La economía mexicana se está acelerando; crece el empleo

163

Palabras del Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, licenciado Enrique Peña Nieto, durante la 97 Asamblea General Ordinaria de la CONCAMIN. 12 marzo de 2015.

Nuevamente, muy buenas tardes a todas y a todos ustedes.

Me da mucho gusto saludar en este evento y, sobre todo, tener el alto honor de acompañarles en esta Asamblea General Ordinaria, en la que se da el relevo de la dirigencia de esta Confederación de Cámaras Industriales.

Saludar a Manuel Herrera Vega, Presidente entrante de esta Confederación, a quien le deseo éxito y a quien expreso, lo que en privado le he compartido, que tiene esta Confederación de Cámaras a un aliado en el Gobierno de la República; compartimos la visión, los objetivos que se ha trazado, y que estamos en el mejor de los ánimos y mayor disposición de acompañar los esfuerzos de su nuevo dirigente.

Al mismo tiempo que saludo a Francisco Funtanet, quien deja esta Confederación, la dirigencia de la Confederación de Cámaras, después de tres años.

Agradezco su amable mensaje, la generosidad de sus comentarios, el reconocimiento que ha hecho a los esfuerzos que en el México plural hemos construido entre todos, precisamente, para sentar nuevas bases para el desarrollo de nuestro país.

Y le reconozco y felicito por la muy atinada conducción que ha hecho de esta Confederación de Cámaras durante estos últimos tres años, y le deseo éxito en todo lo que emprenda hacia adelante.

Muchísimas felicidades, por igual.

Saludo al señor Presidente en funciones de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados.

Al señor Jefe de Gobierno del Distrito Federal.

A los señores Gobernadores de distintas entidades federativas que están aquí presentes.

A integrantes del Gabinete del Gobierno de la República.

A dirigentes de distintos sindicatos nacionales, a quienes saludo con afecto y con respeto.

A dirigentes de organismos empresariales, a quienes de igual manera felicito su presencia y saludo.

A presidentes de organismos autónomos del Estado mexicano.

A dirigentes de partidos políticos que están aquí presentes.

Y saludo a esta muy distinguida concurrencia, señaladamente a esta representación, así lo aprecio y lo apreciamos todos, de los empresarios de Jalisco, que vienen apoyar a quien es hoy dirigente de esta Confederación de Cámaras.

Y también de Jalisco, a la exponente de la belleza nacional y jalisciense, que también está aquí presente.

No puedo dejar de mencionar la presencia de Embajadores acreditados en nuestro país, a quienes saludo con respeto; a ex presidentes de la Confederación de Cámaras Industriales.

Señoras y señores:

Muy buenas tardes a todos.

La renovación de la Mesa Directiva de la CONCAMIN es ocasión propicia para renovar también la alianza, como lo ha postulado su nuevo dirigente, de los industriales del país y el Gobierno de la República, en favor de México y en favor del crecimiento de México.

Como aquí se ha expresado, la transformación nacional requiere del compromiso y la suma de esfuerzos de todos: de empresarios, de autoridades y de la sociedad en su conjunto.

México es una responsabilidad compartida. Así lo entiende la Confederación de Cámaras Industriales. Desde hace casi un siglo ha trabajado en favor de la Nación, impulsando sectores estratégicos de nuestra economía.

Durante sus tres años de gestión que ha tenido Francisco Funtanet al frente de CONCAMIN, se sumó con decisión a los cambios estructurales que hemos impulsado entre todos los mexicanos.

Igualmente, ha acompañado el diseño e implementación de la nueva política industrial y del programa para el desarrollo de la industria del software.

Esta Confederación también ha sumado esfuerzos con el Gobierno de la República para realizar la Expo Compras de Gobierno e instalar la mesa de combate a la ilegalidad, que ha permitido disminuir el comercio ilícito en distintas industrias.

Estos son resultados positivos que, estoy seguro, habrán de continuar con su nueva dirigencia.

Por ello, es que reitero mi felicitación, mi deseo de éxito a Manuel Herrera Vega al frente de esta Confederación de Cámaras Industriales.

Con ánimo de colaboración y corresponsabilidad, seguiremos trabajando juntos para superar desafíos y llevar a México a mejores horizontes, a mejores condiciones y a modelar, entre todos, el México que queremos y que siempre hemos anhelado.

En ese objetivo, desde el inicio de esta Administración hemos impulsado cambios de fondo en materia de políticas públicas, desarrollo de infraestructura y, por supuesto, en el andamiaje jurídico e institucional.

Como ustedes bien lo saben, y aquí ha sido compartido por quienes me han antecedido en el uso de la palabra, seis de las 11 reformas transformadoras están diseñadas para acelerar el ritmo de crecimiento de nuestra economía.

La Reforma Laboral, la de Competencia Económica, la de Telecomunicaciones, la Financiera, la Hacendaria y la Energética, ya están dando sus primeros resultados en favor de la competitividad y productividad del país.

Al poner las reformas en acción, como lo hemos expresado en distintos foros, estamos apoyando a las empresas que operan en México para que puedan crecer y generar más y mejores empleos.

Permítanme destacar brevemente algunos de los beneficios que ya se aprecian de algunas de estas reformas.

En materia de telecomunicaciones. Se ha intensificado la competencia en este sector, lo que se ha traducido también en nuevos proveedores, mayores inversiones, más servicios y menores costos. Ya se apunta desde ahora la presencia de nuevas empresas de clase mundial, que habrán de invertir desde ahora en este sector importantes montos, superiores a los cinco mil millones de dólares.

El día de ayer, vale la pena señalar, se dio el fallo sobre la licitación de dos nuevas cadenas de televisión digital, que es parte de la Reforma en este sector.

Y éste es un gran paso en favor de la pluralidad y de una mayor oferta de contenidos.

De 2012 a 2014, el número de usuarios de Internet se incrementó en 16 por ciento, y algo muy importante: la penetración de Banda Ancha inalámbrica prácticamente se duplicó, al pasar de 20 a casi 40 suscriptores por cada 100 habitantes.

Este indicador nos ubica arriba de países que anteriormente superaban a México.

De acuerdo, también, con datos del Índice Nacional de Precios al Consumidor, desde que entró en vigor esta reforma, a la fecha, permítanme dar algunos datos relevantes:

El costo de servicio telefónico local fijo ha bajado 4.4 por ciento; el servicio de telefonía móvil se ha reducido en un 16 por ciento; el costo de la larga distancia internacional ha caído 40.7 por ciento. Y a partir del 1 de enero de este año se eliminó el 100 por ciento al cobro de larga distancia nacional.

Por su parte, en otro ámbito, en lo que hace a la Reforma Financiera, comienza también a otorgarse más crédito y, como es el propósito de la reforma, más barato y en mejores condiciones.

El ahorro financiero interno, que es esencial para el crecimiento de largo plazo, aumentó de 55.8 por ciento a 61.9 por ciento, de 2012 a 2014.

El financiamiento al sector privado actualmente es de 29.2 por ciento del Producto Interno Bruto, lo que representa un crecimiento de 3.5 por ciento, porcentual por encima del que había en 2012.

Pero estoy cierto que la reforma alcanzada permitirá incrementar este porcentaje de manera mucho más acelerada.

Por otro lado, la Banca de Desarrollo tiene un nuevo mandato, que le permite atender de mejor manera a sectores estratégicos de la economía, como el de los emprendedores, el de las micro, pequeñas y medianas empresas.

Con ello, en enero de 2015 los créditos de la Banca comercial a MiPyMES crecieron 9.5 por ciento a tasa anual.

También permítanme referir que en materia del ámbito hacendario, en 2015 esta reforma permitió que a partir de 2015 se acabaran los incrementos mensuales a los precios de otros insumos energéticos clave, como la gasolina, el diésel y el Gas LP.

La eliminación de los famosos gasolinazos, no sólo ayuda a la economía de las familias, también mejora los costos de operación de las empresas.

Y, finalmente, gracias en otro sector, a la Reforma Energética, el costo de la electricidad que pagan los hogares y las empresas del país, ya ha comenzado a reducirse.

En comparación con marzo del año pasado, las tarifas eléctricas actualmente son 7.5 menores para los hogares de alto consumo, para el comercio han disminuido hasta en un 16 por ciento; mientras que para la industria nacional, aquí representada, las tarifas han caído entre 18 y 26 por ciento en este periodo.

En el mismo sentido, gracias a la expansión de la red de gasoductos, hay hoy una mayor disponibilidad de gas natural en el país, lo que ha permitido reducir su precio ya en un cuatro por ciento.

Como parte esencial de esta reforma, ya se creó el fondo público para promover el desarrollo de proveedores y contratistas nacionales de la industria energética.

Este fondo contribuirá a alcanzar lo que mandata la Constitución, el 25 por ciento como porcentaje mínimo de contenido nacional para los proyectos de exploración y extracción de hidrocarburos, mismo que más adelante se habrá de incrementar hasta en un 35 por ciento.

Todos estos son ejemplos claros y palpables de cómo las reformas ya están impulsando el desarrollo de la industria del país.

Gracias a las reformas, las empresas comienzan a reducir sus costos, volviéndose más competitivas a nivel internacional. Así, mes con mes, tiempo a tiempo, cada una de las reformas irá rindiendo más frutos y beneficiando a un mayor número de mexicanos.

Señoras y señores:

México decidió cambiar, decidió transformarse para bien.

Ahora cuenta, y eso hay que reconocerlo, gracias a la participación de todas las fuerzas políticas, en un entendimiento en nuestra democracia y pluralidad política, hoy tenemos un nuevo y mejor andamiaje constitucional e institucional para enfrentar y superar sus desafíos.

Más allá de la coyuntura internacional, la economía mexicana se está acelerando. Así lo confirman diversos indicadores ya al inicio de este año, 2015.

Permítanme sólo compartirles uno importante, por su dimensión humana y social, que es el de la creación de empleos formales. De acuerdo a las últimas cifras del Seguro Social, en febrero se crearon 133 mil 691 nuevos puestos de trabajo.

En lo que va del año, la cifra acumulada de creación de empleo es de 193 mil 475 plazas. Esto es 31.1 por ciento superior al mismo periodo del año pasado.

De esta manera, el crecimiento del empleo ha sido de 4.6 por ciento a tasa anual. Sin duda, una cifra positiva, y más considerando el contexto internacional en el que México no puede estar exento de él y en el que ha logrado actuar con responsabilidad, cuidando y haciendo prevalecer nuestra fortaleza macroeconómica y, sobre todo, asumiendo una responsabilidad plena en el manejo de las finanzas públicas.

Todos estos datos y avances confirman que México avanza con decisión en la ruta correcta.

México es un país en ascenso, con sólidos fundamentos para alcanzar un mejor futuro.

La nuestra es una Nación fuerte que se está transformando para mejorar la calidad de vida de su población.

Por ello, yo asumo y me sumo a la convocatoria que ha hecho su Presidente para que trabajemos juntos, para que hagamos alianza y para que de esa manera alcancemos el México que todos queremos y que todos deseamos.

Felicidades nuevamente y tienen, en el Gobierno de la República, la Confederación de Cámaras Industriales, a un aliado para alcanzar los objetivos hoy aquí trazados.

Muchas gracias.




Agregar un comentario