“Con 29.1 millones de visitantes internacionales y más de 16 mil millones de dólares de derrama económica; somos una potencia mundial turística”: Claudia Ruiz Massieu

352

Licenciado Enrique Peña Nieto, Presidente de los Estados Unidos Mexicanos; doctor Rogelio Ortega Martínez, Gobernador Constitucional del Estado de Guerrero.

Señores Gobernadores; señoras y amigas compañeras de Gabinete; señores representantes de los Poderes del Estado de Guerrero; señor Presidente Municipal; distinguidos miembros de la Mesa de Honor.

Señoras y señores:

El turismo es una de las industrias mundiales con mayor dinamismo, que evoluciona y se adapta a las condiciones globales, generando un probado impacto en la economía y en el bienestar de las comunidades receptoras en todo el mundo.

La segunda década del Siglo XXI es una de cambios y superación de paradigmas en todos los ámbitos.

La industria turística no sólo ha experimentado las transformaciones propias del nuevo milenio, que han modificado las motivaciones y expectativas del viajero, desde el énfasis que se pone en vivir experiencias, más que en coleccionar estampas en un documento de viaje, hasta el desarrollo de nuevos segmentos, como el turismo filantrópico, sino que ha sido también un factor clave en esa evolución.

La movilidad que caracteriza a este momento en que cada instante una de cada siete personas en todo el mundo está en movimiento, así como la revolución tecnológica que facilita el transporte internacional y mejora la experiencia de viaje, se explican en gran medida, por la irrupción plena del turismo como un fenómeno global de creciente importancia para el desarrollo económico y social de todas las regiones.

Tan sólo el año pasado, el turismo registró el flujo de más de mil 130 millones de turistas a nivel global; turistas que en su traslado y arribo, desde y hacia nuevas ciudades, comunidades y regiones, sea por motivo de turismo de negocios, placer, experiencia o médico, promueven una buena competencia entre destinos y prestadores de servicios de todo el orbe, que se esfuerzan por mantenerse competitivos, a través de la innovación, la calidad y la diferenciación.

Y es que cada turista detona ante la expectativa de su llegada, inversión en infraestructura, desarrollo de nuevos productos, creación de nuevos empleos, la integración de nuevas cadenas de valor, y la revalorización de los atributos de un lugar.

Por eso, es que este sector, hoy más que nunca, genera bienestar y oportunidades, que nos permiten progresar como país, fortalecer el tejido social de nuestras comunidades, darle mayor valor a nuestro patrimonio y proyectar lo mejor de nosotros en la arena global.

Es en esta industria mundial y en su constante transformación, que el Tianguis Turístico de México se consolida como un eje de la estrategia de innovación integral que tiene nuestro país.

Un evento que evoluciona para ser un punto de convergencia de la industria turística de México, destinos, prestadores de servicios, agencias de viajes, turoperadores, con nuestros socios internaciones.

Una plataforma para dar a conocer desde la itinerantica y la exposición creativa la diversidad de la oferta turística nacional y que hoy incorpora también, talleres y conferencias para dotar a los participantes de una experiencia completa, con la exposición a las tendencias del turismo internacional y a herramientas que fortalecen la industria, como el acceso al financiamiento.

Es así como hoy, el Tianguis Turístico en su edición 40, se consolida como una plataforma única para presentar al mercado internacional y nacional los múltiples destinos, la calidad de nuestros prestadores de servicios, la modernidad de nuestra infraestructura y, sobre todo, nos da la oportunidad de posicionar los más importantes segmentos mexicanos.

Siguiendo la instrucción del señor Presidente de la República, todas las entidades y dependencias del Gobierno Federal, hemos trabajado juntos para fortalecer más segmentos de nuestra oferta.

Desde el sol y playa, segmento que dota de fortaleza estructural a nuestro país y que cada día buscamos innovar y complementar para mantener su competitividad, hasta otros segmentos que marcan tendencia alrededor del mundo y en los cuales tenemos gran potencial.

Como el turismo cultural, que se revela como uno de los de mayor crecimiento a nivel mundial, que además es uno de los que más fácilmente puede detonar desarrollo regional y echar a andar círculos virtuosos, donde se incorpore a los más vulnerables, a cadenas de valor que hacen más redituable la inversión en la conservación del patrimonio cultural y generan sentido de orgullo, identidad y pertenencia.

Segmento donde México tiene enormes ventajas competitivas, como los más de 40 mil sitios arqueológicos, nuestras 10 ciudades patrimonio y los más de 30 bienes patrimonio de la humanidad.

O el turismo médico, en que nuestro país es referente para el segmento de salud y bienestar a nivel internacional, siendo el segundo destino a nivel mundial al atraer a más de un millón de turistas al año.

Somos una potencia mundial en este rubro, calculando que el año pasado se registraron ingresos cercanos a los tres mil millones de dólares.

El mundo confía en México como un país seguro y de altos estándares de calidad, en el activo más importante de una persona, su salud.

Esta diversificación de oferta ha demostrado ser una estrategia que funciona.

Es la visión del Presidente de la República, a través de la cual dinamizamos destinos y regiones.

Esto permite al turismo, como a ninguna otra industria, consolidar vocación económica en regiones enteras y brindar oportunidades para alcanzar una vida más plena a millones de hombres y mujeres.

Es por esto que aseguramos que el turismo es una fuerza transformadora, es un sector económico con la capacidad de, además de generar riqueza, fungir como un medio para construir entendimiento, comprensión, respeto y tender puentes entre naciones.

Cada turista que viene a nuestro país, que tiene contacto con los mexicanos; cada turista que recibe un funcionario de migración y que despide un funcionario de Comunicaciones y Transportes en el avión, se lleva una prueba inequívoca y personal de la hospitalidad y la calidez que caracteriza a los mexicanos.

Cada turista que disfruta de su viaje regresa a su lugar de origen convencido de la calidad mundial del turismo mexicano y se convierte en un embajador de México.

Un embajador que, a través de su experiencia, no solamente comparte lo vivido en su viaje o invita a sus conocidos a venir a nuestro país; se convierte, además, en un referente que construye confianza para México.

Y es esta confianza del mundo en México, pero también de los mexicanos en su Gobierno, que nos permite decirle, señor Presidente, que este evento es testimonio de un sector turístico unido y profundamente comprometido con México.

Este espíritu alegre y de buenas noticias que hoy se vive y se siente en nuestro sector, se debe claramente a la confianza que usted, desde el inicio de su Gobierno, tuvo en el turismo como uno de los sectores prioritarios.

Señor Presidente:

Permítame dar testimonio de que este sector tiene confianza, confianza en usted y en el rumbo que le ha impreso a México.

Y es en esa confianza donde radica la fuerza de nuestro país.

Señor Presidente:

Hace unos momentos el sector turístico de México les brindó un caluroso aplauso al Presidente y a su Secretaria de Turismo.

Yo quiero decirle, señor, que ese aplauso lo merecen todos estos hombres y mujeres que día a día construyen a México como uno de los principales destinos turísticos del mundo.

Señoras y señores:

Muchas gracias.

Señoras y señores:

Muchas gracias, y sean ustedes bienvenidos a esta edición número 40 del Tianguis Turístico de México, hoy, en Acapulco.




Agregar un comentario