Optimismo por 2015; atrás queda un año dificultoso

176

La nación deja atrás un año dificultoso y se encamina hacia un nuevo momento de crecimiento y optimismo, toda vez que empiezan a funcionar las reformas estructurales y que, al mismo tiempo, se recupera la economía de Estados Unidos, lo que significa para México un mayor nivel de exportaciones hacia la potencia del norte, así como el crecimiento de las remesas de mexicanos trabajadores en aquel país.

La baja drástica en los precios del petróleo se reflejó fuertemente en el tipo de cambio, pero las reservas monetarias no han sido afectadas por ello y se mantienen en un alto nivel cercano a los 200 mil millones de dólares.

POLÍTICA DE DIÁLOGO Y TOLERANCIA

El gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto logró mantener en el 2014 una política de diálogo y tolerancia, hasta el límite, en el caso de Iguala-Ayotzinapa, sobre todo hacia los angustiados padres de familia de los normalistas desaparecidos, cuyo dolor y tragedia conmovieron a México y a la opinión pública internacional.

Un gobierno democrático tiene que agotar todos los caminos y expedientes para encontrar soluciones adecuadas y acertadas a los problemas, por más graves que sean; y así lo intentó el Presidente Enrique Peña Nieto, que dio instrucciones precisas a sus colaboradores y operadores en materia de seguridad pública, para evitar cualquier derramamiento de sangre, no obstante las voces diversas que pedían acciones más drásticas para evitar el cierre de carreteras y el desorden en la Ciudad de México, en Chilpancingo y Acapulco; el ataque de edificios públicos incluyendo El Palacio Nacional, cuya puerta principal fue quemada; el incendio del Palacio de Gobierno del Estado de Guerrero, en Chilpancingo y varios inmuebles municipales, como el de Iguala, y el cierre de vías de comunicación en Acapulco y el ataque al alcalde de esta ciudad, Luis Walton, por grupos bien identificados.

SE LLEGÓ A LOS LÍMITES DE TOLERANCIA

Es muy probable que en todo el caso de Iguala- Ayotzinapa se haya llegado a los límites de tolerancia, que además del bloqueo a la carretera del Sol, llegó a confrontaciones de grupos con los cuarteles militares de Iguala y de Ayutla de los Libres, así como al secuestro, golpeo y atropellamiento de varios policías federales  en la ciudad de Chilpancingo, Guerrero; lo cual llevó a varios sectores de la opinión pública nacional a demandar acciones drásticas, de acuerdo a la ley.

Con todo, el Presidente Enrique Peña Nieto, resistió, en todo este tiempo la tentación al uso legítimo de la fuerza armada y, en su lugar, propuso el diálogo, la tolerancia y la negociación, para llegar a soluciones verdaderas, en un afán muy noble de no ensangrentar el Estado de Guerrero.

El presidente ha preferido seguir todos los caminos legales y posibles de negociación y diálogo para llegar a una solución apegada a derecho que pueda satisfacer a los angustiados padres de los 43 estudiantes normalistas.

RESISTENCIA DE PRIVILEGIADOS AL CAMBIO ESTRUCTURAL

Curiosamente, el conflicto de Iguala sirvió como detonador para el afloramiento de resistencias y rencores de grupos privilegiados así como de otros gremios que se sintieron afectados por Las Reformas Estructurales que fueron aprobadas entre finales del 2013 y principios del 2014.

Así, los grandes monopolios de las telecomunicaciones, en sus diversas especialidades: telefonía, televisión, Internet, han manifestado en diversas formas, abiertas o soterradas, su insatisfacción y malestar, y han alentado y se han sumado sectores que piden al gobierno lo imposible, con la esperanza de que pudiera venir otro gobierno pronto, a restaurarles sus privilegios que han perdido con la nueva legislación aprobada por el Congreso de la Unión, a instancias del jefe del  Poder Ejecutivo Federal, léase: Enrique Peña Nieto; pero los privilegios se han perdido para siempre, y no volverán; México no será más el país de los monopolios.

REBELIÓN CONTRA LA REFORMA FISCAL

Los empresarios mexicanos, altos chicos y medianos, acostumbrados a pagar “impuestos razonables” a su leal saber y entender, y en muchos casos a evadir los más impuestos que se puedan, en formas verdaderamente ingeniosas, se vieron cercados por una Reforma Fiscal moderna, que impide la evasión y que electrónicamente coteja y comprueba ingresos y egresos, así como utilidades, han pegado el grito en el cielo; pero esta Reforma Fiscal fue aprobada por el Congreso de las Unión y, no es que sea draconiana, sino que el sistema fiscal es menos vulnerable y, por el momento, se ha vuelto inevitable, por efecto de los sistemas electrónicos avanzados; eso produjo una verdadera “rebelión contra la Reforma Fiscal” proveniente de grandes y medianos empresarios.

En cuanto a los pequeños y mínimos productores, la Reforma Fiscal ha tratado de engancharlos de diversas maneras, para incorporarlos al sistema fiscal, y que este tenga mayor base de sustentación, que es lo que siempre habían pedido los empresarios más grandes; aunque, naturalmente, los pequeños y mínimos comerciantes y empresarios en general, tienen desconfianza del sistema fiscal y tratan de evitarlo a toda costa,  muchos ya se han incorporado según los términos de la nueva legislación.

LAS REDES SOCIALES: UN EJÉRCITO CONTRARIO

Un fenómeno nuevo, que no habían confrontado otros gobiernos federales mexicanos es el de las llamadas “redes sociales”, que se ha convertido verdaderamente en un ejército que va más allá de la crítica y que ha intentado con éxito la combatividad.

El actual gobierno tiene frente a sí un fenómeno distinto con el que tiene que convivir, y buscar la forma de dialogar y negociar con el mismo, a fin de llegar a objetivos comunes y constructivos, en favor del país.

En Egipto, hace tres años, las redes sociales lograron derrocar al gobierno de Hosni Mubarak; pero ahí había otras condiciones sociales, políticas y económicas, muy distintas a las de nuestro país; pero de todas formas, no se puede descuidar la acción de las “redes sociales”, máxime cuando se sabe que pueden ser operadas o influidas eficazmente por grupos de intereses económicos y políticos aviesos, que se benefician siempre con el debilitamiento de las instituciones nacionales.

 

LA REFORMA EDUCATIVA TAMBIÉN AFECTÓ INTERESES

Es indudable que la Reforma Educativa también ha afectado intereses y privilegios particularmente de grupos regionales de maestros o profesores de Oaxaca y Guerrero que no quieren someterse a ninguna forma de control académico ni administrativo, aunque ello se refleje en la mala calidad de los servicios educativos que imparten y que dañan gravemente la calidad de la educación que reciben millones de niños de Oaxaca y Guerrero, y que por lo mismo no tendrán un nivel competitivo con sus similares de otras regiones de nuestro país; de ahí la virulencia de los ataques y las reacciones de estos grupos que intentan desconocer toda autoridad y todo cauce legal y, por lo mismo, proponen derogar la Reforma Educativa ya aprobada por el Congreso de la Unión; y tanto en Oaxaca como en Guerrero, pretenden establecer “un Estado dentro del Estado”.

INOPORTUNA BAJA DE LOS PRECIOS DEL PETRÓLEO

De 100 dólares a 48 ha sido la vertical caída de los precios del petróleo mexicano, y con ellos sus efectos sobre el peso y el tipo de cambio que en las últimas semanas del 2014 se depreció en casi 12%.

Nuevos sistemas tecnológicos han permitido que los Estados Unidos aumenten en forma rápida y gigantesca sus producción de petróleo y gas, al mismo tiempo que los países árabes mantienen alta su producción dando lugar con ello a una brusca caída del precio mundial de los hidrocarburos en perjuicio de Rusia, Venezuela y México: así es el mercado.

Esta nueva lección de la caída de los precios del petróleo debe ser aprovechada ahora por nuestro país y, de acuerdo a las Reformas Estructurales planteadas, abocarse a la construcción de refinerías e infraestructura petroquímica que le den valor agregado al crudo mexicano a fin de que, en lo futuro, nuestra producción petrolera, ayudada por la petroquímica, alcance nuevos valores, de tal forma que nuestro petróleo no sea ofrecido a lo que se llama “precio vil”.

CUMBRE PEÑA NIETO – OBAMA

El encuentro cumbre entre el Presidente Enrique Peña Nieto y el Presidente Barack Obama, con que se inicia este año del 2015 es una buena señal tanto para lo económico como en materia de seguridad pública.

De esta cumbre saldrán acuerdos muy importantes tanto para combatir con más eficacia al crimen organizado en ambas naciones, como para encontrar mejores mecanismos de colaboración económica, tanto para elevar el nivel de crecimiento de la economía mexicana, en particular, como para darle mejores condiciones de trabajo a los millones de mexicanos que laboran en los Estados Unidos.

Como decían los antiguos: “Año de nones, año de dones”.

¡Feliz 2015 les desea Macroeconomía a sus lectores!

Por el Lic. Mauro Jiménez Lazcano, Director General de la Revista Macroeconomía




Agregar un comentario