“Hacer del D.F. un Estado Libre y Soberano”: Rector José Narro Robles

346

Buenos días tengan todas y todos ustedes. Es un privilegio para mí dirigirme a ustedes en esta oportunidad. Señor Jefe de Gobierno de nuestra ciudad muchas gracias por confiar en la Universidad Nacional, en sus recintos, por acompañarnos en innumerables oportunidades y por hacer un segundo acto en materia de Reforma Política en el Distrito Federal dentro de las instalaciones de la Universidad. Muchas, muchas gracias

Saludo con mucho gusto a senadores, diputados federales y locales, al señor presidente del Tribunal Superior de Justicia, a los miembros del Consejo Consultivo que están aquí reunidos, a su coordinador, al licenciado Porfirio Muñoz Ledo, y a un enorme cúmulo de personalidades del mundo de la política, de la academia, del mundo de la Ciudad de México, que están aquí presentes el día de hoy.

Me pidieron que interviniera para darles la bienvenida, siempre es muy grato y hay varias modalidades, uno puede decir bienvenidos o puede decir uno muy bienvenidos, escojo esta última fórmula para decirles que para la Universidad Nacional es un privilegio tenerles aquí y tener la oportunidad de ser sede de un evento de esta naturaleza, en un auditorio, en este anfiteatro “Simón Bolívar”, lleno de historia y con la expectativa de que esa historia se está escribiendo a partir del día de hoy, para avanzar en la materia que nos convoca.

Ojalá muy pronto se pueda tener un resultado que con el acuerdo de las fuerzas políticas de nuestro país y de nuestra ciudad logre configurar lo que no ha sido posible y hay que decirlo a lo largo de varios años.

Siempre el pasado se resiste al futuro, dice en una novela Alessandro Baricco, y esta frase aplica extraordinariamente al caso que hoy nos ha convocado. Pero este mismo autor también nos ha recordado que el talento consiste en tener respuestas, incluso antes de tener planteadas las preguntas y cuando uno tiene las preguntas con mayor razón tiene que empeñarse en identificar las respuestas.

Y en el caso de la reforma política de nuestra entidad, desde hace varios lustros, varias décadas tenemos identificadas las preguntas. Ha llegado pues el momento de plantear esas respuestas, ha llegado el momento de vencer las inercias del pasado.

Hago votos porque efectivamente el día de hoy estemos empezando esa etapa, que nos lleve a que la ciudad tenga los mismos derechos que el resto de las entidades, que los ciudadanos del Distrito Federal, de la Ciudad de México, seamos en todas la materias pares del resto de los ciudadanos mexicanos, ese es mi deseo y ese es mi exhorto. Enhorabuena.




Agregar un comentario