“200 mil trabajadores serán incorporados a la formalidad en el segundo semestre de 2013”: STPS

213

Moderadora: Escuchemos a continuación al Secretario del Trabajo y Previsión Social, licenciado Alfonso Navarrete Prida.

-Secretario Alfonso Navarrete Prida: Con su permiso, señor Presidente, Enrique Peña Nieto.

Muy distinguidos integrantes del presídium; señores Secretarios de Hacienda; de Economía; de la Oficina de la Presidencia de la República.

Señores Gobernadores; Presidente de la CONAGO; líderes de empleadores aquí presentes; distinguidos líderes sindicales; particularmente quisiera saludar la siempre grata presencia de don Joaquín Gamboa, líder de la Confederación de los Trabajadores de México.

Muchas gracias por acompañarnos.

La falta de empleo productivo y de calidad es uno de los mayores retos del México de nuestros días.

Por ello, el trabajo decente, aquel que se desarrolla en condiciones de libertad, con protección social y bajo la tutela de la ley para el pleno goce y ejercicio de los derechos laborales, debe estar al alcance de todos los mexicanos y erigirse en el eje del desarrollo nacional.

Con esta convicción, el pasado 1 de mayo el Presidente Enrique Peña Nieto nos convocó a construir una nueva etapa de sinergias entre trabajadores, patrones y autoridades del país para alcanzar los empleos de calidad que demandan los mexicanos.

Atendiendo a su llamado, señor Presidente, el día de hoy, el Gobierno de la República, los gobiernos de los estados y los factores de la producción, estamos asumiendo el firme compromiso de trabajar en equipo por una gran causa, para hacer que todos los trabajadores de México cuenten con un empleo digno, es decir, con protección jurídica y seguridad social.

Para lograrlo, con pleno respeto al pacto Federal, los señores Gobernadores, el señor Jefe de Gobierno del Distrito Federal, el Instituto Mexicano del Seguro Social y la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, suscribimos un convenio por entidad mediante el cual nos comprometemos a realizar acciones muy precisas para iniciar el combate a la informalidad laboral en el país.

A partir de estos acuerdos, en conjunto con los sectores productivos iniciaremos un esfuerzo sin precedentes para reducir la informalidad, que afecta el desempeño de la economía, limita el crecimiento de las empresas y merma la calidad de vida de más de 28 millones de trabajadores y sus familias.

La informalidad laboral es una de las principales causas de la baja productividad que frena el crecimiento económico de México. La informalidad en el empleo significa no sólo trabajar al margen de la ley, sino hacerlo sin eficiencia, sin capacitación, sin posibilidades para innovar, sin competitividad, pero, sobre todo, sin acceso a la tutela de los derechos laborales y a los beneficios de la seguridad social: como la salud, la vivienda, la pensión para la vejez o el seguro para el retiro.

Por ello, tenemos la seguridad de que con la decidida participación de los gobiernos de los estados y del Distrito Federal, de empresarios y trabajadores que nos hemos reunido, estaremos garantizando que la ley en México proteja a todos por igual.

Quiero informarle, señor Presidente, que dichos convenios establecen metas muy ambiciosas, perfectamente cuantificables y medibles, de las cuales usted tendrá conocimiento permanente, mismas que nos permitirán evaluar con oportunidad los avances y los resultados alcanzados.

El objetivo consiste en que con un esfuerzo responsable y compartido del Gobierno Federal, los gobiernos estatales y del Distrito Federal, se incorporen a la formalidad en el segundo semestre de este año, 200 mil trabajadores que hoy viven en la informalidad.

Sea por ello, nuestro reconocimiento a los gobernadores de los estados, al Jefe de Gobierno del Distrito Federal, al titular del Instituto Mexicano del Seguro Social, y a los factores de la producción, empresarios y trabajadores aquí reunidos.

Particularmente, también, hemos firmado una agenda ambiciosa con la Organización Internacional del Trabajo, que se ha reflejado en acuerdos con la Unión de Trabajadores de México, aquí representada por nuestro amigo Francisco Hernández Juárez, aquí presente.

Su determinación es muy importante para emprender este esfuerzo republicano. Ésta gran campaña de coordinación a nivel nacional con la que avanzamos en las acciones para transitar de la informalidad hacia la formalidad de la economía y la del empleo.

Señor Presidente.

Señores gobernadores y Jefe de Gobierno del Distrito Federal.

Señores empresarios y estimados líderes de los trabajadores:

El problema del empleo informal nos afecta a todos. Resolverlo nos beneficia a todos.

Por ello, tenemos la certeza de que en la medida que estas acciones que hemos iniciado se conviertan en un esfuerzo permanente y decidido de las autoridades gubernamentales, de las organizaciones sindicales y patronales, estaremos acelerando el paso para revertir la grave situación que padecen millones de mexicanos.

Estamos conscientes de que superar las causas de la informalidad es el gran objetivo común de una agenda integral del desarrollo, con incentivos reales estructurales, para alcanzar la verdadera democratización de la productividad.

Sabedores de que toda política pública producto del consenso sirve mejor al interés general, reiteramos nuestra confianza en quienes participamos en la firma de estos convenios. Sabremos estar a la altura de lo que exige el reto de la formalización del empleo.

Estamos seguros que todos seguiremos comprometiendo nuestra capacidad y visión para alcanzar las grandes metas nacionales, para construir, en síntesis, un México próspero y más incluyente.

Muchas gracias.




Agregar un comentario