“El Gabinete de Seguridad, tiene la instrucción de ir con toda la fuerza del Estado por los delincuentes que le roban la tranquilidad a la ciudadanía de nuestro país”: Rubido García

176

Señor Secretario de Gobernación.

En cumplimiento a sus instrucciones, doy cuenta del informe que le rendí el día de hoy, a las 4:22 de la madrugada, a propósito del operativo que se llevó a cabo para detener a Servando Gómez Martínez.

En seguimiento a las acciones que lleva a cabo el Estado Mexicano para restablecer las condiciones de seguridad en Michoacán, el día de hoy, fuerzas federales de las dependencias que integran el Gabinete de Seguridad, con base en tareas de inteligencia, lograron la detención de Servando Gómez Martínez, jefe de una organización delictiva que operaba en la entidad.

Servando Gómez cuenta con 49 años de edad y es originario de Arteaga, en el municipio de Michoacán.

A principios del año 2000, se inició en el tráfico de droga, particularmente se dedicó a la compra y venta de mariguana.

Para entonces, el grupo delictivo predominante en la entidad, estaba encabezado por Armando Cornelio Valencia y Luis Valencia, del cual se escinde para unirse con el grupo que dirigía Osiel Cárdenas Guillén, lo que propició una serie de cruentos enfrentamientos en Michoacán.

A raíz de la detención de Osiel Cárdenas, Jesús Méndez y Nazario Moreno, asumen el control de las actividades delictivas en el estado, y designan a Servando Gómez, como jefe de plaza en Lázaro Cárdenas.

En el año 2006, se da a conocer públicamente, la presentación de esta organización criminal, a través de carteles y mantas que dejaban junto a las víctimas mutiladas.

A partir de 2007 la misma organización delincuencial, inició su expansión hacia otros estados.

En este contexto, Gómez Martínez es designado como jefe regional e inicia la extorsión a diversos ayuntamientos a los que cobraba cuota sobre el monto de sus distintas participaciones.

Dentro de sus actividades criminales, es de destacar que en julio de 2009, este sujeto intervino en el asesinato de 12 compañeros de la Policía Federal, quienes realizaban una investigación con la finalidad de detenerlo.

Esta acción provocó que Gómez Martínez trasladara su zona de seguridad y su centro de operación al municipio de Tumbiscatío.

En noviembre de 2010, coordinó ataques simultáneos a instalaciones de la Policía Federal en los estados de Guanajuato, Guerrero y el propio Michoacán.

A inicios de 2011, Enrique Plancarte y Servando Gómez, establecen una nueva agrupación delictiva, como escisión de la que anteriormente encabezaba Nazario Moreno.

En este marco, en enero del año pasado, se implementó, como lo señalaba el señor Secretario de Gobernación, una estrategia de atención para disminuir los índices delictivos y desarticular a las organizaciones delincuenciales.

Esta estrategia derivó en la detención o abatimiento de los principales líderes de la misma, solo, solo restaba la aprehensión de Servando Gómez Martínez, cuya capacidad operativa y de movilidad se había visto disminuida.

En la búsqueda de líneas de investigación para ubicarlo, se logró identificar a mediados del año pasado en Tumbiscatío, a personas de su confianza, quienes fungían como intermediarios con sus familiares más cercanos.

Estos cómplices se encargaban de recolectar víveres, ropa y medicamentos que entregaban a otro responsable del siguiente cinturón de seguridad en la región de la sierra donde se ocultaba.

Estas tareas de inteligencia, permitieron traspasar el siguiente cerco de seguridad y llegar así hasta su entorno más cercano.

En septiembre de 2014, se logró identificar a una persona de su máxima confianza, misma que fungía como mensajero y enviaba a su vez las instrucciones a los distintos jefes locales de los lugares en los que Gómez Martínez aún mantenía algún tipo de actividad delictiva.

En noviembre pasado, informes de inteligencia indicaban que dicho mensajero residía en la ciudad de Morelia, y que tenía una gran movilidad hacia diversos puntos de esa ciudad.

Por lo tanto, se instalaron células de vigilancia en las diversas zonas para tratar de ubicar a Servando Gómez Martínez.

Derivado de un seguimiento de poco más de cuatro meses, se identificaron 10 domicilios donde se mantenía vigilancia permanente, con lo que se logró precisar vehículos, personas y modus operandi de su grupo de seguridad.

Así, el 2 del presente mes, se observó el ingreso del multicitado mensajero al domicilio ubicado en la calle de Fidencio Juárez, número 49, Colonia Tenencia Morelos, en el municipio de Morelia.

Para pasar inadvertido, el mensajero contaba con el apoyo de varias personas, quienes conseguían los alimentos, la ropa y los vehículos que utilizaban.

Del seguimiento a una de estas personas, se pudo identificar una camioneta, la cual se encontraba registrada a nombre de una de las parejas sentimentales de Servando Gómez.

Otro dato importante, para confirmar la ubicación de Gómez Martínez, fue el que ocurrió el 6 de febrero pasado, fecha de su cumpleaños, donde células de campo de las dependencias federales, lograron observar en un municipio de Morelia, a varias personas identificadas en la investigación, aportando pasteles, refrescos y comida.

Así, la madrugada del día de hoy, estas mismas células, percibieron movimientos inusuales en los alrededores del domicilio ya referido, pues el grupo delictivo aumentó la seguridad, instalando vehículos en los accesos a dicho punto.

En ese momento, se alertó al Grupo de Operaciones Especiales, quie logró la detención de Servando Gómez, en el momento en que salía del inmueble referido, portando una gorra y una bufanda con la que intentaba disimular su identidad.

Servando Gómez Martínez, cuenta con ocho órdenes de aprehensión y se encuentra vinculado con diversas indagatorias ministeriales por delitos como secuestro, extorsión, homicidio, tráfico de armas y de droga, principalmente la conocida como cristal.

El Gobierno de la República ofrecía una recompensa de hasta 30 millones de pesos por información que llevara a su captura.

Junto con Servando Gómez Martínez, fueron detenidas las siguientes personas:

Eduardo Esteban Avilés, de 43 años de edad, y originario de Tijuana, Baja California.

María Antonieta Luna Ávalos, de 27 años de edad, originaria de Lázaro Cárdenas, Michoacán.

Juan Manuel Ayala Maldonado, de 38 años.

Edgar Augusto Ramírez Haro, de 33.

Fabricio Magaña Jurado, de 18 años.

Jesús Fernando Magaña Gutiérrez, de 24 años. Estos últimos cuatro citados, originarios del municipio de Uruapan.

También fue detenido Cristian Emanuel Arias Sánchez, de 30 años, originario de Guadalajara, Jalisco.

Y Marcelo Reyes Sánchez, de 46 años, oriundo de Tumbiscatío.

A los detenidos se les aseguró un lanzagranadas con tres granadas de fragmentación calibre 40 milímetros; cuatro armas largas; una UZI; siete armas cortas; dos cargadores de disco; tres tubos silenciadores; un paquete de la sustancia que parece ser cocaína; tres vehículos; ropa táctica policial; aparatos de comunicación y trípticos de una organización autodenominada Caballeros Templarios.

Por otra parte, de manera simultánea al operativo desarrollado en Morelia, se llevó al cabo una acción similar en Mérida, Yucatán, donde se logró la detención también por fuerzas federales, de Flavio Gómez Martínez, de 43 años de edad, y hermano de Servando, que era quien administraba los recursos de la familia.

Flavio Gómez Martínez se encuentra vinculado con al menos cinco indagatorias ministeriales y se le aseguró en el momento de su detención, un arma larga, un arma corta y dosis de droga.

Es importante destacar que tanto el operativo de Morelia, como el de Mérida, se llevaron a cabo sin que se realizara un solo disparo.

Los detenidos y lo asegurado, han sido puestos a disposición del Agente del Ministerio Público de la Federación, adscrito a la SEIDO de la Procuraduría General de la República.

Por último, quiero señalar que el señor Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, nos ha instruido a las instituciones que integramos el Gabinete de Seguridad, de ir con toda la fuerza del Estado por los delincuentes que le roban la tranquilidad a la ciudadanía de nuestro país.

Muchas  gracias.




Agregar un comentario