“Plata, para calmar el berrinche nacional”, llamado de Hugo Salinas Price al Presidente de la República y al Congreso de la Unión

126

Cuando un bebé está haciendo berrinche porque está cansado o porque tiene sueño, la mejor forma de hacer que se le olvide su enojo es distraerlo con cualquier artículo que tenga uno a la mano: un par de anteojos, una sonaja, una pluma.

El pueblo mexicano está enojado y cansado, y está haciendo un berrinche tremendo.  Imposible, corregir o quitar todos los motivos de su enojo. Lo que se necesita es distraerlo con una buena noticia que cautive su atención e imaginación.

Durante nueve años, estuve insistiendo ante el Congreso de la Nación que se monetizara la onza de plata «Libertad» que produce la Casa de Moneda, para darle un valor monetario – convertirla en dinero contante y sonante – que sería flotante: una cotización en pesos mexicanos de parte de Banxico, ligeramente superior al valor de la onza de plata en los mercados internacionales; valor que sería ajustado a la alza, con alzas en el valor de la plata.

Mi insistencia sobre este proyecto no tuvo éxito, pero sí obtuvo bastante apoyo en el Congreso, de parte tanto de diputados federales como de senadores. Un intrascendente conflicto partidista, en el que el PRD abandonó su apoyo, dio al traste con la medida que requería de una votación conjunta del PRD con el PRI, que favorecía la medida.

¡México necesita una buena noticia! ¡México es un país maravilloso! Tenemos tantos y tantos problemas, pero la Patria es grandísima y generosa.

Señor Presidente, Señores Senadores, Señores Diputados:

Concédanle a México, a los mexicanos, un gran regalo, que no costará un centavo, sino que le traerá a las arcas federales más ingresos por vía de impuestos a la  minería, al hacer subir el precio de la plata en los mercados internacionales.

Se nos pisaron los callos, a todos los sectores posibles del país, con la ráfaga de reformas fiscales. Todo a favor de fortalecer al Estado.

Ahora que estamos bien enchilados los mexicanos, le toca al Gobierno Federal corresponder con algo para el beneficio popular general.

¡Concédase a los mexicanos, una moneda de plata convertida en dinero!

Reflexionen, Señor Presidente, Señores Senadores y Diputados: es preciso apaciguar los ánimos del pueblo.

Es preciso darle esta buena noticia, misma que resonará con admiración por todos los rincones de planeta, en forma instantánea:

¡México tiene una moneda de plata que es dinero!

Apoyo unánime de todos los gobernadores reunidos en la CONAGO a la Iniciativa Moneda de Plata para México, en marzo de 2006. En la imagen, en primer plano, el entonces gobernador del Estado de México y hoy presidente, Enrique Peña Nieto, Amalia García, gobernadora de Zacatecas por el PRD, Carlos Abascal, secretario de Gobernación del gobierno de Vicente Fox y Juan Carlos Romero Hicks, gobernador de Guanajuato por el PAN.

Por Hugo Salinas Price




Agregar un comentario