Las mujeres y los hombres de Guerrero se sobrepusieron con capacidad constructiva a la fuerza destructiva de la naturaleza: Enrique Peña Nieto

205

El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, entregó hoy 125 viviendas de la primera etapa de reconstrucción de la comunidad La Pintada, una de las más afectadas el año pasado por el huracán Manuel, y la más emblemática de la tragedia que se vivió entonces.

Ante familiares de quienes perdieron la vida por ese fenómeno, el Presidente Peña Nieto resaltó que “frente a la capacidad destructiva de la naturaleza, las mujeres y los hombres de Guerrero se sobrepusieron con capacidad constructiva, para darle vida nuevamente a sus comunidades”, con el apoyo de autoridades federales y estatales.

“Aquí se acredita el esfuerzo de muchas dependencias del Gobierno de la República que están y que seguirán dedicadas a servirles a todos los mexicanos; aquí está una parte del esfuerzo que el Gobierno, con ustedes, ha llevado a cabo para reconstruir La Pintada”, subrayó.

Resaltó la entereza, la gran valentía y el carácter firme de los pobladores de La Pintada para sobreponerse a la adversidad. Añadió: “Les quiero reconocer, como Presidente de la República, el gran valor mostrado por todas y todos ustedes para sobreponerse a la adversidad y seguir adelante”.

Mencionó que esta visita a la Pintada tiene como objetivo, además, rendir homenaje y recordar a quienes perdieron la vida. “Aquí fallecieron 71 miembros de esta comunidad; fallecieron, también, cinco integrantes de la Policía Federal que estaban auxiliando a esta comunidad; 76 personas perdieron la vida aquí, en La Pintada”, dijo.

El Primer Mandatario recordó que en los momentos de desolación que se vivían en el momento de la tragedia “les comprometí que habría de regresar, que habríamos de apoyar la reconstrucción de La Pintada; que trabajaríamos, en primer lugar, para recuperar los cuerpos de sus seres queridos con el debido cuidado”.

Expresó su reconocimiento al Ejército Mexicano, que participó en esas labores, en las excavaciones, removiendo tierra.

El Titular del Ejecutivo Federal explicó que en la nueva Pintada se construyeron espacios de convivencia y de servicios que la comunidad no tenía: “hay una panadería, una tortillería, tienda y carpintería”; y se desarrollaron distintos servicios que apoyaron la reconstrucción y que dieron a la gente de este lugar las habilidades y capacidades para emplearse hacia el futuro en actividades productivas.

Informó que ha dado instrucciones a las Secretarías de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), y de Desarrollo Social (SEDESOL), para apoyar la actividad cafetalera que se desarrolla en esta región y en la comercialización de sus productos, para darle mayor oportunidad de crecimiento y desarrollo a la comunidad.

El Presidente Peña Nieto recordó que para el rescate de la comunidad “también se dejó sentir la solidaridad de todos los mexicanos en apoyo a Guerrero y a otras entidades que estuvieron afectadas por los huracanes Ingrid y Manuel.

La pintada es un lugar diferente, donde hay trabajo y hay entusiasmo: Ramírez Marín

El titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU), Jorge Carlos Ramírez Marín, enfatizó que La Pintada es una comunidad de gente alegre, comprometida y con un gran recuerdo de sus seres queridos, además, “se está restituyendo no solamente la parte física, sino también la parte social, la parte económica y, sobre todo, la parte que afecta a cada uno de ustedes, la vida de cada uno de ustedes”.

Al resaltar que el Presidente de la República se comprometió a que nada de lo que se reconstruyera iba a ser igual, sino que tenía que ser mejor, indicó que las obras no se limitaron a reconstruir las 36 casas sepultadas, ya que hoy se entregan 125 viviendas completamente terminadas. “Es un lugar diferente donde hay trabajo y hay entusiasmo”, apuntó.

Esta nueva población, agregó, cuenta ahora con un comedor comunitario, un refugio para 100 personas, una cancha de futbol, una alberca, una tortillería, una panadería, y una peluquería, y se buscará recuperar el empuje cafetalero de La Pintada para que la población vuelva a ser un centro importante donde “se produce uno de los mejores cafés del mundo”.

Además, “tendrá un parque conmemorativo al que la población ha bautizado como Parque de Los Naranjos, en donde habrá un árbol por cada una de las víctimas pero, también, un árbol por cada uno de los pilotos que fallecieron, justamente, en el rescate de la gente de esta población”, aseguró.

El pueblo de la Pintada se supo levantar con coraje: Angel Aguirre Rivero

El Gobernador del estado de Guerrero, Ángel Aguirre Rivero, resaltó que la entrega de la primera etapa de La Pintada, constituye un compromiso cumplido del Presidente Peña Nieto, ya que a tan sólo siete meses de ocurrida la tragedia, hoy está aquí para, como él lo anunció y se comprometió, inaugurar la nueva Pintada. “Hoy viene a hacerles entrega a ustedes de las primeras viviendas de esta comunidad que puede convertirse en un modelo de participación comunitaria”, apuntó.

Al destacar que se tuvo el acierto de haber contratado mano de obra local, dijo que el 90 por ciento de la gente que trabajó en este proyecto es originaria de la Pintada o de comunidades cercanas, y más de 490 guerrerenses fueron capacitados y han tenido un empleo con un ingreso seguro, así como seguro social y dos alimentos diarios.

“Es muy importante expresar el día de hoy el reconocimiento a ustedes, al pueblo de La Pintada, que se supo levantar con coraje”, enfatizó.

“Ahora, mi pueblo es su pueblo de usted”: Juana Castro Márquez

Juana Castro Márquez, vecina de La Pintada, agradeció a nombre del pueblo el apoyo del Gobierno de la República, por la entrega de casas nuevas a parte de la comunidad afectada. “Nosotros, nos quedamos sin nada”.

Al Presidente Enrique Peña Nieto, le expresó: “Le doy las gracias a usted, que no nos dejó solos cuando más lo necesitamos. Yo sé que no lo hace cualquier persona. Usted tiene un gran corazón y, por eso lo que me quede de vida no me alcanzará para agradecerle a usted y a su Gobierno, que estuvieron aquí, apoyándome”.

Y le ofreció enseguida: “La casa que me va a entregar, las puertas estarán siempre abiertas para usted. Lo estaremos esperando siempre con los brazos abiertos”.

Le pidió que las dos veces que ha estado en la comunidad no sean las últimas. “Ahora, mi pueblo es su pueblo de usted”, dijo.




Agregar un comentario