Xi Jinping y su esposa, quedan extasiados ante Chichén Itzá

238

Frente a la pirámide de Chichén Itzá dedicada a Kukulkán, el Presidente de China. Xi Jinping exclamó: “¡Grandioso!”. “Esa serpiente de la Pirámide soy yo, porque mi símbolo en China es la serpiente”.

Entonces, pidió tomarse una foto con su esposa Peng Liyuan junto al gran monumento maya.

El Presidente Enrique Peña Nieto y su esposa, Angélica Rivera de Peña Nieto, acompañaron al Mandatario chino en un recorrido por la zona arqueológica de Chichén Itzá, que embelesó a los ilustres visitantes chinos y su comitiva.

Ambos mandatarios y sus respectivas esposas conversaron intensamente sobre la grandiosa Civilización Maya, mientras recibían la bienvenida de pobladores mayas, quienes les deseaban lo mejor en sus tareas; incluso, les mostraron cómo era el Juego de Pelota en los siglos pasados, y los principios filosóficos de la Civilización Maya.

Brujos y chamanes los recibieron con humo de copal y rituales de limpia y bendiciones, a la usanza indígena primitiva, para desearles a ambos mandatarios y a sus esposas felicidad y buena suerte, cosa que agradecieron Xi Jinping y Peng Liyuan y el Presidente Enrique Peña Nieto y su señora Angélica Rivera de Peña.

La visita a Chichén Itzá fue un remanso para el mandatario chino y para el Presidente Peña Nieto, que habían tenido dos días de trabajo muy intensos, el 4 y 5 de junio, y ese día 6 en Chichén Itzá, por la mañana, disfrutaban del aire, del sol y de la profundidad del espacio de la Península de Yucatán, una biósfera de las más limpias que hay en el mundo.

La visita a Chichén Itzá constituyó un final feliz de la Reunión Cumbre que durante los dos días anteriores habían tenido el Presidente Enrique Peña Nieto y el Presidente Xi Jinping, de la República Popular China, y que incluyó la realización de mesas de trabajo y encuentros con los empresarios de México y China, así como la visita del mandatario chino al Senado de la República y al encuentro con el Jefe de Gobierno del D.F. Lic. Miguel Ángel Mancera, quien le entregó las Llaves de la Ciudad.

Terminando la visita a la zona arqueológica de Chichén Itzá, el Presidente de China Xi Jinping y su esposa Peng Liyuan se dirigieron al aeropuerto de la Ciudad de Mérida, Yucatán para volar a los Estados Unidos, para tener un encuentro Cumbre con el Presidente Barack Obama.




Agregar un comentario