“Vivimos la relación más intensa México-E.E.U.U.”: Embajador Anthony Wayne

372

Nos da mucho gusto a mi esposa  Pam y a mí darles la bienvenida a nuestra casa esta noche para unirse a nosotros y celebrar la Declaración de Independencia de nuestra nación hace 238 años.

En esta fecha rendimos tributo a los sacrificios y visión perdurable de nuestros padres fundadores.  Tomaron decisiones audaces que marcaron la pauta para el desarrollo de nuestro país, y consagraron los valores or los que luchamos arduamente por alcanzar en el mundo de hoy.  Estamos muy agradecidos por sus esfuerzos y por el empeño de todas las generaciones posteriores, incluidas las que están prestando servicio en la actualidad, para preservar y mejorar nuestra democracia.

México es un amigo y socio muy importante de los Estados Unidos. Quienes trabajamos en la misión diplomática de nuestro país aquí, representamos los intereses de los Estados Unidos, al mismo tiempo que buscamos mejorar nuestra relación con nuestros vecinos y socios mexicanos.  Nuestra asociación con México no es sólo entre los gobiernos, sino que abarca también a las empresas, las instituciones educativas, las organizaciones de la sociedad civil y a millones de individuos talentosos y dedicados.

La relación entre los Estados Unidos y México toca muchísimos aspectos relacionados con millones de ciudadanos de ambos países: desde los negocios y el comercio hasta la seguridad de nuestros ciudadanos, desde la educación de nuestros jóvenes hasta las conexiones muy personales que hacemos todos los días, desde la preservación de nuestro medio ambiente hasta invertir en nuestro futuro.

Uno de los indicadores de nuestra cooperación es el número de visitas que nuestros dirigentes han hecho mutuamente.  Desde el 4 de julio pasado, el Presidente Obama viajó a México para reunirse con el Presidente Peña Nieto y el Primer Ministro de Canadá Harper con el fin de promover una mayor competitividad de la América del Norte en el mundo.

El Vicepresidente Biden vino en septiembre para lanzar el Diálogo Económico de Alto Nivel. El Secretario Kerry estuvo aquí en mayo para dar inicio al Foro Binacional sobre Educación Superior, Investigación e Innovación.  Y hemos tenido muchas visitas de líderes de nuestro gabinete, congresistas y de dirigentes estatales y de importantes ciudades que han venido a hablar sobre una amplia gama de asuntos con sus contrapartes mexicanos, empresarios y representantes del mundo académico, de organizaciones no gubernamentales, estudiantes y jóvenes, y muchos ciudadanos comunes.  Líderes mexicanos han visitado de igual forma a sus contrapartes en los Estados Unidos.

La relación entre los Estados Unidos y México toca la vida diaria de más ciudadanos en ambos países que cualquier otra relación que tenemos con otras naciónes.  Tenemos éxitos y también afrontamos serios retos.  Ninguna relación está exenta de dificultades.  La medida de una relación madura no es la ausencia de baches, sino cómo manejamos estos incidentes inevitables.  Esta relación entre México y los Estados Unidos se ha movido a una etapa de asociación madura que nos permite continuar la importante cooperación y progreso, al mismo tiempo que podemos manejar de manera separada las complicaciones que van a surgir de forma inevitable con respecto a nuestra frontera compartida, nuestras economías entrelazadas y nuestras comunidades comunes.

Hay mucho de lo que podemos estar orgullosos:

Hace 20 años creamos el TLCAN (Tratado de Libre Comercio de América del Norte), que permitió que nuestros sectores privados hicieran crecer nuestras economías a través del comercio.  Nuestro intercambio bilateral llegó de manera impresionante a 552,300 (quinientos cincuenta y dos mil trescientos) millones de dólares en bienes y servicios en 2013.  Se trata de un crecimiento promedio del 10.4 por ciento desde 2011.  Más de 18,000 empresas estadounidenses operan en México, y cada vez más empresas mexicanas están haciendo lo mismo en los Estados Unidos.

Muchos de ustedes, mexicanos y estadounidenses, son responsables de tal crecimiento y de la mejoría en la calidad de vida que éste ha traído a nuestros ciudadanos en ambos lados de la frontera.

Estamos trabajando duro a través del Diálogo Económico de Alto Nivel para facilitar un comercio más eficiente entre nuestras naciones y hacer que la América del Nortea sea más competitiva en el mundo.  Esto va a beneficiar a amplios segmentos de nuestras poblaciones – consumidores, trabajadores y fabricantes.

Nuestros presidentes se dieron cuenta el año pasado que si queríamos ser más competitivos en el mundo, necesitábamos ampliar el número de jóvenes que puedan hablar entre sí, que comprendan sus mutuas culturas y que puedan innovar juntos.  A través del Foro Bilateral en Educación Superior, Innovación e Investigación, contamos ahora con más de 50 universidades en ambos lados de la frontera que están trabajando hombro con hombro para mejorar las oportunidades educativas desde los colegios comunitarios, a las universidades, hasta los estudios de posgrado, la investigación y la innovación.

Gracias a generosas contribuciones de socios en el sector privado y de los gobiernos de los Estados Unidos y de México, estamos creciendo en nuestro programa de becas Fulbright, ampliando otras oportunidades educativas, y hemos establecido un dinámico Consejo México-Estados Unidos sobre Empredimiento e Innovación.  Hoy mismo, estuvieron con nosotros funcionarios y universitarios mexicanos en nuestra Sección Consular cuando 250 estudiantes mexicanos recibieron sus visas para participar en programas de verano en los Estados Unidos.

Los cimientos muy especiales en los que estamos construyendo son la herencia de los más de ¡30 millones estadounidenses de ascendencia mexicana y los casi dos millones de ciudadanos de mi país que viven en México!

Nuestro creciente turismo fortalece esto con más de 20 millones de turistas que visitaron México el año pasado, y más de 14 millones de mexicanos que visitaron los Estados Unidos, además de cientos de miles de personas que cruzan en ambas direcciones de nuestra frontera común diariamente sin incidente alguno.

Todos estos lazos tanto personales como comerciales hacen que tengamos un interés especial con respecto a la situación de la seguridad en nuestros países.   Nuestros gobiernos han invertido mucho en tratar de proveer un ambiente seguro en ambos lados de la frontera.

A través de la Iniciativa Mérida, el Gobierno de los Estados Unidos ha aportado más de 1,200 millones de dólares para asistir a proyectos que buscan prevenir la violencia, promover la justicia y desmantelar organizaciones criminales peligrosas.  Ésta es una pequeña fracción de lo que el Gobierno de México ha comprometido para lograr los mismos objetivos.  Queremos hacer que nuestra asociación sea aún más eficaz en hacer frente al crimen organizado que trafica ya sea con drogas, personas, armas o dinero.

Actualmente. Nuestros gobiernos están trabajando juntos para hacer frente a los retos del aumento en la migración en ambos países de niños que viajan solos.

Se trata de travesías peligrosas para cualquiera, pero de manera especial para los niños, y no hay permisos para permanecer en los Estados Unidos al final de una terrible experiencia.

Muchas gracias a todos por ser parte de nuestra celebración esta noche y por formar parte del fortalecimiento de la relación entre los Estados Unidos y México en tantos aspectos.  Anticipamos con gran interés mayores éxitos en el futuro.

Esta celebración no podría estar completa sin los éxitos musicales más reconocidos de mi país, con ustedes, el grupo de rock Mercy.




Agregar un comentario