“El México próspero al que aspiramos está al alcance”: Alfonso Navarrete Prida

292

Con su permiso, señor Presidente de la República, licenciado Enrique Peña Nieto.

Compañeros Secretarios de Estado; distinguidas personalidades que forman parte del Comité Nacional de Productividad; dirigentes e integrantes del movimiento obrero organizado de México; don Joaquín Gamboa, muchas gracias por acompañarnos.

Señoras y señores representantes del sector patronal de México; don Claudio X. González; muchas gracias por estar aquí presente.

Muy apreciables Rectores y directores generales de reconocidas instituciones académicas y de investigación; respetables representantes de organismos internacionales acreditados en México; don Thomas Wissing, mil gracias por estar aquí, con nosotros, el día de hoy.

Apreciables representantes de los medios de comunicación; señoras y señores.

En estricto cumplimiento al mandato establecido en la Ley Federal del Trabajo, y como lo comprometiera el Presidente Enrique Peña Nieto, el pasado 1º de mayo, hoy estamos reunidos para instalar el Comité Nacional de Productividad.

Con este evento, señor Presidente, se confirma que los mexicanos estamos empeñados en lograr la transformación a fondo, de la que habló usted en la presentación del Plan Nacional de Desarrollo y se confirma que en México existe un clima propicio para el diálogo, la colaboración y la suma de esfuerzos.

Lograr el México próspero al que todos aspiramos sí está al alcance. Sí es posible fortalecer los mercados internos, promover la generación de empleos de calidad, alentar la productividad de los trabajadores y la competitividad de las empresas, mejorar las condiciones salariales y el nivel de vida de los mexicanos, lograr la inclusión laboral y, desde luego, la social.

La productividad debe enmarcarse en la fórmula ganar-ganar, donde gana la empresa y gana el trabajador. El esquema es productividad con beneficios compartidos. Gana el país en competitividad y, con ello, ganamos todos.

Celebramos la instalación de este Comité porque ello es muestra indiscutible de que este Gobierno y en el país hemos colocado a la productividad como el eje Rector de la estrategia, para llevar a México a su máximo potencial de desarrollo.

De manera señalada, reconocemos, señor Presidente, su iniciativa y su determinación para emprender, desde ahora, y sin mayor dilación, la instrumentación de estrategias y acciones encaminadas al fomento de la productividad.

Porque no podemos retardar, aún más, el despegue del país y seguir condenando a más generaciones de mexicanos a la pobreza, al desempleo, el atraso y la marginación.

El Comité Nacional de Productividad, que habrá de ser replicado en las entidades federativas y el Distrito Federal, será un importante espacio de reflexión, análisis, elaboración de diagnósticos, creación de escenarios, formulación de opiniones y diseño de soluciones para incrementar la productividad económica, no sólo la laboral.

La representación de cada uno de los vocales e integrantes del Comité es particularmente significativa, porque encarna a los factores de la producción, a la academia, al sector público, al privado, al social y a la inteligencia del país, en fin, a los motores que habrán de permitirnos alcanzar este gran objetivo nacional.

Éste es el primer paso para recuperar el terreno perdido, porque, como bien se ha dicho, generaciones de mexicanos hemos pagado un alto costo social por los bajos niveles de productividad, que han limitado el potencial de crecimiento de la economía en las últimas tres décadas.

Por ello, para hacer frente al desafío de democratizar la productividad, es una tarea que no puede esperar. Se trata de una tarea que requiere de gran visión y, sobre todo, de voluntad para transformar políticas e instituciones, para impulsar el desarrollo integral y sustentable del país.

En suma. Se trata de poner en marcha una auténtica política de Estado que integre la más amplia participación social y encamine toda la energía y todo el talento de los mexicanos para alcanzar esta gran meta nacional.

Con la instalación de este Comité como órgano consultivo y auxiliar del Ejecutivo Federal y de la planta productiva del país, se establece una ruta clara, funcional y oportuna para impulsar la productividad en las empresas, la productividad de los trabajadores y la competitividad de la economía.

Estamos ciertos que detrás de cada integrante y vocal de este Comité está una sólida institución que respalda con experiencia y compromiso el desarrollo del país.

Tienen un asiento en este Comité muy autorizadas voces de la academia, que habrán de discernir con el sector patronal y el sindical sobre la pertinencia de los planes y programas de estudio de los niveles medio superior y superior para atender la problemática y la insuficiencia de perfiles adecuados a los puestos de trabajo.

En México, el 40 por ciento de los empleadores considera que el personal a su cargo no tiene las calificaciones correctas para desempeñar el puesto que necesitan.

La innovación, la investigación básica y aplicada, la generación de patentes, la incorporación a los centros de trabajo de nuevas tecnologías, deben ser parte de la cultura de la productividad.

No es gratuita aquí la presencia de instituciones que se significan por sus avances y aportaciones en la materia.

La propuesta de normas técnicas de competencia laboral y los procedimientos para la evaluación, acreditación y certificación serán tarea fundamental de este Comité.

La práctica laboral y la capacitación de un importante número de trabajadores, les han brindado las herramientas teóricas y prácticas para desempeñar con alto nivel de eficiencia su trabajo.

Pero las opciones de ascender al interior de la empresa o buscar mejores oportunidades laborales, se ven limitadas porque en México no contamos con documentos que acrediten ese conocimiento.

En consecuencia, es imprescindible certificar competencias para mejorar la condición laboral de cientos de trabajadores, y a ello habremos de abocarnos. Por ello, en esta gran cruzada nacional, desde la Secretaría del Trabajo y Previsión Social impulsaremos la productividad en las micro y pequeñas empresas, con programas específicos y capacitación en coordinación con la Secretaría de Economía.

Detonaremos el Programa de Certificación de Competencias con las autoridades educativas. Impulsaremos la inclusión de cláusulas de productividad en los centros colectivos de trabajo como ha sido la instrucción del Presidente de la República. Y estamos diseñando el portal de la productividad que deberá estar en marcha en las próximas dos semanas.

Contamos ya con indicadores para medir la productividad laboral que se publican trimestralmente en un importante trabajo realizado con el INEGI, por primera vez en el país.

Por primera ocasión tendremos indicadores precisos por región, por ciudad, por localidad de los grados de competitividad de todos los factores de la producción involucrados en el país en las diferentes ramas.

Con ello, estaremos dando pasos firmes en la gran tarea que nos ha convocado el Presidente Enrique Peña Nieto, de edificar juntos una sociedad más próspera, segura e incluyente.

Con ello, estaremos transformando a la productividad en una auténtica plataforma para mover a México por la senda del crecimiento sostenible y la prosperidad.

Con ello, estaremos dando a nuestros hijos y a los hijos de nuestros hijos, la garantía de mayores oportunidades de progreso, desarrollo y bienestar.

Muchas gracias.




Agregar un comentario