Agenda Empresarial México–China 2013 -2018

371

En días pasados la Cámara de Comercio y Tecnología México China, presentó la Agenda Empresarial México –China 2013-2018, en donde se hace hincapié de la disposición de la segunda economía más grande del planeta de concretar  un ambiente de cooperación y desarrollo, así como de financiamiento y capacitación de las múltiples oportunidades de proyectos en los renglones de tecnología, telecomunicaciones, energía y medio ambiente que hay en México.

De acuerdo a la vicepresidenta de la Cámara China de Comercio y Tecnología en México, Amapola Grijalva señaló que Después de la presentación del Plan Nacional de Desarrollo el pasado 20 de mayo, se tiene una idea muchísimo más definida de cuáles son los proyectos que el actual Gobierno de México estará dando prioridad en el corto y mediano plazos, por lo que la Cámara jugará un papel esencial en la promoción de oportunidades y proyectos concretos.

De acuerdo con los volúmenes de captación de inversión en América Latina en los proyectos de infraestructura, que rondan los 20 mil millones de dólares, es perfectamente posible plantear que México podrá captar inversión extranjera de China en volúmenes significativos, dado que las necesidades de inversión de México en puertos, aeropuertos, vías férreas, telecomunicaciones, son de alrededor de 50 mil millones de dólares; mismos que se utilizarían para reconfiguración de refinerías, superior a los  10 mil millones, y para construcción de refinerías nuevas, alrededor de 10 mil millones de dólares, a lo que se deben agregar renglones muy importantes del sector energía.

El potencial de las inversiones en infraestructura y tecnología de telecomunicaciones en nuestro país es altamente significativa, ronda los 11 mil millones de dólares para el corto plazo. Los ingenieros mexicanos han logrado grandes avances en la informática y allí también existen condiciones para desarrollar sinergias entre las empresas de ambos países en el campo del software y temas relacionados.

China cuenta con tecnología para la exploración, tanto de gas, como de petróleo y minería. Tecnología que está a los niveles de la más avanzada del mundo. Las posibilidades de cooperación en esta materia, le pueden otorgar a México una ventaja para sostener su autosuficiencia energética, asunto fundamental para el desarrollo nacional. Este es un sector donde la R.P. China tiene también espacios importantes en los que las compañías mexicanas pueden participar de manera significativa.

México ha venido desarrollando con éxito una gran capacidad tecnológica para la protección del medio ambiente, el saneamiento de aguas, saneamiento de ríos y cuerpos de agua, descontaminación de suelos dañados por los efectos de la actividad petrolera y otros; todas estas son áreas de oportunidad para las empresas del territorio chino y para buscar sinergias con compañías de aquél país aquí y allá.

El pacto por México y el Plan Nacional de Desarrollo (anunciado el pasado 20 de mayo por el Presidente Enrique Peña Nieto), otorgan muy alta prioridad a los sectores de Transporte y Logística; Turismo; Telecom; Energía, especialmente energías renovables; protección del medio ambiente;  acceso al financiamiento para el desarrollo de proyectos de inversión, entre otros rubros que indudablemente serán de interés para las empresas de ambos lados del Océano Pacífico.

Para Amapola Grijalva la visita del Presidente de la República Popular China, Xi Jinping, traerá consigo oportunidades de desarrollo concreto de proyectos, en beneficio de las empresas tanto de México como de China. La Cámara de Comercio y Tecnología México –China, ha tenido 4 años de un intenso trabajo de desarrollo en las relaciones de los empresarios de ambos países; cabe destacar que durante los últimos 41 años de la relación entre México y China se han firmado un total de 42 instrumentos en todas las materias; nuestro país ha recibido la visita de poco más de 60 funcionarios chinos, mientras que las visitas a China por parte de funcionarios, Gobernantes, dirigentes y empresarios mexicanos se cuentan en decenas de miles al año.

El resultado de esos intensos intercambios ha fructificado en un mejor nivel de conocimiento mutuo y la percepción de que entre las dos Naciones es posible crear alianzas, proyectos de co-inversión y desarrollar mecanismos de cooperación y complementación a nivel comercial, industrial, tecnológico y financiero.

“Nuestra organización a colaborado intensamente con estos esfuerzos y en la presentación de la Agenda Empresarial 2013 -2018 donde queremos dejar constancia de los intercambios previos y preparatorios a esta Primera Visita de Estado de parte del Presidente Xi Jinping a México. Sabemos que vendrá acompañado de importantes compañías, bancos e instituciones que seguramente tendrán interés de interactuar con la parte mexicana; y tal como ha sucedido en otras visitas donde existe un programa de interacción empresarial. El COMCE está encargado de organizar esta actividad, y la Cámara, siendo miembro del Comité Binacional de dicho organismo, participará junto con 300 empresarios mexicanos”.

En esta ocasión, esta Cámara binacional que representa a las empresas mexicanas con operación en China y a las empresas chinas con operación en México, anuncia públicamente cuáles son sus visiones y perspectivas para realizar proyectos que sean viables, que sean factibles, y que puedan traer prosperidad para ambas naciones. En este momento la prioridad se debe enfocar en aumentar la exportación mexicana; en lograr que las importaciones de bienes de capital e insumos intermedios se realicen en condiciones óptimas, tanto desde el punto de vista contractual, como desde el punto de vista aduanero y comercial.

La comunidad empresarial de México, tiene necesidad e interés de actualizar y mejorar la tecnología en los procesos productivos, pero también necesita hacerlo a un costo que le permita competir en los mercados globales.

“Es de nuestro mayor interés promover el respeto a la propiedad intelectual y el reconocimiento a las buenas prácticas empresariales, que incluyen el cuidado del ambiente, la protección de los derechos laborales y el cumplimiento de todas las obligaciones fiscales y marco regulatorio aplicable a cada industria”, dijo la directiva de la Cámara de Comercio y Tecnología México- China, Amapola Grijalva. “La Cámara impulsará que el ambiente de negocios sea estable y propicio para todos los empresarios, independientemente del origen de las inversiones. Reiteramos nuestra petición al gobierno de China para que se otorguen todas las facilidades y se derriben las barreras técnicas para la libre comercialización de los productos mexicanos en territorio chino, como una medida de reciprocidad ante el nivel de apertura comercial que México ofrece al mundo”. explicó

En el renglón de inversión, la Cámara ha realizado intensos esfuerzos para un diálogo con las empresas con inversiones en América Latina, Asia y África. En este diálogo hemos conocido que las principales barreras que enfrentan la compañías chinas para participar en la construcción y financiamiento de obras de infraestructura en México se debe a que las licitaciones públicas para estas obras, están reservadas para las empresas con cuyos países México tiene signados tratados de libre comercio. Por ello le proponemos a ambos gobiernos que aprovechemos todos los mecanismos legales disponibles para promover y materializar alianzas entre empresas mexicanas y chinas para poder participar en estos proyectos, tan importantes para el desarrollo de México. Las empresas chinas por su parte han expresado su interés de proporcionar tecnología y equipamiento, así como recursos financieros, a costos altamente competitivos. En el caso de los proyectos bajo los esquemas de asociaciones público-privadas o de pago por servicios, el interés de las empresas chinas no está en la parte que corresponde a la operación, sino en la parte de equipamiento y financiamiento.

Como una propuesta de solución que se avizora para ambas naciones esta la implementación de un Tratado Comercial entre ambas naciones, lo cual se podría impulsar en la visita al país del presidente Xi Jinping. “Dado que las licitaciones se restringen para países con tratado de libre comercio y dado que las chinas no están en este listado, no han podido participar; por eso esperamos acuerdos de alto nivel”, aseveró Grijalva.

Consideró que aunque no se logre un entendimiento que lleve a un convenio comercial binacional, sí se podrían hacer acuerdos de entendimiento y alianzas empresariales ordenadas para agilizar la inversión.

Refirió que pese a que las inversiones anunciadas por China hacia México son principalmente en manufacturas como tubería de cobre, ensamble de televisiones y computadoras y en los sectores textil y minero, el gran potencial está en infraestructura, telecomunicaciones y energía.

Por eso la visita de Xi Jinping, a unas cuantas semanas de la visita del presidente Enrique Peña Nieto a China, es una señal muy importante para los empresarios, pues en el creciente desarrollo del país asiático México no se debe quedar atrás, sostuvo Amapola Grijalva.




Agregar un comentario