones federales que van a las entidades federativas y a los municipios. Además de otorgarle nuevas facultades a esta Auditoría, la reforma eleva a rango constitucional su mandato para promover responsabilidades ante las autoridades competentes, a efecto de que sean sancionados tanto servidores públicos, como particulares”, puntualizó.

TERCERO: Se crea un innovador y moderno esquema de justicia administrativa. “Surge un nuevo Tribunal de Justicia Administrativa, con atribuciones para imponer sanciones a los servidores públicos y a los particulares que cometan faltas administrativas graves. Este órgano jurisdiccional contará con plena autonomía para asegurar la certeza jurídica y para que prevalezca el interés general de los mexicanos por encima de presiones, influencias o consideraciones de cualquier otro tipo”, dijo.

Agregó que, además, “se amplía a nivel constitucional de tres a siete años la prescripción de faltas administrativas graves, dotando a la justicia de un alcance transexenal”.

CUARTO: Se fortalece la corresponsabilidad entre los Poderes Públicos para combatir la corrupción. “A partir de esta reforma, el Senado de la República ratificará el nombramiento del titular de la Secretaría de la Función Pública. Por su parte, los responsables del control interno de los organismos autónomos deberán ser designados por la Cámara de Diputados, garantizando que cuenten con la imparcialidad necesaria para cumplir sus funciones”, apuntó.

QUINTO: Se establece una hoja de ruta para la legislación secundaria del nuevo marco constitucional. “La reforma faculta al Congreso de la Unión para expedir en un plazo máximo de un año la Ley General que establezca las bases de coordinación del nuevo Sistema Nacional Anticorrupción. También faculta a los Diputados Federales y Senadores para definir las competencias de cada autoridad en el combate a la corrupción, así como las responsabilidades administrativas de los servidores públicos de todos los órdenes de Gobierno”.

El Presidente Peña Nieto expresó su reconocimiento “a las y los Senadores, a las y los Diputados Federales y locales, así como a los representantes de las principales fuerzas políticas por su trabajo comprometido. Pero sobre todo, también quiero destacar que esta reforma constitucional es fruto de una inédita y constructiva participación de la sociedad civil organizada, de académicos y de expertos en favor de la honestidad y la integridad en el servicio público”.

Aseguró que “hoy México tiene, en las reformas constitucionales en Materia de Transparencia y de Combate a la Corrupción, dos pilares para lograr una gestión pública basada en la integridad y en la rendición de cuentas”.

Con estas reformas, continuó, “se logran dos importantes objetivos: por un lado, obligar a todos los Poderes y órdenes del Estado mexicano a hacer más transparente su diario actuar, y por otro lado, se crean mecanismos que establecen un mayor control sobre el ejercicio del gasto público. Eso es lo que hoy estamos logrando a través de estas dos importantes reformas que, estoy seguro, habrán de calar como deseamos en el ánimo y en el ambiente de nuestra sociedad para ir generando una nueva cultura en favor de la transparencia, de la honestidad y de la legalidad”.

El Primer Mandatario señaló que en el México de la actualidad “hay elecciones libres, tenemos instituciones electorales fuertes e independientes, y la alternancia en todos los órdenes de Gobierno ya es parte de nuestra normalidad democrática. Esta experiencia de cambio institucional, de cambio de mentalidad, pero sobre todo de cambio cultural, nos demuestra que sí es posible evolucionar, que sí es posible transformar a nuestro país cuando hay voluntad política y un esfuerzo ciudadano que se da de manera sostenida”.

“Estoy seguro de que así como los mexicanos hemos logrado consolidar nuestra democracia, así también habremos de vencer este desafío”, aseguró.

Mencionó que aún es mucho lo que falta por construir, “pero si mantenemos el impulso transformador y la corresponsabilidad entre autoridades y ciudadanos, México logrará superar y vencer este gran flagelo de nuestro tiempo que es la corrupción”.

 

Con la regulación de conflicto de interés quedará definido lo que es y no es en la vida formal: Virgilio Andrade

El Secretario de la Función Pública, Virgilio Andrade Martínez, aseguró que con la entrada en vigor hoy del Sistema Nacional Anticorrupción, “México da un paso trascendente para reivindicar su ética pública, y también para fortalecer la rendición de cuentas”.

22-262Destacó que “es una Reforma que toma los nuevos puntos de materia de combate a la corrupción, como es la regulación de conflicto de interés, y con ella quedará definido lo que es y no es en la vida formal”. Añadió que es una Reforma de Estado porque abarca todos los niveles de Gobierno e “incide directamente en la conducta de los servidores públicos desde el momento en que los expedientes estarán abiertos siete años posteriores a dejar el cargo”.

Asimismo, dijo que “permite un adecuado equilibrio de Poderes, porque deposita en la Auditoría Superior de la Federación la facultad de fiscalizar en forma permanente el destino de los recursos públicos de los Poderes, pero también en varios aspectos de las entidades federativas”.

Subrayó que es muy importante que con ella “coadyuvemos a fortalecer la confianza para instrumentar adecuadamente las Reformas ya aprobadas; a coadyuvar para fortalecer el clima de legalidad en el desarrollo de negocios, en las inversiones, y en el comercio. Y por supuesto, a consolidar condiciones de transparencia en el desarrollo de infraestructura, en la aplicación de los programas sociales para abatir la desigualdad y en la provisión de mejores servicios públicos y de calidad”.

Luego de su promulgación, la Reforma Constitucional tendrá un segundo gran reto que consistirá en poder concretar el marco legal correspondiente y, desde luego, en demostrar que existe la voluntad para instrumentarla, apuntó.

 

Es una reforma de profundo calado y verdaderamente trascendente para el país: Ministro José Fernando Franco

El Ministro José Fernando Franco González Salas, representante del Presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, enfatizó que la Reforma hoy promulgada en materia de corrupción es de profundo calado y verdaderamente trascendente para el país.

Expresó que hoy se consolida el andamiaje normativo para un combate más efectivo de la corrupción, el cual, sin duda, se complementa con el fortalecido marco constitucional, legal e institucional en materia de acceso a la información pública y transparencia.

Explicó que cumpliendo con nuestros compromisos internacionales al sumarse a los instrumentos vigentes en el país relacionados con el combate a la corrupción, y como respuesta al justo compromiso con la sociedad, incluye la Ley Suprema en su texto el Proyecto Nacional para el Combate a la Corrupción y la Impunidad, mediante el establecimiento de un Sistema Nacional Anticorrupción.

“Es una instancia de coordinación entre las autoridades de todos los órdenes de Gobierno competentes en la prevención, detección y sanción de responsabilidades administrativas y actos de corrupción, así como en la fiscalización y control de los recursos públicos”, precisó.

Refirió que para ordenar la participación de los distintos órdenes de Gobierno, el Sistema contará con un Comité Coordinador, en cuya integración participará un representante del Consejo de la Judicatura Federal, a lo que manifestó que el Consejo de la Judicatura Federal adoptará y aportará todas sus capacidades y experiencia para coadyuvar a que el Comité Coordinador cumpla con las atribuciones que la Constitución le confiere, en aras del fortalecimiento institucional, para prevención, detección y sanción de actos y hechos de corrupción.

Como integrante del Sistema Nacional Anticorrupción el Poder Judicial Federal colaborará, sin descanso y sin demora, con todas las instancias gubernamentales involucradas para que, “juntos y lo más rápido posible, erradiquemos la corrupción y a su principal cómplice, la impunidad en nuestro país”, concluyó.

 

La reforma que crea el sistema nacional anticorrupción, un buen producto legislativo que todos apoyamos: senador Miguel Barbosa Huerta

Miguel Barbosa Huerta, Presidente de la Cámara de Senadores y de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, afirmó que la reforma constitucional “es un buen producto legislativo”, y por eso, dijo, “todos la apoyamos”.

Consideró que el funcionamiento del Sistema Nacional Anticorrupción debe traducirse en el hecho de que México deje de ser un país que sea conocido por los actos de corrupción de algunos de sus servidores públicos, y adelantó que en el Senado se seguirá trabajando en las reformas que faltan para la obtención de mejores resultados en esa materia.

Expresó su reconocimiento al Presidente Enrique Peña Nieto “por el esfuerzo institucional de su Gobierno por impulsar toda esta ruta en contra de la corrupción”.

Dijo que la presencia en la ceremonia de representantes de los Poderes de la Unión y de los titulares de algunos de los órganos responsables de combatir la corrupción, “expresa la voluntad del Estado mexicano de combatir este flagelo de nuestra sociedad”.

Subrayó que la cultura política mexicana debe asumir el rechazo a la corrupción, aunque destacó que “no es un asunto sencillo”, ya que “hay que eliminar décadas de vicios, inercias y prácticas públicas”.

 

La reforma otorga instrumentos legales a los ciudadanos para que alcancen la plena confianza en las instituciones: Julio César Moreno

Julio César Moreno Rivera, Presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, afirmó que con la reforma constitucional que crea el Sistema Nacional Anticorrupción se otorgan instrumentos legales a los ciudadanos para que puedan alcanzar la plena confianza en las instituciones y en quienes tienen la responsabilidad en el ejercicio del servicio público.

Señaló que “es nuestro deber que este cáncer no siga debilitando los esfuerzos para combatir la pobreza y la desigualdad, ni los impulsos para fomentar el crecimiento económico de nuestro país”. Por eso, agregó, “hoy damos el primer paso de una nueva etapa de desarrollo y fortalecimiento de las instituciones”.

Indicó que el Congreso de la Unión adquiere el compromiso y la responsabilidad ineludible de elaborar y aprobar a la brevedad las leyes secundarias, haciendo eco del espíritu de la reforma constitucional. “Es decir, hablamos de una reforma innovadora y de gran alcance, lo que representa un significativo avance para nuestro país”, afirmó.

Puntualizó que la actividad política y las responsabilidades públicas que de ella se derivan, deben verse como una verdadera oportunidad de servicio a la sociedad, “que para su pleno funcionamiento va a requerir, como ya se dijo, un cambio en el actuar y en el pensar, no sólo de los servidores públicos, sino de todas las mexicanas y los mexicanos”.

 

El sistema nacional anticorrupción es la puerta al establecimiento de límites necesarios para nuestra convivencia: Juan Manuel Portal Martínez

El Auditor Superior de la Federación, Juan Manuel Portal Martínez, señaló que la Reforma Constitucional promulgada hoy por el Primer Mandatario es una nueva ruta “que no se circunscribe al acto meramente normativo”, sino que es una nueva forma de actuar que debe de involucrar el trabajo decidido de todos. “Es un compromiso que abarca los tres Poderes de la Unión, los ámbitos Federal, estatal y municipal, y los órganos constitucionales autónomos”, así como a la sociedad.

Afirmó que este sistema atiende la demanda social de contar con un servicio público más cercano que genere confianza y que se logró gracias a la voluntad de los actores políticos que reconocieron que es necesario modificar la percepción de la imagen del funcionario y la del aparato gubernamental en su conjunto para establecer un vínculo diferente con la sociedad.

Portal Martínez calificó esta iniciativa, impulsada por el Gobierno de la República como de una “envergadura similar a la de las reformas estructurales”.

“Este sistema es la puerta al establecimiento de límites necesarios para nuestra convivencia, con una visión de largo plazo y que deja a un lado la inmediatez, que tanto ha afectado a la vida pública de nuestro país”, finalizó.

 




Agregar un comentario