Anuncia el Presidente Peña Nieto Reformas para reforzar la protección de los derechos humanos

137

El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, anunció que en próximos días presentará un paquete de reformas para reforzar la protección de los derechos humanos en el país, y que tienen que ver, entre otras acciones, con adecuar el tipo penal de desaparición forzada de personas conforme a estándares internacionales, así como expedir las leyes para asegurar el respeto a los derechos humanos en los casos de suspensión de garantías y de expulsión de personas extranjeras.

Durante la ceremonia de entrega del Premio Nacional de Derechos Humanos 2012 al presbítero Alejandro Solalinde Guerra, por su contribución para que los derechos de los migrantes sean una realidad, el Primer Mandatario recordó que, como lo anunció el pasado 1 de diciembre al asumir la Presidencia de México, el Gobierno de la República se ha desistido ya de la controversia constitucional en relación con la Ley General de Víctimas.

Ambas decisiones, agregó, entre otras acciones y reformas que permitan actualizar el marco legal en el país, “serán las que estemos impulsando y que, además, están debidamente acordadas y suscritas en el Pacto por México”.

En el marco del Día Internacional de los Derechos Humanos, el Titular del Poder Ejecutivo destacó que es una obligación del Estado garantizar condiciones de trato igualitario para cada uno de sus integrantes.

“El gran reto que nos hemos propuesto es lograr que los derechos pasen del papel a la realidad, y tenemos que sentar las bases para transformar, la nuestra, en una sociedad de derechos”, expresó.

El Presidente Peña Nieto dijo que para “transitar hacia un Estado democrático de derecho, México tiene que hacer valer la ley y, simultáneamente, poner al día su marco legal”. Para lograrlo en un plazo menor, agregó, “debemos construir amplios acuerdos que deriven del diálogo, de la capacidad de transigir, de acordar, de convenir, por encima de propósitos particulares, a lo que queremos, que todos buscamos, más allá de diferencias ideológicas partidarias, que es un mejor país”.

En ese sentido, añadió que lo primero es hacer de México un país de iguales, “un México donde todos, mujeres, indígenas, adultos, personas con discapacidad y migrantes sean respetados en todos y cada uno de sus derechos humanos”.

El Presidente Peña Nieto destacó que su Gobierno se centrará en estar cercano a la gente, y ser un “Gobierno que sepa y que escuche a la gente, a la sociedad, a los distintos medios de interlocución”, para que “podamos juntos, sociedad y Gobierno, establecer los mejores caminos para renovar esperanza, renovar el ánimo social entre los mexicanos y encontrar un país de mayor desarrollo, de mayores oportunidades, especialmente para los jóvenes, para quienes tenemos que construir un mejor porvenir, opciones para un futuro alentador y promisorio”.

Resaltó que se deben alinear las acciones gubernamentales hacia el objetivo de que el ciudadano esté en el centro de las políticas públicas que tenga el Gobierno. “Cada niño sin estudiar, cada persona sin trabajo, cada mujer discriminada, cada violación a los derechos humanos, representa la ausencia del Estado”, subrayó.

Tras recibir el Premio Nacional de Derechos Humanos 2012, el presbítero Alejandro Solalinde Guerra, fundador del albergue Hermanos en el Camino, en Ixtepec, Oaxaca, expresó que tanto en el Gobierno, como quienes tengan un servicio de autoridad, deben basar su trabajo en escuchar a la gente.

Exhortó a escuchar a jóvenes y mujeres, pues “yo puedo decir que en este servicio del cual me honro, las mujeres y los jóvenes son los más sensibles y los que más me han ayudado”.

Asimismo, llamó a la unidad de los mexicanos, quienes “ya bastante nos hemos fragmentado, nos hemos dividido, nos hemos acusado, y el que esté libre de pecado que tire la primera piedra”.

Por su parte, Raúl Plascencia Villanueva, Presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, indicó que el Premio Nacional de Derechos Humanos 2012, es un reconocimiento a la capacidad, a la entereza y la labor de un gran mexicano, que ha comprometido su vida a la protección y defensa de aquellos que más lo necesitan al estar fuera de su país, lejos de su familia y sin recursos.

En el evento, realizado en el salón Adolfo López Mateos de la Residencia Oficial de Los Pinos, el Presidente de la República estuvo acompañado por el Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong.

Alejandro Solalinde, Premio Nacional de Derechos Humanos 2012

El Premio Nacional de Derechos Humanos es el reconocimiento que la sociedad mexicana confiere, a través de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, a las personas que se han destacado en la promoción efectiva y defensa de los derechos fundamentales.

El Consejo de Premiación del Premio Nacional de Derechos Humanos 2012 decidió por unanimidad otorgarle el premio al presbítero José Alejandro Solalinde Guerra por su destacada trayectoria en la promoción y defensa de los derechos humanos de las personas migrantes.

Destaca la labor del Padre Solalinde en el albergue “Hermanos en el Camino”, en Ixtepec, Oaxaca, mismo que fundó el 27 de febrero de 2007. Durante los últimos cinco años ha acompañado a los migrantes a presentar más de 200 denuncias ante las autoridades competentes por delitos como homicidio, robo, secuestro, asalto, extorsión y violación.

En el marco del Día Internacional de los Derechos Humanos, el Presidente de los Estados Unidos Mexicanos entregó el Premio Nacional de Derechos Humanos 2012 al Padre José Alejandro Solalinde Guerra.




Agregar un comentario