Diálogo Económico de Alto Nivel México–Estados Unidos

356

El Vicepresidente Biden recibió a representantes del gobierno de México para la segunda reunión del Diálogo Económico de Alto Nivel (DEAN) en el Edificio Eisenhower. El DEAN es una plataforma flexible que permite a los gobiernos de México y Estados Unidos avanzar en las prioridades económicas, promover el crecimiento, generar empleos y mejorar la competitividad. Miembros de los gabinetes de México y Estados Unidos se reúnen anualmente, mientras que funcionarios a nivel subsecretaría trabajan en estas metas todo el año. Representantes de la iniciativa privada y la sociedad civil son una parte importante de este proceso. Juntos, ambos países dialogamos sobre la mejor manera de desarrollar nuestra relación económica con el objetivo de fortalecer la economía de América del Norte, al tiempo que apoyamos a nuestros trabajadores y empresas.

El DEAN también ayudará a avanzar nuestros esfuerzos por concluir el Acuerdo de Asociación Transpacífica, un acuerdo histórico del siglo XXI sobre comercio e inversión que incluye a 12 países de Asia y el Pacífico, y que busca profundizar las relaciones económicas regionales e impulsar el crecimiento económico, el desarrollo, la prosperidad y la generación de empleos.

El DEAN se lanzó mediante una reunión a nivel gabinete en septiembre de 2013 en México. El Vicepresidente Biden fue el anfitrión de la reunión del 6 de enero de 2015 en Washington—el segundo diálogo a nivel gabinete—lo que nos dio la oportunidad de evaluar nuestros logros a la fecha, y establecer prioridades para el 2015.

Quién participa en el DEAN

Del lado estadounidense, el DEAN es copresidido por el Departamento de Estado, el Departamento de Comercio y la Oficina del Representante Comercial de los Estados Unidos, e incluye también la participación de otras dependencias, como los Departamentos de Agricultura, Energía, Seguridad Nacional, Interior, Trabajo, Transporte y Tesoro, además de la Agencia Internacional para el Desarrollo y otras entidades gubernamentales.  La parte mexicana está copresidida por las Secretarías de Economía, Hacienda, y Relaciones Exteriores, e incluye la participación de las Secretarías de Agricultura, Comunicaciones y Transportes, Educación,  Energía, Trabajo y Turismo, junto con la Administración de Aduanas, ProMéxico, el Instituto Nacional del Emprendedor y otros. La contribución de las partes interesadas es crucial para hacer al DEAN una plataforma dinámica, y damos la bienvenida a la retroalimentación del sector privado y la sociedad civil en el sitio web: www.trade.gov/hled.

Metas del DEAN

Con el fin de elevar la relación económica y abrir oportunidades para los consumidores, los empleados, la iniciativa privada y dueños de negocios en ambos lados de la frontera, México y Estados Unidos han desarrollado un plan de trabajo basado en tres pilares:

1- Promover la Competitividad y Conectividad;

2- Fomentar el Crecimiento Económico, Productividad, Emprendimiento e Innovación; y

3- Crear Alianzas para el Liderazgo Regional y Global.

Dentro de estos tres pilares, nuestros gobiernos se han comprometido a las siguientes prioridades para el 2015:

– Cooperación sobre energía y cambio climático. Durante la reunión de enero de 2015, por primera vez nuestros gobiernos acordaron agregar la cooperación sobre energía y cambio climático al plan de trabajo del DEAN. Los Estados Unidos y México mejorarán la comunicación y la colaboración entre nuestras dependencias de energía, facilitarán el flujo transfronterizo de equipo relativo al sector, mejorarán los flujos de información, crearán un consejo de energía binacional para empresas, incrementarán cooperación regulatoria, y mejorarán los programas de seguridad y de desarrollo de capacidades, incluyendo entrenamiento para los reguladores de energéticos en apoyo a la reforma de México. También continuaremos los esfuerzos que ayuden a nuestros gobiernos a cumplir con nuestras metas sobre el cambio climático, incluyendo la promoción de la energía renovable, compartir estrategias de desarrollo bajo en emisiones, y trabajar juntos, mediante cooperación técnica e intercambio de información, en la mejor implementación de nuestros objetivos compartidos antes y después del 2020. En apoyo a una colaboración regional sobre energía y cambio climático más amplia, México será el anfitrión en 2015 de la Alianza de Energía y Clima de las Américas y la Reunión Ministerial de Energía Limpia.

– Ampliar la cooperación regulatoria. La cooperación regulatoria puede incrementar el crecimiento económico en cada país; reducir los costos para los consumidores, las empresas, los productores y los gobiernos; incrementar el comercio en bienes y servicios, y mejorar nuestra capacidad de proteger el ambiente, la salud y la seguridad de nuestros ciudadanos. Nuestros gobiernos se han comprometido a colaborar en áreas prioritarias, y continuar el trabajo del Consejo de Cooperación Regulatoria de Alto Nivel.

– Fortalecer y modernizar nuestra frontera. Nuestros gobiernos han acordado enfocarse no sólo en la infraestructura y la facilitación del comercio y los viajes legítimos, sino en los elementos sociales, económicos, financieros y ambientales para el desarrollo adecuado de la región. También, mediante procesos complementarios como la Iniciativa de Administración Fronteriza del Siglo XXI, nuestros gobiernos se han comprometido a identificar los proyectos prioritarios y reducir los cuellos de botella en la frontera.

– Incrementar los intercambios educativos y mejorar el desarrollo de la fuerza laboral. Los Estados Unidos y México crearon el Foro Bilateral de Educación Superior, Innovación e Investigación (FOBESII) para incrementar los programas de intercambio educativo y profesional, promover la investigación conjunta sobre ciencia y tecnología, y motivar la innovación. El FOBESII complementa la iniciativa Fuerza de Cien Mil en las Américas del Presidente Obama, que busca aumentar la movilidad estudiantil entre los Estados Unidos y los países del Hemisferio Occidental, incluyendo México. Al invertir en nuestros ciudadanos, esta iniciativa crea una fuerza laboral y una economía regional más fuerte en beneficio de nuestras dos naciones.

– Apoyar esfuerzos por la transparencia y contra la corrupción. Apoyamos medidas que mejoren la transparencia gubernamental, incluyendo la Asociación para el Gobierno Abierto (OGP), presidida este año tanto por el gobierno como por la sociedad civil de México. En 2015, continuaremos trabajando con nuestros socios de la OGP alrededor del mundo para apoyar los avances del gobierno abierto, el presupuesto abierto, el acceso a la información, la transparencia y la lucha contra la corrupción. Esto incluye apoyo a los esfuerzos del gobierno por implementar los compromisos dentro del Plan Nacional de Acción de OGP.

– Promover la cultura emprendedora y la innovación. El Departamento de Estado de los Estados Unidos y el Instituto Nacional del Emprendedor (INADEM) lanzaron el Consejo Mexico- Estados Unidos para el Emprendimiento y la Innovación (MUSEIC) para promover el papel que la cultura emprendedora y la innovación desempeñan en el crecimiento económico. La meta de esta asociación binacional público-privada tan especial es mejorar la competitividad regional al promover el ecosistema emprendedor de alto impacto de América del Norte.

– Promover la inversión. Las agencias que promueven la inversión en ambos lados de la frontera—SelectUSA y ProMéxico—están avanzando sobre su acuerdo de 2014. Han comenzado a compartir información y colaborar en eventos de promoción de inversión para multiplicar nuestra fortaleza económica compartida con el fin de lograr la ventaja competitiva en el mercado global.

– Promover el empoderamiento económico de la mujer. Ambos gobiernos reconocen al empoderamiento y la participación económica de la mujer como esenciales para la competitividad. Cuando promovemos la cultura emprendedora, el intercambio educativo o la competitividad regional, México y los Estados Unidos han integrado las cuestiones de género como una alta prioridad.

– Éxitos del DEAN

El DEAN ha producido resultados tangibles. Hemos firmado un acuerdo de transporte aéreo el cual beneficiará a viajeros, remitentes de carga, aerolíneas y las economías de ambos países al ofrecer precios competitivos y servicio más conveniente. Nuestros dos países han aumentado la cooperación para administrar nuestros sistemas de telecomunicaciones de manera más eficiente. Las mejoras de infraestructura en la frontera han reducido los tiempos de espera de manera importante para las personas que cruzan a los Estados Unidos en San Diego, California, y Nogales, Arizona. Firmamos un acuerdo de reconocimiento mutuo de nuestros respectivos programas de “viajero confiable” para facilitar el flujo transfronterizo de bienes, y firmamos un Memorando de Intención para promover la inversión. Juntos creamos el Foro Bilateral sobre Educación Superior, Innovación e Investigación (FOBESII) el cual llevó a cabo una serie de seis talleres que incluyeron a más de 450 involucrados de las esferas gubernamental, privada y académica, todos trabajando para dar impulso a los estudios y carreras de cientos de estudiantes y profesionistas. Con los sectores académico y privado, facilitamos el envío de más de 27,000 estudiantes y maestros mexicanos a los Estados Unidos en 2014, y firmamos 23 nuevos acuerdos bilaterales de educación. Firmamos un Memorando de Entendimiento para iniciar un programa de intercambio consular entre nuestros ministerios de relaciones exteriores. Formamos el Consejo México-Estados Unidos para el Emprendimiento y la Innovación (MUSEIC) y llevamos a cabo eventos diseñados para mejorar el acceso al financiamiento para las empresas, además de promover sesiones de entrenamiento empresarial.  Conectamos a redes de pequeñas empresas en México y los Estados Unidos para que intercambiaran prácticas innovadoras y apoyaran a empresarios a ambos lados de la frontera.

Estas acciones son sólo un principio, y el 2015 promete ser otro año de éxito para el DEAN. Con el DEAN prosperamos juntos.




Agregar un comentario