Shanghai primera zona de libre comercio para impulsar proceso de apertura

194

El Consejo de Estado de China, el gabinete del país asiático, ha aprobado el establecimiento de una zona de libre comercio en Shanghai, según un comunicado del Ministerio de Comercio. La zona quedará oficialmente establecida a finales de septiembre.

La Zona de Libre Comercio de Shanghai cubrirá una superficie de 28,78 kilómetros cuadrados y se construirá sobre la base de las zonas francas ya existentes: la Zona de Libre Comercio de Waigaoqiao, el Parque Logístico de Libre Comercio de Waigaoqiao, el Puerto Franco de Yangshan y la Zona de Libre Comercio Integral del Aeropuerto de Pudong.

La zona, que será la primera de su tipo en la parte continental de China, tardará tres años en estar a la altura de los estándares internacionales.

La zona piloto es un paso crucial para la adaptación al desarrollo económico y comercial global y la implementación de una estrategia de apertura más proactiva, señalaba el comunicado, añadiendo que la zona ayudará a China a explorar un nuevo camino de apertura, acelerará la transformación de las funciones gubernamentales y promoverá la reestructuración económica.

La zona también impulsará la competitividad de China en el entorno mundial, servirá como una nueva plataforma para la cooperación entre China y otros países y contribuirá a construir “una versión mejorada de la economía china”, según el comunicado.

Además, China adoptará un enfoque de la denominada “lista negativa” en la administración de la inversión extranjera en la zona e introducirá un nuevo modelo de apertura del país, de acuerdo con el documento.

Zhu Jianfang, economista jefe del operador bursátil Citic Securities, comentó que el enfoque de “lista negativa” es indicativo de una forma de pensar basada en la delegación de poderes.

“No podemos seguir dependiendo de políticas preferenciales para mejorar el entorno de negocios e inversión. Deberíamos atraer la inversión con unos servicios administrativos altamente eficientes y transparentes”, opinó Zhang Youwen, economista de la Academia de Ciencias Sociales de Shanghai.

En la zona de libre comercio se profundizarán las reformas relacionadas con la delegación de poderes. Además, los servicios financieros, comerciales, culturales, educativos y médicos tendrán mayores oportunidades de desarrollo, según los analistas.

Los experimentos en el sector financiero, entre ellos la mercantilización de los tipos de interés y de cambio y las finanzas internacionales, serán la parte más importante, indicó Xu Quan, subdirector de la Oficina Municipal de Servicios Financieros de Shanghai.

Por otra parte, el plan del Consejo de Estado de suspender algunas leyes relacionadas con la administración de la inversión extranjera en la zona de libre comercio de Shanghai supondrá un avance sin precedentes en los mecanismos de administración de la inversión del país e impulsará la entrada de capital extranjero, de acuerdo con los analistas.

El objetivo es eliminar los procedimientos administrativos superfluos y facilitar la entrada de empresas extranjeras a la zona. Sin embargo, este plan entra en conflicto con algunas de las leyes existentes, por lo que se ha optado por suspender las regulaciones problemáticas.

“La zona de libre comercio no es un área nueva ni una zona especial. Su importancia no radica en las políticas preferenciales sino en el establecimiento deun nuevo sistema acorde con los estándares internacionales y la promoción de una gestión altamente eficiente en sectores como el comercio y la inversión”, dijo Zhou Zhenhua, director del Centro de Investigación del Desarrollo del Gobierno Municipal de Shanghai.

Desde su entrada en la Organización Mundial del Comercio (OMC), China se ha convertido rápidamente en una potencia manufacturera global, pero sigue estando relativamente atrasada en comparación con los países desarrollados en sectores de servicios como las finanzas, el transporte, el comercio y la cultura.

Shanghai está liderando el desarrollo de la industria de servicios del país y la profundización de la apertura del sector es la mejor elección para la ciudad, afirmó Chen Bo, experto en economía y comercio de la Universidad de Economía y Finanzas de Shanghai.

Tras el anuncio del establecimiento de la primera zona de libre comercio en Shanghai, otras ciudades chinas han empezado a planear la creación de zonas de libre comercio piloto para poder disfrutar de los beneficios de las políticas preferenciales.

La municipalidad septentrional de Tianjin tiene previsto establecer un puerto de libre comercio en el puerto franco de Dongjiang.

Ciudades como Guangzhou, Shenzhen, Chongqing, Xiamen, Qingdao y Zhoushan también tienen la intención de solicitar el establecimiento de zonas de libre comercio.

Sin embargo, los expertos han advertido de que cualquier nueva zona de libre comercio debe establecerse únicamente después de haber llevado a cabo una planificación científica y racional para evitar los riesgos asociados a un desarrollo excesivamente rápido.

Por Miao Miao (China Features)




Agregar un comentario