México, un pueblo hermano de Vietnam, dice el Embajador Tung Le Thanh

231

El Embajador Tung Le Thanh, es un hombre culto, armado de un gran bagaje de términos diplomáticos y políticos, con alta capacidad de alocución y con gran habilidad para abordar a profundidad los temas más álgidos de la política exterior de Vietnam. Debo decir, que no es tarea fácil hablar con el representante diplomático de una nación de larga trayectoria histórica, prácticamente presente en todos los procesos globales de importancia internacional. Vietnam es un referente obligado de la Guerra Fría, de las nuevas historias de éxito del sudeste asiático, y de los mecanismos geoestratégicos regionales más complejos de la época contemporánea. Agradecemos al Sr. Embajador Tung Le Thanh haberle concedido a MACROECONOMÍA esta deferencia de recibirnos en una primera entrevista después del Año Nuevo Lunar (Tet Nguyen dan).

Jorge Navarro (JNL). Sr. Embajador nos podría decir brevemente lo qué ha hecho Vietnam para consolidarse tan rápidamente como una economía pujante.

Embajador Tung Le Thanh. Lo que hemos hecho es profundizar el proceso de renovación integral llevado a cabo desde el año de 1986. Lo esencial de ese proceso de renovación consistió en transformar la economía centralizada, planificada, en una economía de mercado, tomando en consideración que el modelo de desarrollo central dejó de funcionar. No fue fácil, si tomamos en cuenta las circunstancias difíciles por las que atravesó Vietnam, producto de dos conflictos armados a la vez; uno, el contraataque para derrocar al régimen genocida de los Khmer Rouge en Camboya y, el otro, el conflicto armado en la frontera con China; en la parte norte del país . Durante esa etapa el país padeció un bloqueo político, económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos, sus aliados y por China. Esa fue una etapa muy difícil para Vietnam en todos los aspectos, más del 70 por ciento de la población se encontraba en situación de pobreza, por lo que se decidió, emprender “una revolución dentro de la revolución”, cambiar el rumbo del desarrollo nacional. Por lo que durante los últimos casi 28 años hemos logrado importantes resultados en todos los campos, en lo político, en lo económico, en las relaciones exteriores; hemos podido mantener un ritmo de crecimiento económico bastante alto, mejorando sustancialmente el nivel de vida tanto material como espiritual de la población. Por ejemplo, en el periodo de 1991 a 2008, antes de que se produjera la crisis financiera global, Vietnam logró mantener un ritmo de crecimiento económico del 7.5 por ciento, como promedio anual. A la fecha, hemos sido capaces de reducir el índice de pobreza del 70 por ciento a menos del 10 por ciento. Y en el campo diplomático, hemos normalizado nuestras relaciones con los Estados Unidos, con China y participamos activamente en el proceso de integración integral de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático o ANSEA. En el año de 1995, en la primera mitad de la década de los 90s, ya habíamos establecido relaciones diplomáticas con casi todos los países, especialmente con las grandes potencias. Vietnam al día de hoy, cuenta con marcos de alianza estratégica integral con trece países. El año pasado, los jefes de estado de Estados Unidos y Vietnam elevaron las relaciones bilaterales a nivel de asociación integral. Es decir, durante las últimas tres décadas, después de grandes esfuerzos, hemos logrado avanzar en todos los campos. No fue tarea fácil, si tomamos en cuenta que partimos de condiciones muy difíciles; el país estaba prácticamente destruido después de varias guerras consecutivas brutales. Además, en años recientes, como resultado de nuestra apertura,  el país ha sido afectado por la crisis financiera global.

JNL. Sr. Embajador se habla mucho del milagro vietnamita.

Embajador Tung Le Thanh. No es un milagro; es un gran esfuerzo. Durante los últimos cinco años el gobierno de Vietnam ha hecho grandes esfuerzos, aplicando múltiples programas para contener la inflación, restablecer y mantener la estabilidad macroeconómica, y gracias a ello, hemos logrado, durante los últimos 6 años un ritmo de crecimiento económico relativamente alto del 5.5 por ciento como promedio anual. El año pasado, en 2013, el crecimiento del PIB de Vietnam fue del 5.42 por ciento y la inflación del 6 por ciento. No fue tarea fácil porque en 2012, la inflación ascendió a 18 por ciento. Podemos decir que hay señales claras que demuestran que la economía de Vietnam ha vuelto a crecer de nuevo, después de la crisis financiera global de 2008, porque antes de esa fecha el ritmo de crecimiento económico de Vietnam era del 7 al 8 por ciento anual. Este año podremos alcanzar un crecimiento económico de 5.8 y para 2015 estaremos ya en el 6 por ciento. Otro factor importante es la inversión extranjera directa, el año pasado logramos atraer 21 mil 600 millones de dólares, mucho más allá de la expectativa que se estimaba de entre 13 a 14 mil millones de dólares. Ese monto de inversión extranjera directa demuestra que la comunidad internacional deposita su confianza en nuestro mercado, en nuestra estabilidad política y en los fundamentos económicos del país. Vietnam es un destino atractivo para la inversión extranjera por sus condiciones favorables de estabilidad, de excelencia laboral y de posicionamiento frente a los mercados más importantes del mundo.

JNL. Embajador, 21 mil millones de dólares de inversión extranjera directa son una suma de gran importancia, ¿me podría enumerar los principales países que invierten en Vietnam?

Embajador Tung Le Thanh. Son Japón, Corea del Sur, Taiwán, algunos países de la Unión Europea y los Estados Unidos. Estos países no son solamente fuentes principales de inversión extranjera sino también son nuestros socios comerciales más importantes. Además, la inversión fluye también desde los países de la ANSEA como Singapur y Tailandia, que durante los últimos años representan las primeras fuentes de inversión en Vietnam. En importancia de montos podríamos decir que Japón ocupa el primer lugar, después Tailandia, Taiwán, Corea del Sur, Singapur, Francia, Reino Unido, Alemania, y Estados Unidos, por supuesto se encuentra entre los primeros.

JNL. ¿Tiene Vietnam acuerdos de libre comercio?

Embajador Tung Le Thanh. Como es de su conocimiento, Vietnam es miembro pleno de la ANSEA, por lo que participamos en todos los acuerdos de libre comercio que tiene este bloque regional, no solamente con China, sino también con los países socios de la ANSEA como Japón, Corea del Sur, Australia, Nueva Zelandia, y la India. Además, Vietnam, fuera de ese formato multilateral, negocia las últimas etapas para firmar un acuerdo de libre comercio con la Unión Europea. En términos bilaterales, estamos también negociando acuerdos de libre comercio con Corea del Sur y la Unión Aduanera, formada por Rusia, Bielorrusia y Kazajstán. Con América Latina, ya firmamos un acuerdo de libre comercio con Chile en noviembre de 2012.

JNL. Sr. Embajador, se sabe que en 2015, los miembros de ANSEA formarán un mercado común. ¿Qué oportunidades se pueden abrir para México?

Embajador Tung Le Thanh. La ANSEA cuenta con 10 países miembros, Vietnam es uno de ellos, y toda la región cuenta con 610 millones de habitantes, constituye en su conjunto la novena economía mundial. Es una región de desarrollo dinámica. Todo el mundo sabe que ese bloque regional representa múltiples oportunidades de negocios y de inversión para otras regiones y para los países del mundo. Estamos haciendo grandes esfuerzos para alcanzar la meta de convertir a ANSEA en un mercado común para el 31 de diciembre de 2015, como fecha límite. Y para México, Vietnam y ANSEA son una gran oportunidad. México es una de las economías más grandes del mundo, no sólo es la segunda de América Latina, sino participa con gran relevancia en los distintos mecanismos de cooperación regional e intrarregional. Queremos que México incremente su presencia en la región del Sudeste de Asia, en todos los campos, en lo político, en lo económico, en lo comercial y en lo financiero.

JNL. ¿Cuál es el intercambio comercial entre México y Vietnam?

Embajador Tung Le Thanh. Tanto México como Vietnam son economías emergentes, se han desarrollado muy dinámicamente en los últimos años. Nuestro intercambio comercial ha venido registrando un constante crecimiento de casi un 20 a 25 por ciento anual. Nuestro comercio bilateral ascendió el año pasado a más de mil 500 millones de dólares. Sin embargo, creemos que existen muchas potencialidades por explorar entre ambos países, básicamente  por los empresarios. Vietnam y México no sólo son miembros de APEC sino también del TPP. Cuando éste último formato multilateral concluya sus etapas de negociación, cuando se ratifique el acuerdo, llamado de nueva generación, creo que habrá mucho más espacio para explorar y explotar las oportunidades que ofrece, y sin lugar a dudas, ampliar nuestra cooperación bilateral en todos los aspectos.

JNL. El TPP es un acuerdo complicado porque como Ud. dice es de nueva generación. ¿Hay optimismo de que todos los países puedan concluir las etapas de negociación del TPP en un corto plazo?

Embajador Tung Le Thanh. Estamos poniendo sobre la mesa los aspectos positivos, de alguna manera también los negativos, pero si observamos el amplio espectro del TPP, los aspectos positivos son mayores que los negativos. Todo mundo sabe, porque no es ningún  secreto, que cuando los países forman parte de este tipo de acuerdos y tienen distintos grados de desarrollo, las brechas son materia de negociación. Sin embargo, tenemos la firme voluntad de llegar a un acuerdo de libre comercio. Se trata de un acuerdo de nueva generación porque toca varios aspectos sensibles para cada uno de los participantes. Como decía antes, porque hay diferencias en el nivel de desarrollo se requiere un tiempo para que se acepten las posiciones de cada uno de ellos, pero al final del día los beneficios serán palpables. Yo creo que países como Vietnam y México tienen que trabajar con los miembros más desarrollados, como Estados Unidos y Japón, para que podamos encontrar buenas soluciones a las diferencias. En febrero, tuvieron lugar importantes reuniones del TPP en Singapur, ahí se abordaron aspectos importantes en el proceso de negociación y estamos convencidos que después de llevar a cabo intensas reuniones tanto multilaterales como bilaterales, los países miembros del TPP podrán a corto plazo cerrar algunos puntos importantes básicos y así poder terminar ese proceso de negociación en este año. Según algunos expertos optimistas, ese proceso negociación del TPP se podría terminar en el primer semestre de este año.

JNL. Sr. Embajador, me gustaría abordar un punto que está en el escenario político mundial y  conocer la perspectiva de Vietnam. ¿Cómo visualiza Vietnam el ascenso pacifico de China y las disputas marítimas en el Sur del Mar de China?

Embajador Tung Le Thanh. Primero, nosotros respetamos plenamente el derecho de China de desarrollarse, de jugar un papel relevante como actor global. Respetamos y deseamos que China se desarrolle pacíficamente como han declarado sus máximos dirigentes. En cuanto a las relaciones entre China y Vietnam, hay algunos antecedentes que hay que mencionar, ambos países firmaron un acuerdo de asociación estratégica integral, han avanzado en sus relaciones diplomáticas desde el año de 1991 cuando se normalizaron sus vínculos y han trabajado conjuntamente para desarrollar sus relaciones bilaterales. Hoy China no solamente es un socio muy importante de la ANSEA, sino también de Vietnam, y acabamos de celebrar el décimo aniversario de relaciones entre China y la ANSEA. En ese marco, trabajamos todos los aspectos, en los campos político y diplomático, para incrementar la confianza, para estrechar las relaciones y para profundizar, ampliar la cooperación económica, comercial, de inversión, financiera y cultural. En cuanto a la disputa marítima, nosotros en esa región, hemos venido trabajando junto con las seis partes involucradas, porque son cinco países y Taiwán los que reclaman su derecho, su soberanía, su derecho jurídico en el mar. El Mar Oriental -como se conoce en Vietnam, los filipinos le denominan Mar Occidental y el mundo le conoce como el Mar del Sur de China-; ha sido objeto una tensa disputa en los últimos años. Por parte de Vietnam, por parte de la ANSEA, nosotros mantenemos una posición común, la de salvaguardar la paz, estabilidad y la cooperación en la región en general, y, en el Mar Oriental en particular. Vietnam ha mantenido su posición consecuente de resolver las disputas por vía pacífica, basándonos en el derecho internacional, especialmente, en la Convención de la Organización de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar de 1982. En ese contexto, China y la ANSEA ya firmaron la Declaración de Conducta (la DOC, por sus en inglés) en el Mar Oriental desde el año 2002 y recientemente ambas partes acordaron impulsar las negociaciones para firmar un Código de Conducta (COC, por sus siglas en inglés) en esa zona marítima con el fin de controlar situaciones conflictivas y resolver los litigios por la vía pacífica. Por lo que corresponde a las relaciones entre Vietnam y China, en esa materia, firmamos en octubre de 2011 un Acuerdo sobre los principios básicos que nos rigen para resolver el litigio en el Mar Oriental. Nosotros respectamos lo que ambos países han acordado, respetamos lo que China y la ANSEA han acordado, y naturalmente, nos hemos venido oponiendo públicamente a las imposiciones unilaterales que han complicado o que están complicando la situación. Además, tenemos evidencias irrefutables para afirmar nuestro derecho legítimo a la soberanía sobre los archipiélagos Paracel y Spratly, por lo tanto, continuamos reclamando nuestro derecho legitimo y trabajando no solamente con China, sino también con los países que están en esa disputa, especialmente con la ANSEA como bloque regional, para garantizar conjuntamente la paz, la estabilidad y la cooperación en la región. Por lo que hace a las relaciones bilaterales entre China y Vietnam, hemos establecido líneas telefónicas directas con distintas autoridades chinas a fin de seguir de cerca la situación en el mar, resolver a tiempo lo que pudiera surgir o pudiera complicar la situación. Reafirmamos nuestro deseo y voluntad de trabajar con los países de la región, incluyendo a China, para buscar una solución pacífica al problema. Esa política es consecuente con nuestra visión de resolver por la vía pacífica el litigio, trabajando con los países involucrados en la disputa. Si tiene que ver con lo bilateral, trabajaremos con el que tenga que ver directamente, incluyendo a China. Lo que si apuntamos es que seguimos reclamando nuestra soberanía sobre el archipiélago Paracel ocupado por China desde el año de 1974, parcialmente desde la década de los 50s del Siglo pasado y ocupado totalmente por la fuerza por parte de China de las manos de aquel régimen de Vietnam del Sur. Por las evidencias que tenemos, reafirmamos que el reclamo de Vietnam es legítimo, no reclamamos lo que no nos pertenece, sino lo que es legítimamente nuestro.

JNL. Cabe la pregunta, ¿se puede tener confianza mutua en ese contexto?

Embajador Tung Le Thanh. Han existido tiempos o momentos de altibajos a lo largo de la historia de las relaciones entre China y Vietnam. En todo el mundo, las relaciones entre los países vecinos siempre tienen altibajos, en algunos casos hay guerras, conflictos, litigios, disputas territoriales. Entonces, no es de extrañar que Vietnam y China en sus relaciones hayan tenido altibajos, pero siempre hemos hecho esfuerzos por establecer, por construir, por consolidar la confianza política mutua. La confianza mutua es un factor decisivo para mantener las relaciones de vecindad, de amistad entre ambos países. El 31 de mayo de 2013, en la ceremonia inaugural del duodécimo Diálogo Shangri-la en Singapur, el primer ministro de Vietnam, Nguyen Tan Dung, pronunció un importante discurso, llamando a las naciones a construir la confianza estratégica para mantener y consolidar la paz, la cooperación y la prosperidad en la región de Asia-Pacífico. Porque todo mundo sabe que aunque la región haya logrado grandes pasos para estrechar la cooperación regional, sin embargo, existe aún ese litigio que representa una amenaza para la cooperación y la estabilidad regional. Entonces, el Primer Ministro de Vietnam llamó a todos los países de la región a construir la confianza estratégica en la zona, declarando también que la política exterior de Vietnam es trasparente, que las medidas de defensa nacional de Vietnam solamente han sido y serán defensivas. Vietnam no amenazaría a nadie en la región, es nuestra política exterior, independiente, soberana y de cooperación. Entonces, a través de las visitas de alto nivel entre China y Vietnam, yo estoy seguro de que la opinión internacional ha anotado los esfuerzos de ambos países para estrechar, para consolidar la confianza mutua. Hace pocos días, cuando ambos países celebrábamos el Nuevo Año Lunar de 2014 (Año del Caballo), los máximos dirigentes de Vietnam y China sostuvieron vía telefónica una larga conversación, felicitándose por el nuevo año, revisando de forma general el estado de relaciones bilaterales y reafirmando su deseo y voluntad de seguir trabajando juntos para consolidar y desarrollar aún más las relaciones de asociación estratégica integral entre los dos países.

JNL. Por último, Sr. Embajador, ¿han invitado al Presidente Enrique Peña Nieto a visitar Vietnam?

Embajador Tung Le Thanh. El presidente de Vietnam, después del 2 de julio de 2012, envío un mensaje de felicitación al entonces Presidente Electo Enrique Peña Nieto, extendiéndole al mismo tiempo una atenta invitación para que nos visitara tan pronto como su agenda lo permita; sería una visita de Estado. Esta invitación al Presidente Enrique Peña Nieto la hemos reiterado para que esta visita tenga lugar en una fecha futura, especialmente, cuando Vietnam y México celebren, en el próximo año de 2015, su cuadragésimo aniversario de relaciones diplomáticas. Como ya le decía anteriormente, México y Vietnam participan en múltiples mecanismos de cooperación multilateral, internacional como interregional, entonces esa visita sería una gran oportunidad para que ambos países estrechen aún más sus relaciones bilaterales de amistad y cooperación integral, especialmente, en los campos económico, comercial, cultural, político y diplomático. Como sabe, nosotros guardamos una profunda gratitud hacia el gobierno, hacia el hermano pueblo de México, por lo que han hecho por Vietnam tanto en el pasado cuando estábamos en la lucha por la liberación nacional, por la unificación del país, así como en el presente. El Presidente Enrique Peña Nieto sería muy bienvenido a Vietnam, no solo por su calidad de jefe de estado extranjero que realiza una visita de Estado, sino que será recibido también como un gran amigo y hermano. Para tal ocasión, todos los dirigentes y el pueblo de Vietnam tendremos la oportunidad de expresar al Presidente, al hermano pueblo de México nuestro profundo agradecimiento. Ello además de lo que vayan a discutir y definir los máximos dirigentes, los jefes de estado de ambos países, en cuanto a la orientación y las medidas concretas para profundizar y ampliar las relaciones de amistad, hermandad y cooperación entre ambos países, brindando así grandes beneficios a sus dos pueblos.

Embajador Tung Le Thanh. Agradezco sinceramente a Usted, Sr. Director, y a la Revista MACROEONOMÍA por su interés en conocer con mayor profundidad Vietnam. Aprovecho la ocasión para hacerle llegar a la Dirección General y a todo el colectivo de la Revista; mis mejores deseos de bienestar, salud, desearles mucha felicidad y los mayores éxitos en esta noble tarea de informar y formar opinión.

Por Jorge Navarro Lucio, miembro de carrera del Servicio Exterior Mexicano, entre otras actividades también se desempeñó como Encargado de Negocios, a.i. en la Embajada de México en Bangkok, Tailandia, concurrente en Vietnam, Camboya y Laos. Fue Observador Permanente en la Economic and Social Commission for Asia and the Pacific (ESCAP) de la Organización de las Naciones Unidas. Actualmente es candidato a Doctor en Ciencias por la Facultad de Economía de Universidad de Colima y experto en temas de Asia-Pacífico.




Agregar un comentario