Con imperfecciones, la Democracia Mexicana sigue adelante

227

Con quejas de la oposición e imperfecciones, la democracia mexicana sigue adelante, según quedó de manifiesto en las pasadas elecciones del 7 de julio en 14 estados de la República, en donde se eligieron más de 1,500 alcaldes y diputados estatales, y también al gobernador de Baja California.

Aunque había presagios negativos sobre violencia y desórdenes públicos, la jornada electoral del 7 de julio fue en términos generales ordenada y en ella los actores políticos, tanto los partidos como sus dirigentes y candidatos, se ajustaron a la leyes vigentes.

Esto ha dado lugar a que la democracia mexicana siga adelante, sin interrupciones y se fortalezca para dar paso a nuevas instituciones como el llamado Pacto por México donde los tres partidos principales del país: PRI, PAN y PRD dialogan para encontrar los mejores caminos y acuerdos para el progreso de nuestro país.

Aunque a regañadientes, los dirigentes del PAN y del PRD, Gustavo Enrique Madero y Jesús Zambrano, han tenido que admitir que el Pacto por México seguirá adelante, lo cual es una buena noticia para todos los mexicanos, ya que de otra manera se abriría nuevamente la posibilidad de desacuerdos en el Congreso de la Unión que perpetuarían la inmovilidad que tuvo el país en el pasado reciente.

Por su parte, el Presidente Enrique Peña Nieto ha recibido con serenidad los resultados de las elecciones del 7 de julio en las que se ha registrado un reacomodo político electoral muy notable, que refleja el afianzamiento del PRI en Estados que había perdido antes, aunque también las perdidas nuevas por el voto de castigo en Coahuila y en Puebla; pero para el Presidente Peña Nieto lo importante ha sido que la voluntad popular se ha expresado en paz y en libertad.

La ratificación de la voluntad popular en favor del candidato del PAN a la gubernatura de Baja California ha sido aceptada, en principio, por el propio Presidente del PRI, César Camacho, quien ha ofrecido que respetará los resultados electorales, tal como vengan, del Consejo Estatal Electoral de Baja California.

El reconocimiento del PRI al triunfo del PAN-PRD en la gubernatura de Baja California, en la persona de Francisco “Kiko” Vega constituye la garantía de que continuará el denominado Pacto por México, porque ha dejado satisfechos tanto a Gustavo Madero, Presidente del PAN como a Jesús Zambrano, Presidente del PRD.

Sin embargo, hay que dejar claro que el Pacto por México no puede ser un rehén de las condiciones político-electorales en el país y de los resultados que se han dado y podrán darse en las presentes y futuras elecciones, sino que el Pacto por México debe ser una institución independiente, autónoma y blindada a los voluntarismos políticos y ambiciones electorales, sean del partido que sean.

Las elecciones celebradas el 7 de julio y sus resultados son una demostración de que con imperfecciones, con dificultades y con obstáculos múltiples, la democracia mexicana avanza hacia mayores niveles de calidad y de reconocimiento general, tanto nacionalmente como en lo internacional.

Como se ha dicho, citando a Winston Churchill: “La democracia es un sistema de gobierno con muchos defectos, pero no se ha encontrado ninguno mejor”.

Así que, México avanza en democracia.




Agregar un comentario