Fructífero encuentro Enrique Peña Nieto – Barack Obama

333

El encuentro cumbre entre el Presidente de México Enrique Peña Nieto y el Presidente de Estados Unidos Barack Obama, los días 2 y 3 de mayo, fue fructífero y permitió acuerdos que plantean un nuevo enfoque a las relaciones entre los dos países, que se habían viciado en asuntos de seguridad fronteriza, narcotráfico y tráfico de armas.

El futuro de México y Estados Unidos está más allá de los daños que causa a ambas naciones el crimen organizado, para abrir camino a nuevas relaciones comerciales, de inversiones y, sobre todo, de intercambios educacionales y tecnológicos entre los dos países.

La vecindad entre México y Estados Unidos la aprovecharan ambos países, según la Declaración Conjunta de los Presidentes Peña Nieto y Obama, para competir con mayor éxito dentro del nuevo esquema mundial.

En las conferencias de prensa que ambos mandatarios brindaron, así como en sus discursos oficiales, el Presidente Peña Nieto y el Presidente Obama señalan con claridad que las economías de nuestros dos países son complementarias y que Estados Unidos necesita de la fuerza de trabajo mexicana y México necesita de las inversiones y tecnología norteamericanas, para competir con los grandes bloques económicos encabezados por China, la India, Rusia y otros países, así como para competir con la Unión Europea, con la que también hay que buscar ahora un Tratado de Libre Comercio, según la estrategia acordada entre Peña Nieto y Obama.

Y, claro, todo lo anterior sin olvidar el papel importantísimo que juega Canadá en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

AHORA, VIENE LA ASOCIACION TRANS-PACIFICA

En el diálogo sostenido entre el Presidente de México y el Presidente de Estados Unidos se habló también de lo que viene: la Asociación Económica Trans-Pacifica, que tiene proyectado un programa de gran competencia comercial, industrial y tecnológica, en el que México jugará un papel definitivo, en asociación con los Estados Unidos.

Es por ello que resulta muy satisfactorio y prometedor, el denominado “programa de los 100 mil estudiantes” que anunció el Presidente Obama en su discurso del Museo de Antropología, y que consistirá en abrir 100 mil plazas y becas para estudiantes mexicanos y de otros países latinoamericanos que vayan a estudiar a los Estados Unidos y de la misma manera, 100 mil plazas y becas  para estudiantes estadounidenses que vengan a escuelas, institutos y universidades de México y del resto de los países de América Latina.

AMBIENTE DE AMISTAD Y COOPERACION

El encuentro de los Presidentes de México y Estados Unidos se dio en un ambiente cordial, de amistad y cooperación extraordinario; probablemente sólo hubo otra reunión cumbre con esas características, entre el Presidente Adolfo López Mateos y el Presidente John F. Kennedy a principios de los años 60’s del siglo pasado.

Barack Obama mostró gran admiración por México y expresó amistad y admiración por el Presidente Enrique Peña Nieto, en quien reconoció a un gran líder.

Así que, la cumbre realizada los días 2 y 3 de mayo entre Enrique Peña Nieto y Barack Obama tendrá una enorme repercusión positiva en el futuro de las relaciones económicas, políticas, sociales y culturales de las dos naciones.

¡Enhorabuena!

Por el Lic. Mauro Jiménez Lazcano, Director General de la Revista Macroeconomía




Agregar un comentario