“China no será nunca un país hegemónico”; declaró en nombre del Ejército el Coronel Superior, Nan Ning

480

En la ceremonia conmemorativa del 87 Aniversario de la Fundación del Ejército Popular de la Liberación de China, el Agregado Militar, Naval y Aéreo Coronel Superior Nan Ning declaró en nombre de las Fuerzas Armadas de su país que “China nunca será una potencia hegemónica y que siempre promoverá la paz mundial”.

En una ceremonia que presidió en la embajada en nuestro país, en la avenida San Jerónimo, el Embajador de la República Popular China en México, y ante decenas de agregados militares extranjeros y la representación del Ejército Mexicano, el Coronel Superior Nan Ning dijo que el Ejército de esa nación está, primero, para resguardar la seguridad nacional de su país y, en segundo término, para ayudar a preservar la paz mundial y la cooperación pacífica entre los países.

En el acto, fueron mostrados impresionantes videos de los avances tecnológicos y humanos alcanzados por las Fuerzas Armadas de la República Popular China, que ratificó, a través del Embajador Qiu Xiaoqi su voluntad clara de mantener una estrecha amistad y cooperación con el gobierno y el pueblo de México.

A continuación, el discurso del Coronel Superior de las Fuerzas Armadas de la República Popular China Nan Nin:

Hoy, nos reunimos en esta solemne ceremonia para celebrar juntos el 87 aniversario de la fundación del Ejército Popular de Liberación de China. Ante todo, quiero expresar a todos ustedes aquí presentes mi sincero agradecimiento por su presencia y darles la más cordial bienvenida.

“A lo largo de los ochenta y siete años, bajo el liderazgo del Partido Comunista de China, el Ejército Popular de Liberación de China, creado en 1927, se ha fortalecido incesantemente, pasando de un ejército pequeño a uno poderoso formado hoy día por diferentes armas y servicios con cierto nivel de modernización, constituyendo una gran “muralla de acero” que protege la seguridad nacional y, al mismo tiempo, una importante fuerza para la salvaguardia de la paz mundial.

“Seguir el camino de desarrollo pacífico es una inquebrantable voluntad del Estado y la opción estratégica de China. Nuestro país aplica invariablemente la política exterior independiente y de paz y la política de defensa de carácter defensivo. Se opone a cualquier forma de hegemonismo y a la política de la fuerza, y no interfiere en los asuntos internos de otros países. China jamás disputará la hegemonía ni la procurará y tampoco practicará la expansión militar.

“La seguridad y el desarrollo de China están estrechamente vinculados con la paz y la prosperidad del mundo. Las Fuerzas Armadas de China han sido siempre una fuerza firme que salvaguarda la paz mundial y la estabilidad regional. Se han dedicado al fortalecimiento de la cooperación militar con otros países y al incremento de la confianza militar mutua. Han participado en los asuntos de seguridad regionales e internacionales, desempeñando un papel positivo en la política internacional y el campo de seguridad.

“China ha cumplido con seriedad sus responsabilidades y obligaciones internacionales, y ha apoyado y participado activamente en las operaciones de mantenimiento de la paz auspiciadas por la ONU. Conforme a las resoluciones de la ONU y los convenios alcanzados entre esta organización internacional más importante y el gobierno chino,  el gigante asiático ha enviado cascos azules  y personal militar especializado en determinadas áreas a varios países o regiones. Ellos, bajo el liderazgo de la ONU, han organizado y realizado las operaciones de mantenimiento de la paz. En la actualidad, cerca de 2000 oficiales y soldados del Ejército Popular de Liberación de China están cumpliendo tareas de mantenimiento de la paz en 9 áreas de misión de la ONU. Cabe destacar que entre los 5 países miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU, China es el país que ha aportado el mayor número de cascos azules a las operaciones de mantenimiento de la paz y, además, es el país en vías de desarrollo que cuotas más elevadas ha pagado para el mantenimiento de la paz.

“Por otro lado, las Fuerzas Armadas de China han participado activamente en operaciones internacionales de socorro y ayuda humanitaria en casos de desastres. Hasta finales del 2012,  habían participado en 36 misiones de asistencia humanitaria internacional de emergencia, enviando a 27 países víctimas de catástrofes naturales materiales de auxilio cuyo valor total superó 1,250 millones de yuanes, equivalentes a unos 200 millones de dólares estadounidenses. Mientras tanto, la Armada de China ha venido cumpliendo con sus obligaciones internacionales llevando a cabo de manera permanete las opraciones de escolta en el Golfo de Adén y las aguas marítimas de Somalia y ha realizado intercambios y cooperación con las fuerzas de escolta de otros países para proteger conjuntamente la seguridad de las vías marítimas internacionales.

“Las Fuerzas Armadas de China pondrán siempre por encima de todo la salvaguardia de la soberanía y la seguridad nacionales y los intereses del pueblo chino y considerará siempre el mantenimiento de la paz mundial y la promoción del desarrollo conjunto de todas las naciones como una tarea importante. Acelerarán la modernización de la defensa nacional y de sus fuerzas militares, participarán activamente en la cooperación internacional en materia de seguridad, y harán esfuerzos junto con las fuerzas armadas de otros países a fin de crear un ambiente de seguridad internacional caracterizado por la paz y la estabilidad, la igualdad y la confianza mutua, la cooperación y el beneficio mutuo.

“Desde el año pasado, las relaciones entre China y México vienen desarrollándose de forma integral y acelerada. Ambos países han establecido la Asociación Estratégica Integral. Al mismo tiempo, los dos ejércitos también han aumentado sus intercambios y cooperación en diversas áreas y han logrado resultados positivos. Me asiste la convicción de que con el esfuerzo conjunto de ambas partes, las relaciones amistosas tanto entre los dos países como entre los dos ejércitos experimentarán, sin duda alguna, un mayor desarrollo.

Antes de finalizar mi discurso, propongo un brindis por el Ejército Popular de Liberación de China, por la amistad entre China y México y entre las fuerzas armadas de ambos países y por la salud y el bienestar de todos los invitados.

¡Salud!”

Por el Lic. Mauro Jiménez Lazcano, Director General de la Revista Macroeconomía




Agregar un comentario