El Diálogo como estilo de Gobierno

186

Cuando el Secretario de Gobernación Miguel Osorio Chong dialogó a media calle con 20 mil estudiantes del Politécnico sólo interpretaba el Estilo de Gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto.
En el régimen de PRI, así son las cosas: los secretarios de Estado actúan o deben actuar como el Presidente les indica; no es que sea de su propia iniciativa.
Hizo bien Osorio Chong en salir al paso de ese toro bravo que son los estudiantes el 30 de septiembre y toreó con valentía; dio buenos pases de pecho y unas revoleras, y citó para el viernes 3 de octubre a las 15:00 horas.
Hombre valiente, inteligente y cauto, porque en ese lance con los estudiantes del IPN, que por miles recorrieron Reforma y Bucareli, se estaba jugando toda su carrera política, y salió adelante.
Prácticamente todos los medios de difusión y comentaristas de opinión pública coincidieron en reconocer el arrojo e inteligencia de Miguel Osorio Chong, Secretario de Gobernación, y nosotros también coincidimos en lo mismo. ¡Qué bueno que así sea!
La política del diálogo es la mejor; así se reconoce desde la antigüedad; Osorio Chong representó bien al Gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto, y logró una salida difícil pero viable a un problema que pudo haber crecido.
El Presidente Enrique Peña Nieto ha dado instrucciones a todos sus colaboradores cercanos de que atiendan los problemas en forma inmediata, y no los dejen crecer; que se resuelvan los asuntos por las vías mejores y dentro de la ley vigente y con respeto a los Derechos Humanos.
Este Gobierno es y será un Gobierno de garantías; un gobierno de respeto a la población y de respeto a los Derechos Humanos en su concepción moderna y actualizada.
Así lo demuestran también las medidas que se están tomando con los asuntos de Tlatlaya, Edomex, y de Iguala, Guerrero, igual que en Michoacán y Tamaulipas y en otros focos de conflicto y violencia.
Nuestro país, México, avanza en todos los campos, en medio de dificultades, pero sigue adelante.
¡Enhorabuena!




Agregar un comentario