“México tiene 270 Mil MDDls., para contener crisis mundial”, dice Carstens

316

Senadores de la República cuestionaron al gobernador del Banco de México, Agustín Carstens Carstens, durante su comparecencia ante la Comisión de Hacienda y Crédito Público, con respecto a temas como las consecuencias de la caída del precio del petróleo, la proyección de crecimiento para el país, tasas de interés, ley antilavado de dinero y las monedas virtuales.

La senadora Dolores Padierna Luna, del Partido de la Revolución Democrática, dijo que a pesar de la drástica disminución en el precio de los hidrocarburos no hubo un efecto proporcional con los combustibles domésticos: la gasolina, el gas LP y la electricidad, y por el contrario hubo un aumento. Abundó en que es falso que los salarios hayan aumentado a la par de la productividad del país en el último trimestre del año pasado.

Comentó que urge un aumento de 176 pesos diarios, por lo menos, en el salario mínimo para que se pueda adquirir la canasta básica. Destacó que es preocupante que el informe del Banco de México que presentó Agustín Carstens en el Senado, señale que aumentará la tasa de interés en México, porque se encarecería el crédito e inhibe la inversión y el crecimiento económico.

El senador Armando Ríos Piter, del PRD, preguntó si las exportaciones son el único medio para que México tenga un crecimiento anual de 2.5 por ciento. Agregó que el Banco de México reconoce factores que podrían obstaculizar el crecimiento económico del país: inseguridad pública, baja producción petrolera, debilidad en el mercado interno, inestabilidad financiera internacional, precio de exportación del petróleo y política fiscal.

Cuestionó al gobernador del Banco de México sobre qué variables se construyó la proyección de crecimiento estimado para este año. Argumentó que, si persisten los obstáculos que mencionó, es delicado hacer esta prospectiva de crecimiento.

El senador Martín Orozco Sandoval, del Partido Acción Nacional, cuestionó con cuál criterio se manejan las tasas de interés, si como gobernador de Banco de México o como miembro de la Comisión de Cambios. Pidió que le explicara como una tasa de interés puede ser un instrumento que se puede utilizar en un caso extremo de presión al tipo de cambio.

Por su parte, la senadora Blanca Alcalá Ruiz, del PRI, precisó que lo más importante es conocer si son correctas las medidas que implementa el Banco de México ante el cambio de la política monetaria de Estados Unidos y respecto a la Ley anti lavado de dinero, pidió la opinión de Carstens y expresó su interés sobre el tema de las monedas virtuales y su inminente legislación.

El senador Mario Delgado Carrillo aseguró que nadie cree en la proyección económica planteada y señaló que el gobernador del banco central no hizo referencia a los “preocupantes” niveles de endeudamiento del gobierno.

Preguntó a cuánto asciende el monto de tenencia de bonos gubernamentales por parte de extranjeros, el porcentaje de las reservas internacionales y en cuánto se ha incrementado la demanda de CETES, en el último año, por parte de los extranjeros. Además, preguntó cómo se va a pasar de la estabilidad macroeconómica con estancamiento y precariedad laboral, a un crecimiento sostenido sin presiones inflacionarias.

Respecto a la inflación, el senador del PAN, Jorge Luis Lavalle Maury, preguntó cómo impacta en la inflación el tema de la reforma fiscal, deuda pública y corrupción.

Asimismo, cuestionó sobre el panorama respecto al recorte presupuestal y presupuesto base cero, y la repercusión en los indicadores internacionales.

El senador Gerardo Sánchez García, del PRI, señaló que la volatilidad del tipo de cambio ha afectado las expectativas de crecimiento económico de México, y preguntó que si el porcentaje con que cerró el año pasado era el esperado, sí demuestra que México va por el camino correcto.

Cuestionó al gobernador de Banxico si las medidas que adoptará la Secretaría de Hacienda y Crédito Público en cuanto a la organización de la dependencia, afectarán a los sectores más necesitados, si se garantiza la estabilidad macroeconómica y si el déficit público mantendrá la tendencia a la baja.

El senador Manuel Cavazos Lerma, del PRI, comentó que la mayor contribución que puede hacer el Banco de México al crecimiento económico, es mantener la estabilidad de los precios en un nivel aceptable.

Detalló que la inflación no significa que haya aumento de precios, sino que esta se define como un incremento generalizado en los precios por un tiempo mayor a un año, para que pueda ser generalizado y sostenido por encima de un límite, regularmente de 3 por ciento. Dijo que por debajo de él, se mantiene la estabilidad en los precios o una constancia en la inflación.

Finalmente, el senador David Penchyna Grub, del PRI, preguntó cómo se compara el Banco de México con los instrumentos de política monetaria y económica de los bancos centrales mundiales. Así como los mecanismos necesarios para contener la fuga de capital ante la expectativa del alza de Estados Unidos; aunque determinó que tienen que ser las reformas estructurales las que la contengan.

En su exposición inicial, el gobernador del Banco de México, Agustín Carstens Carstens, aseguró que ha cumplido con el mandato de mantener una inflación baja y estable.

Enfatizó que la intervención del Banco de México en operaciones financieras, a nivel de productos específicos para empresas y personas físicas, ha tenido buenos resultados. Subrayó el progreso en términos de ampliar la competencia en el sistema, facilitar la movilidad y llevar servicios a los estratos más bajos de la distribución del ingreso y empresas pequeñas.

Carstens Carstens destacó que, desde marzo de 2013, se han reducido poco a poco las tasas de interés. En junio de 2014 se tenía una tasa de interés de 3 por ciento, nivel históricamente bajo, argumentó.

La inflación, explicó, ha bajado según lo reportado hoy por el INEGI, se tiene una tasa de 3.03 por ciento a la primera quincena de marzo, por lo que estamos en el nivel de nuestro objetivo, en tanto que las expectativas de inflación para finales del año, están alrededor del 3 por ciento.

Además, manifestó que la crisis global, iniciada en 2008, todavía no se resuelve y que la recuperación se ha sustentado en políticas monetarias agresivas, por parte de los principales bancos centrales de países avanzados. En este sentido, dijo que la parte que más complicada para México ha sido la caída significativa de los precios internacionales de las materias primas, particularmente el precio del petróleo.

Asimismo, señaló que se ha tratado de tener la mejor coordinación posible con la política fiscal y se ha acumulado parque para enfrentar posibles salidas de capitales que resulten de este entorno y, muy en particular, de la revisión de la política monetaria en los Estados Unidos. No obstante, dijo, la buena noticia de mediano y largo plazo, es que la economía de Estados Unidos se está recuperando y eso va a jalar la economía mexicana.

Por otra parte, explicó que la depreciación de la moneda nacional, ocurrida el año pasado, se debió a la caída abrupta del precio del petróleo y, recientemente, a las tasas de interés en Estados Unidos que han dominado el tipo de cambio. Señaló que se han depreciado todas las divisas, y en este contexto, la de México no ha sido de las más afectadas.

Dijo que el Banco de México se ha venido preparando para contingencias como ésta, desde el 2008-2009 cuando inició la crisis financiera global. Se han acumulado reservas para este año por aproximadamente 120 mil millones de dólares; y además se contrató la línea de crédito flexible con el Fondo Monetario Internacional, lo que reditúa en 270 mil millones de dólares para enfrentar cualquier riesgo financiero.

Comentó que, desde el punto de vista de puestos de trabajo afiliados al IMSS, se ha generado mayor empleo en el país. Esto refleja que parte de los trabajadores informales se pasaron a la formalidad y por eso los puestos de trabajos afiliados al IMSS han crecido tan rápidamente.

Adicionalmente, Carstens Cartens agregó que el Banco de México, al cierre del año pasado, tenía una previsión de crecimiento de 3 a 4 por ciento para el 2015. Sin embargo, el desempeño de la construcción de la caída en el precio del petróleo y la caída en la plataforma, se ha modificado a un pronóstico de 2.5 a 3.5 por ciento.

En sus respuestas, Carstens Carstens, dijo a la senadora Dolores Padierna que el Banco de México coincide en que debe haber un crecimiento en los salarios, pero ello se debe generar a través de un crecimiento de la productividad. Se necesita mejor educación para que los trabajadores tengan mayor capital humano, agregó.

Consideró necesarias más oportunidades de inversión en el país, que se han abierto, dijo, por medio de las reformas estructurales. Expresó su optimismo de que los resultados se reflejarán en el crecimiento de los salarios.

Al senador Ríos Piter le respondió que las exportaciones influirán de manera importante en el crecimiento económico de este año. Reconoció que hay lastres que pueden disminuir este crecimiento, una de ellas la inseguridad, lo que redobla la urgencia de una implementación de la reforma en materia de hidrocarburos.

En su respuesta a la senadora Blanca Alcalá, Carstens expresó que es necesario afinar la coordinación entre bancos y el sistema financiero sano, aislado del manejo de recursos ilícitos, para tener un instrumento contra el crimen organizado y generar barreras al lavado de dinero. Los “bitcoins”, advirtió, se han vuelto conducto de pagos asociados al crimen organizado y al terrorismo, por lo que se debe impedir su crecimiento.

Ante la pregunta del senador Delgado Carrillo, expresó que México tiene siete por ciento de las reservas internacionales. En pesos, dijo, son dos mil 126 miles de millones. Estos recursos, agregó, no están en la banca sino en cuentas de custodia, por lo que no son pasivos bancarios.

Por otra parte, señaló que los ajustes realizados son para que los requerimientos financieros no aumenten y no aumente la deuda. Si no estuviera pendiente el gobierno no se hubiera recortado el gasto, indicó al responder la pregunta del senador Lavalle Maury.

Respecto a la intervención del senador Sánchez García, el gobernador del Banco de México recalcó que con la reducción de los costos de la electricidad habrá sectores más competitivos, con lo que se generará mayor inversión y empleo y mayor gasto de las personas.

Además, destacó que la Secretaría de Hacienda actúa para preservar la estabilidad. De no ser así, dijo, habría tasas de interés más altas y se reducirán las posibilidades de crecimiento.

Al senador Penchyna le dijo que el Banco de México debe estar preparado para recibir el retorno de capitales, en caso de que los haya. Y además buscar que los capitales aumenten y no sólo retenerlos; por lo que es importante estimular la inversión extranjera directa, y en ello van a coadyuvar las reformas estructurales, sobre todo la de telecomunicaciones.

A la comparecencia ante la Comisión de Hacienda y Crédito Público, presidida por el senador José Francisco Yunes Zorrilla, quien además fungió como moderador durante la reunión, asistieron también los senadores Luienador rnador del Banco de Mexico, respecto temas en referencia a la pregunta del senador Lavalle Mauri. eds Armando Melgar Bravo y Alejandro Tello Cristerna.




Agregar un comentario