Sorpresiva visita de Barack Obama a México; se reconstruye la relación con Peña Nieto

152

El sorpresivo anuncio hecho por La Casa Blanca de la visita a principios de mayo próximo, entre los días 2 y 4 ha causado grata expectación en los sectores empresariales y laborales de los dos países, así como entre los círculos diplomáticos, ya que la relación diplomática entre los dos países se había deteriorado feamente en le sexenio pasado, luego de una grave fricción diplomática entre el entonces Presidente Felipe Calderón y el Embajador norteamericano Carlos Pascual, cuya salida del país fue solicitada directamente al Presidente Barack Obama por el ex mandatario de nuestro país.

A raíz de esa grave fricción, durante prácticamente todo el año de 2010 quedó el Gobierno de los Estados Unidos sin titular en la Embajada, de tal suerte que inclusive se suspendieron entonces los festejos de la Independencia de Estados Unidos en México, el 4 de julio de ese año.

El enfriamiento de las relaciones diplomáticas entre México y Estados Unidos tuvo su reflejo en las diversas ramas de la cooperación económica, de inversiones y de seguridad pública.

Nunca hubo “buena química” entre Calderón y Obama

En realidad, nunca hubo lo que se llama “buena química” entre el anterior Presidente Mexicano Felipe Calderón y Barack Obama; curiosamente en la visita anterior que realizó el mandatario norteamericano a nuestro país, había estallado la epidemia del H1N1, lo que contribuyó a que esa visita quedara entonces muy deslucida, casi escondida y con pocos resultados; el Presidente Obama fue entonces trasladado del aeropuerto a Los Pinos y de Los Pinos a un Hotel cercano y hasta ahí.

Fue aquella del año 2009, una visita casi furtiva y de pocos resultados; después, vino el enfriamiento entre el Embajador Carlos Pascual y el Gobierno mexicano, a causa de varios correos electrónicos publicados por WikiLeaks.

Después de casi un año sin Embajador norteamericano, fue nombrado el actual Jefe de la Legación el señor Anthony E. Wayne, quien ha sido un diplomática serio y trabajador en favor de las relaciones México- Estados Unidos hasta lograr la próxima visita a nuestro país del presidente Barack Obama.

La juventud, preparación y comprensión de los dos mandatarios. Enrique Peña Nieto, de México y Barack Obama de los Estados Unidos, que se reunirán a principios de mayo en nuestro país ha generado expectativas esperanzadoras, ya que ambos líderes tienen una clara visión de la realidad mundial que se vive hoy y de la necesidad de estrechar los lazos de cooperación económica, educativa, tecnológica y migratoria, a fin de entrar en una nueva etapa que le permita a las dos naciones encarar la competencia mundial que está presente en todos los campos.

México y Estados Unidos, con Enrique Peña Nieto y Barack Obama, tienen frente a ellos un futuro promisorio muy realista y al alcance de la mano.

Ambos dirigentes: Peña Nieto y Obama, reconstruirán las relaciones entre nuestros dos países, con nuevos enfoques y nuevas políticas que vayan dejando atrás episodios oscuros de la historia y se fijen mejor en el porvenir, lleno de posibilidades abiertas de progreso.

Por el Lic. Mauro Jiménez Lazcano, Director General de Macroeconomía




Agregar un comentario