Ernesto Cordero (PAN) anuncia el voto en contra de la Reforma Hacendaria

131

Comparecencia del Secretario de Hacienda y Crédito Público; Dr. Luis Videgaray Caso, en el marco del análisis del Primer Informe de Gobierno del licenciado Enrique Peña Nieto, en el Senado de la República

EL C. PRESIDENTE CERVANTES ANDRADE: Gracias, senador. Se concede la palabra al senador Ernesto Javier Cordero Arroyo, del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional, hasta por diez minutos, senador.

-EL C. SENADOR ERNESTO JAVIER CORDERO ARROYO: Con su permiso, señor presidente. Muy buenas tardes a todos. Bienvenido señor secretario de Hacienda y Crédito Público; señores subsecretarios, sean ustedes bienvenidos.

Hoy nos reunimos para revisar la preocupante situación económica que vive nuestro país y conocer con precisión las medidas que plantea emprender el gobierno federal para retomar el crecimiento económico.

Los senadores del Partido Acción Nacional no podemos ocultar nuestra preocupación al observar que en los últimos diez meses el gobierno federal no ha mostrado claridad en la conducción económica del país.

Nos hubiera gustado que esta reunión se enfocara en cómo capitalizar la solidez económica legada a la actual administración; solidez que permitió a México ser considerado como un caso de éxito económico, lo mismo entre economías desarrolladas que en economías emergentes.

Desafortunadamente no es así, hoy estamos reunidos para tratar de entender por qué no seguimos avanzando, por qué México ha retrocedido, por qué México ha perdido una extraordinaria oportunidad.

Hoy estamos tratando de comprender como el momento de México, que ustedes heredaron se convirtió el momento del error, por ello es ineludible que hablemos sobre cómo recuperar el crecimiento y la estabilidad que permitió a las familias mexicanas formar un patrimonio, durante lo últimos años, y como no poner en riesgo la solidez de las finanzas públicas.

Hace casi diez meses el Partido Acción Nacional entregó al PRI un país con una muy buena perspectiva de futuro, debido al trabajo responsable, hay que decirlo, los gobiernos panistas. Durante 2012 México fue reconocido a nivel internacional como una economía emergente que gracias a su prudente conducción de las crisis económicas globales y las políticas responsables, y con visión de futuro, recuperaba un fuerte crecimiento económico.

Mientras muchos países simplemente dejaron de crecer México registró una tasa de crecimiento promedio de 4.3 por ciento del Producto Interno Bruto, llegando en el 2010, inclusive, a tener un crecimiento superior al cinco por ciento. Estamos hablando de tres año continuos de crecimiento aun cuando la peor crisis económica internacional, en tiempos recientes, no había sido superada.

Estamos hablando de una recuperación notable, ese desempeño concreto y no promesas, fue lo que realmente consolidó la confianza en el futuro de nuestro país. El buen manejo económico fue resultado de tomar las decisiones correctas en el momento adecuado, gracias a la Reforma Hacendaria de 2007 se sentaron las bases para fortalecer los ingresos fiscales, transparentar y enfocar el gasto público a la obtención de resultados, y robustecer la relación federalista de estados y municipios.

La Reforma al Sistema Público de Pensiones desactivó una bomba en las finanzas públicas y trajo ahorros al país, equivalentes a 30 puntos del Producto Interno Bruto, a valor presente neto, estas y otras medidas permitieron incrementar los recursos fiscales del Estado y aumentar la forma transparente como se ejercía el gasto social, así como la inversión pública, mejorando con ello la calidad de vida de los mexicanos y la competitividad de nuestra economía.

La responsabilidad de los Poderes Ejecutivo y Legislativo en su momento permitió mejorar las condiciones de la vida de las familias mexicanas y construir un patrimonio. Sin embargo, en tanto solo diez meses, diez meses, la situación se ha deteriorado notablemente.

El motor interno de la economía está parado, está detenido, esto como consecuencia de las malas decisiones de política pública emprendidas por este gobierno, y aclaro, Secretario, que no necesariamente de la Secretaría de Hacienda; los secretarios responsables, sus colegas, están verdaderamente pasmados, parecen entender nada de nada, parecen no entender la responsabilidad que tienen de aplicar el gasto público de manera oportuna; y es así que dependencias clave en mantener el dinamismo de nuestra economía, muestran una disminución a la ejecución del gasto, que es verdaderamente preocupante.

Me voy a referir a los últimos datos oficiales, publicados por Hacienda en junio de este año. La Secretaría de Comunicaciones y Transportes sólo fue capaz de ejercer durante el primer semestre  de este año un presupuesto 34 por ciento inferior al que se ejecutó durante el mismo periodo en el 2012; la Secretaría de Economía sólo fue capaz de ejercer, durante el primer semestre de este año, un presupuesto, 22 por ciento inferior al que se ejecutó durante el mismo período en el año 2012.

La Secretaría de Turismo, sólo fue capaz de ejercer, durante el primer semestre de este año, un presupuesto 60 por ciento inferior al que ejecutó la Secretaria de Turismo durante el año 2012.

Adicionalmente a las malas decisiones, de las autoridades responsables, el sector de la vivienda en México está destrozado, todas las empresas “vivienderas”  del país o están quebradas, o están enfrentando serios problemas para sobrevivir.

El tren de la vivienda se detuvo, esto no es sólo alarmante porque afecta de manera determinante la posibilidad de las familias mexicanas de formar un patrimonio; sino también porque el sector de la vivienda impacta a diversos sectores de la actividad económica.

Nos han querido decir que esta disminución en la expectativa de crecimiento en la economía mexicana se debe al pobre desempeño de la economía estadounidense, esto es impreciso, por decir lo menos.

En los últimos tres años México siempre creció dos puntos por arriba de la economía estadounidense, dos puntos por arriba de la economía estadounidense;  para 2013 es muy probable que por primera vez en muchos años la economía de Estados Unidos crezca más que la economía mexicana.

Esto se explica porque mientras en Estados Unidos la tasa de crecimiento se mantendrá estable, para el caso de México es muy probable que se desplome en tres puntos porcentuales.

Así es relevante recordar que el paquete económico aprobado para 2013 consideró un crecimiento económico de 3.5 para la economía mexicana en este año. Hoy el pronóstico de crecimiento oficial, de la Secretaría de Hacienda, se encuentra en 1.8, y me apena mucho señalárselo, Secretario, pero me parece que es usted demasiado optimista, lamentablemente para las familias mexicanas, como vamos, México ni siquiera va a crecer al uno por ciento.

La generación de empleos empieza a rezagarse de manera preocupante, entre enero y agosto de 2013 se han creado únicamente 352 mil empleos, esto contrasta dramáticamente con los generados hace apenas un año, para el mismo período considerado.

Hace un año se crearon 569 mil 921 empleos, cifra 62 por ciento mayor a los empleos generados, en lo que va del año. Bastaron diez meses, diez meses para que el promisorio futuro económico de México se desdibujara.

Si desde el Congreso no somos responsables y exigimos que se tomen las medidas pertinente para reactivas a nuestra economía, 2013 tristemente será un año de pobre desempeño económico y no lograremos crecer, créamelo, Secretario, ni siquiera al uno por ciento del PIB.

Por eso desde hoy, desde el Senado exigimos al gobierno federal que enderece el rumbo y que garantice las condiciones para que las familias mexicanas puedan construir su patrimonio y su futuro. En este orden de ideas tenemos una profunda preocupación por la Reforma Hacendaria que se ha presentado al Congreso, la iniciativa de Reforma Hacendaria y el paquete económico 2014 no contribuyen a mejorar el mal momento económico que atraviesa México, por el contrario, esta iniciativa atenta contra el crecimiento y la generación de empleos, es una iniciativa que desalienta la economía formal y la inversión.

Se nos está proponiendo afectaciones serias a sectores fundamentales para el crecimiento económico de México, como son: el sector primario de la economía, la industria maquiladora, el sector de la construcción, el sector de la vivienda, el sector financiero, el sector automotriz, el sector extractivo, y quien sabe cuantas otras más.

Además e muy preocupante el que la propuesta enviada afectará a la actividad comercial en toda la zona fronteriza del país, perjudicando con ello a millones de mexicanos que viven en nuestras fronteras.

Nos inquietan también las propuestas de ampliar el “déficit”, antes de pensar en elevarlo, es preciso gastar de forma eficiente y transparente  los recursos ya aprobados, y que están siendo subejercidos.

Señoras y señores, estamos entrando al último trimestre del año, para qué solicitar un “déficit”, si actualmente existen subejercicios considerables, y el correcto uso de los recursos públicos requiere de una planeación y procesos licitatorios que llevan tiempo.

El éxito de una reforma fiscal radica en la ejecución de la misma, y es precisamente en la ejecución donde este gobierno ha tropezado con mayor frecuencia. Cómo creer que el período de finanzas públicas deficitarias terminará en 2017, si tan sólo hace unos meses anunciaban su política de déficit 0 y hoy están buscando incumplirla.

La reforma que se plantea es un conjunto de medidas que atenta contra el legítimo derecho de las familias mexicanas a construir un patrimonio.

El IVA en adquisición  de vivienda, hipotecas y pago de rentas, afectará severamente a las familias mexicanas y al deprimido sector de la construcción.

El IVA a las colegiaturas es otro fuerte golpe a las familias que, día a día se esfuerzan por brindar un mejor futuro a sus hijos a través de la educación.

Fue precisamente durante los gobiernos del PAN que se hizo realidad un reclamo añejo de los padres de familia, la deducibilidad de las colegiaturas, hoy nos encontramos con una propuesta que no sólo limitaría la deducibilidad de colegiaturas, sino que además les pretendemos cobrar el IVA.

El crecimiento de México no se va a reactivar cargándole la mano a los de siempre, a las familias mexicanas que trabajan formalmente, pagan impuestos y construyen un patrimonio.

Señor Secretario, como usted sabe, gastar más no es sinónimo de gastar bien ni de gastar mejor.  (Aplausos)

Financiar un mayor gasto con déficit equivale a endeudar a nuestras familias, la deuda de hoy son los impuestos del mañana.

Hoy las palabras recesión y desempleo vuelven a ser parte de la conversación cotidiana en nuestras familias. La Incertidumbre reina sobre lo hogares que no saben si podrán construir un patrimonio dada la existencia de un gobierno voraz que quiere recaudar más para gastar mucho, aunque todavía no sabe ni por qué ni para qué.

Hoy se vuelve a hablar de déficit y endeudamiento, puertas falsas al crecimiento.

La Administración del Presidente Enrique Peña Nieto, tiene que explicar en qué y cómo desaprovechó el bono económico que le heredaron los gobiernos del PAN.

Señor Secretario, vienen a pedirle a las familias mexicanas que vuelvan a hacer un sacrificio, le vienen a pedir a los padres de familia que gasten menos en sus hijos para que gaste más el gobierno, vienen a proponernos que aumentemos la carga impositiva a costa de la generación de empleo, cuando lo que necesitamos desesperadamente es que se invierta y se abran espacios de trabajo.

Señor Secretario Videgaray, apelo a la responsabilidad pública de este gobierno, a la institucionalidad de los funcionarios hacendarios para que cumpla con su obligación republicana y acepten corregir sustancialmente y a tiempo la Reforma Hacendaria enviada al Congreso.

Todavía estamos a tiempo, todavía puede corregiré el rumbo, la Reforma Hacendaria en los términos en que fue enviada al Congreso profundizaría la recesión económica en puerta.

Desde hoy le decimos, si esta iniciativa no se plantea sustancialmente en otros términos, los senadores del Partido Acción Nacional la votaremos en contra.

Los senadores del PAN nunca aprobaremos algo que atente contra lo más valioso que tenemos que es el patrimonio de las familias mexicanas.

Muchísimas gracias por su atención, sea usted bienvenido, Secretario.




Agregar un comentario