En el primer minuto del año 2015 habrá una revolución en el sistema de justicia penal, en el DF: entrará en vigor el Sistema Acusatorio y Adversarial

382

Hombre serio, enérgico, culto y bien preparado profesionalmente, el Licenciado y Maestro Juan José Olea Valencia, Coordinador General del Instituto de Formación Profesional de la Procuraduría de Justicia del Distrito Federal y también Secretario Ejecutivo del Consejo de Coordinación para la Implementación del Sistema de Justicia Penal en el Distrito Federal, expresa en la Ciudad de México y en todo el territorio del DF habrá una revolución en la justicia al establecerse en el primer minuto del próximo año de 2015 el nuevo Sistema de Justicia Penal Acusatorio y Adversarial, que vendrá a sustituir al Sistema Inquisitivo Mixto que ahora nos rige.

Para que ello ocurra, se están preparando 9 mil servidores públicos, con los que se pondrá en marcha el nuevo Sistema y que son 4 mil agentes del Ministerio Público, 4 mil policías de investigación y mil peritos, así como decenas de jueces está preparando la Judicatura del país.

De esta manera, al iniciarse el próximo año, habrá una revolución profunda en el sistema penal de la Ciudad de México o más ampliamente dicho, del Distrito Federal, expresó el Maestro Juan José Olea Valencia.

Se trata de un Sistema Acusatario y Adversarial, también conocido como un sistema de Juicios Orales, en los que la acción de la justicia será expedita, rápida, inmediata, y donde el juez tendrá la última palabra y estará presente durante los juicios, al mismo tiempo el Ministerio Público, tendrá que exponer las pruebas que tenga en sus manos, ya que, dicho con claridad, el Ministerio Público “ya no tendrá la Fé Pública”.

En este nuevo tipo de sistema penal, tanto la víctima como el acusado tendrán más derechos y más facilidades para exponer sus pruebas ante el juez que los estará viendo y evaluando, tanto en sus dichos como en las pruebas presentadas por ellos y el Ministerio Público.

Ventajas del nuevo Sistema Penal Acusatorio y Adversarial

El cambio en el sistema penal en el Distrito Federal tendrá muchas ventajas para la aplicación de la justicia, por su inmediatez, por la presencia de los jueces durante el juicio mismo, por la exposición inmediata de pruebas y porque permitirá que las cárceles no se llenen, toda vez que se calcula que en el 40% de los juicios podrá a llegarse a arreglos entre las partes.

Se ha comprobado, dice el Maestro Juan José Olea Valencia, que en un elevado porcentaje, que puede ser el 40% o más, las partes podrían llegar a acuerdos por medio de la reparación del daño causado por el acusado y con eso se bajaría la presión sobre las cárceles que ahora están sobrepobladas, saturadas y que, además, se han convertido en escuelas delincuenciales, para personas que cometieron “delitos de bagatela”,

La saturación de las cárceles, la sobrepoblación de las mismas está resultando muy costosa para el presupuesto del Gobierno Federal y del Gobierno del Distrito Federal, no solamente en lo monetario sino también en lo que representa socialmente, como centros de reciclamiento delincuencial.

Entonces, si en muchos de los casos, a la víctima de un delito  lo que le interesa más que nada es la reparación del daño, pues que se vaya a eso, a la reparación del daño, y eso dependerá directamente del juez.

Menos corrupción en el Ministerio Público

En la vida real actual, los agentes del Ministerio Público caen frecuentemente en hechos de corrupción o ejercen su poder indebidamente, lo cual produce muchos vicios y fallas en la aplicación de la justicia mexicana; por eso es muy importante que bajo el nuevo Sistema de Justicia Penal Acusatorio y Adversarial, el Ministerio Público tendrá que comprobar sus dichos ante el Juez de la Causa, y será este último, el Juez de la Causa, el que tenga la última palabra y el fallo correspondiente, de manera expedita y oportuna.

Menos tiempo durarán los juicios

Se ha dicho desde la antigüedad que la justicia tardada es justicia denegada; en algunos casos que se han dado, cuando el juez da su fallo, ya algunos de los actores han fallecido; por eso es importante que la justicia sea pronta y expedita.

Bajo el nuevo Sistema de Justicia Penal Acusatorio y Adversarial, el juez tendrá que fallar ante las pruebas exigidas e inmediatamente; los juicios durarán muy poco tiempo, y eso evitará muchos actos de corrupción.

Se preparan miles de funcionarios y agentes para el nuevo Sistema Penal Acusatorio y Adversarial

En el Instituto de Formación Profesional de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal, se preparan 9 mil servidores públicos para actuar en el nuevo sistema penal Acusatorio y Adversarial: 4 mil agentes del Ministerio Público; 4 mil policías de investigación y mil peritos; la mayoría de ellos jóvenes entre los 20 y los 40 años.

El Director General de Macroeconomía, Lic. Mauro Jiménez Lazcano recorrió las instalaciones del Instituto, bajó la guía  del Maestro Juan José Olea Valencia, Coordinador General del Instituto de Formación Profesional de la Procuraduría General de Justicia del DF y Secretario Ejecutivo del Consejo de Coordinación para la Implementación del Sistema de Justicia Penal Acusatorio y Adversarial en el Distrito Federal, en donde se pudo percatar de la intensidad de los trabajos de educación profesional que ahí se imparten; ha sido una tarea que se realiza desde hace varios años, con todo profesionalismo, para que grandes equipos de profesionales en materia de justicia e investigación, peritos y ministerios públicos, puedan entrar de inmediato a la nueva etapa que se abre para la justicia mexicana con un sistema penal Acusatorio y Adversarial, que se pondrá en práctica a partir del primer minuto del 2015.

Nosotros, en Macroeconomía, deseamos al Maestro Juan José Olea Valencia, Coordinador General del Instituto de Formación Profesional de la PGJDF y a todas las entidades del Sistema de Justicia del Distrito Federal que participarán en el nuevo Sistema de Justicia Penal, como son el Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal, la Secretaría de Gobierno del DF, la Secretaría de Seguridad Pública del DF, la Consejería Jurídica y de Servicios Legales del DF y la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal, que haya éxito y que sea para bien de México.

Por el Lic. Mauro Jiménez Lazcano, Director General de la Revista Macroeconomía




Agregar un comentario