La Renta petrolera que obtenga México con las Reformas será administrada por un Fondo Petrolero: Agustín Carstens

162

En el marco del análisis y dictaminación de las iniciativas enviadas por el Ejecutivo respecto a las leyes secundarias de la reforma energética, las comisiones unidas de Hacienda y Crédito Público, de Presupuesto y Cuenta Pública y de Energía, se reunieron con el gobernador del Banco de México, Agustín Carstens Carstens para conocer las funciones del Fondo Mexicano del Petróleo para la Estabilización y el Desarrollo (FMPED).

Al respecto, Carstens Carstens aseguró que el fondo es un acierto y una parte importante dentro de la reforma energética, cuyo objetivo principal será concentrar e invertir el ahorro de largo plazo, proveniente del excedente de la renta petrolera y fungir como fondo de estabilización de los ingresos del gobierno federal.

Ante el cuestionamiento de los legisladores, rechazó que el Fondo vaya a contribuir a la generación de la “enfermedad holandesa”, que implica que todos los recursos excedentes sean inyectados a la economía como gasto.

“No se generará porque al destinar los recursos excedentes que vendrían de la reforma, en ahorro de largo plazo, se evita su impacto directo sobre la demanda agregada y su efecto sobre la inflación. Eso mismo también ayuda a que no haya ningún conflicto de interés ni que el ahorro de largo plazo vaya a generar presiones inflacionarias”, explicó.

Subrayó que las funciones principales del Fondo Mexicano del Petróleo son las de recibir, administrar y distribuir los ingresos derivados de las asignaciones y contratos que la nación adjudique a empresas productivas del Estado y particulares en las actividades de exploración y extracción de petróleo y demás hidrocarburos, según sea el caso, y evitar que los ingresos petroleros tengan un destino distinto al de la inversión y al bienestar de los mexicanos.

Refirió que la razón por la cual están petrolizadas las finanzas públicas, es porque se ha destinado al gasto gran parte de los ingresos obtenidos del sector energético. Para que haya una solidez fiscal independiente de éstos, dijo, “es importante que se establezca claramente una separación entre los ingresos adicionales y la capacidad de gasto inmediata del Estado. El chiste es que los ingresos no se usen de manera automática e inmediata en el gasto corriente”.

Al iniciar los posicionamientos, la diputada María Sanjuana Cerda Franco (Nueva Alianza) dijo que para el análisis de la legislación secundaria, es fundamental la opinión del Banco de México, pues la reforma constitucional prevé que esta institución será la encargada de administrar el Fondo Mexicano del Petróleo.

Dijo que se exigirá que los recursos del fondo se administren con honestidad, transparencia y eficiencia, porque son de los mexicanos. Propuso que los ingresos que se obtengan se inviertan en la formación de capital humano mexicano, para poder “apropiarnos de los beneficios de la apertura energética y, sobre todo, que el Estado tenga recursos suficientes para cumplir sus obligaciones sociales en materia de educación, salud y desarrollo social”.

Del PT, la diputada Lilia Aguilar Gil resaltó que es evidente que los problemas sistemáticos de Pemex y del sector energético no se resolverán abriendo el sector y menos si a éste se le ha quitado el carácter estratégico “que es uno de los verdaderos problemas que estamos enfrentando con esta reforma energética”.

Cuestionó si el sector energético tendrá la capacidad de realmente aportar al fondo Mexicano del Petróleo y quién estará interesando en invertir en una empresa como Pemex, en donde se ha dicho que para que sea productiva y eficiente hay que privatizarla, además de que mantiene una gran carga hacendaria.

El diputado Ricardo Mejía Berdeja (Movimiento Ciudadano) expresó que este Fondo es una simulación y un nuevo engaño para la población, ya que es mentira que se va a transparentar el manejo de los recursos, porque sigue el control de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Afirmó que ante la baja recaudación y la incapacidad para cobrarle a los grandes oligopolios, es evidente que se va a seguir financiando el gasto corriente con este fondo petrolero. “Es simplemente un parapeto para seguir petrolizando las finanzas del gobierno federal”.

Ricardo Astudillo Suárez (PVEM) afirmó que estará garantizado el recurso en este fondo, y dijo no compartir la opinión de las personas que aseguran que éste será una simulación. “Por primera vez vamos a ver cómo se invierte realmente el recurso en nuestro país; cómo baja a las entidades federativas”.

En su exposición inicial, Agustín Carstens Carstens detalló que el Fondo Mexicano del Petróleo será un fideicomiso público del Estado, en el que el Banco de México fungirá como fiduciario y la Secretaría de Hacienda realizará las acciones para su constitución y funcionamiento.

“Para asegurar su independencia, el Fondo Mexicano del Petróleo no quedará sujeto a las disposiciones que regulan a los fideicomisos públicos de la administración pública federal y una parte fundamental será su gobierno corporativo, mediante un Comité Técnico”.

Dicho comité, abundó, estará integrado por siete miembros, tres de ellos, representantes del Estado encabezados por el secretario de Hacienda, quien será el presidente; se completa con el secretario de Energía y el gobernador del Banco de México, los cuatro restantes serán independientes y ocuparán sus cargos por periodos de ocho años escalonados, con posibilidad de reelección.

Señaló que es fundamental tomar en cuenta que de los ingresos que se deriven de esta actividad, como el Impuesto Sobre la Renta (ISR), el IVA y otros, se enterarán directamente a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Carstens Carstens explicó que de los recursos del FMPED se harán transferencias a fondos de estabilización, especiales y de fiscalización. Entre otros, al fondo de Estabilización de Ingresos de las Entidades Federativas, al Fondo de Extracción de Hidrocarburos y a fondos sectoriales manejados por Conacyt y la Secretaría de Energía para la investigación en materia de hidrocarburos.

También, dijo, se asignarán recursos para complementar el fondeo de la pensión universal; la inversión en proyectos de inversión en ciencia y tecnología; en proyectos petroleros e infraestructura nacional, becas, proyectos de conectividad y desarrollo.

Agregó que el fondo será un estabilizador de los ingresos públicos, en caso de que ocurra un episodio extraordinario, en el cual se caiga de manera sustantiva el PIB del país, el precio de la mezcla o se reduzca la plataforma de producción, y una vez que se hayan agotado los fondos de estabilización inmediatos, se podrán hacer transferencias de la reserva del fondo para cubrir el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF).

Es una obligación, indicó el funcionario, que el fondo transfiera a la Tesorería de la Federación el rendimiento real para complementar el PEF. “Esta decisión requerirá, de acuerdo con la iniciativa que se analiza, una votación de las dos terceras partes de la Cámara de Diputados”, destacó.

En ese sentido deberemos de buscar que los choques que afecten al país no afecten al fondo. “Si ponemos todas las canicas en una sola canasta, pues entonces ese papel de contrapeso o de balance no lo jugaría el fondo”, precisó.

El gobernador del Banco de México indicó que por otro lado, se tendrán que establecer montos máximos para destinar a algún tipo de activo y se le instruye al Comité Técnico del fondo a que privilegie las inversiones de largo plazo, toda vez que los rendimientos suelen ser mayores.

De acuerdo con Carstens Carstens, la iniciativa de ley anticipa que el Banco de México abra cuentas al Fondo Mexicano del Petróleo para que pueda, a partir de ahí, realizar todas sus operaciones, “aunque también se establece el requisito que las cuentas nunca podrán estar con saldo negativo”.

Si están con saldo negativo, explicó, querría decir que el Banco de México le estaría dando crédito, “lo cual, de manera apropiada, la iniciativa prevé que no exista esa posibilidad”.

En términos de vigilancia y responsabilidades, dijo, el patrimonio del fideicomiso será considerado de naturaleza federal y parte de la hacienda pública federal, por lo que quedará sujeto a todas las medidas de revisión y fiscalización de la Auditoría Superior de la Federación.

En la ronda de preguntas y respuestas, la diputada Lucila Garfias Gutiérrez (NA) preguntó si será el Banco de México el beneficiario de los fondos sectoriales; qué pasará con los recursos con que cuentan actualmente y cómo se asegurará que estos fondos atiendan la innovación e inversión en ciencia y tecnología.

De Movimiento Ciudadano, el diputado Víctor Manuel Jorrín Lozano solicitó se explique si realmente la reforma energética beneficiará el bolsillo de los mexicanos e incrementará los recursos a los municipios, cuando actualmente la SHCP maneja el 80 por ciento del presupuesto y sólo 20 por ciento lo envía a los estados.

La diputada del PVEM, Laura Ximena Martel Cantú, preguntó en torno a por qué confiar en el resguardo, administración y distribución de los recursos energéticos en el Banco de México; cuáles serán los mecanismos de control interno y de fiscalización, y cuál es la proyección económica para México y el ritmo de crecimiento esperado.

María del Socorro Ceseñas Chapa (PRD) pidió conocer el crecimiento real que tendrá el país con los cambios estructurales en los próximos cinco años, sobre todo cuando a inicios del 2013 el Banco de México pronosticó un crecimiento de 2.5 por ciento y fue de 1.1; a principios del 2014 se dijo que sería de 3 a 4 por ciento y hoy lo ubican entre el 2.3 y 3.3 por ciento.

Finalmente, el diputado del PRI, Leobardo Alcalá Padilla, detalló que el auditor externo del Banco de México será también el auditor del Fondo Mexicano del Petróleo, el cual es asignado por el secretario de Hacienda. Preguntó si esto es adecuado para un esquema de rendición de cuentas confiable y, en este sentido, sugirió un auditor externo e independiente del Banco de México, sin prejuicio de la ASF.

En la ronda de réplicas, el diputado Ricardo Mejía Berdeja (Movimiento Ciudadano) subrayó que su fracción parlamentaria posee desconfianza en la falta de transparencia en el FMPED y en que este se convierta en sea “únicamente un apéndice de la SHCP”.

De igual forma, expresó preocupación de que se suscite el “mal holandés”, pues dentro del catálogo de conceptos que cubrirá el Fondo, no quedará ninguna reserva, y todos los recursos se inyectarán a la economía como gasto, lo que “puede afectar variables macroeconómicas y la estabilidad del país”.

La diputada Karen Quiroga Anguiano (PRD) cuestionó si el BM tiene la disposición para dejar a un lado el secreto fiduciario, las reservas señaladas en la iniciativa de ley del FMPED y si establecería obligaciones de trasparencia reales que permitan conocer sus operaciones y situación financiera de forma periódica.

Al dar respuesta a los cuestionamientos, el gobernador del Banco de México señaló que lo que se busca es privilegiar la transparencia y consideró que el éxito del fondo tiene que sustentarse en los principios establecidos en la iniciativa.

Estas reformas, dijo, sin duda deberán aumentar significativamente la capacidad del país para generar mayor actividad económica, aumentar el PIB potencial y generar un crecimiento sostenido mucho más alto.

Detalló que el fondo contribuirá a que no se dé la “enfermedad holandesa. Eso mismo también ayuda a que no haya ningún conflicto de interés ni que el ahorro de largo plazo vaya a generar presiones inflacionarias”.

El funcionario enfatizó que el secretario de Hacienda tiene un papel muy acotado en este fondo y “sí se están privilegiando los intereses de largo plazo del país para el beneficio de todos los mexicanos”.

Carstens aclaró que se tiene este año para llevar a cabo el proceso de conformación del FMEDP. “Estamos en tiempo y forma, esta no es la primera interacción. En 20 años, el Banco de México ha hecho procesos como éste y ha funcionado correctamente”, acotó.

Al término de las réplicas, el diputado José Isabel Trejo Reyes solicitó al gobernador del Banco de México enviar sus respuestas por escrito, dada la conclusión del tiempo acordado para el encuentro.

Recordó que las comisiones continúan en sesión permanente para seguir con el proceso parlamentario de dictaminación de las iniciativas que le fueron turnadas a la Cámara de Diputados en materia energética.




Agregar un comentario