Sobre el uso de las monedas de oro como dinero

306

¿Por qué los seres humanos no utilizan las monedas de oro como dinero?

La respuesta es muy sencilla: porque no quieren hacerlo en las circunstancias actuales.

El apego de los seres humanos al oro es notable: sospecho que hay algo metafísico en el oro, que atrae a los seres humanos. Tal vez el oro sea parte del orden natural de las cosas, parte del Rerum Natura; quizá la relación de los humanos con el oro esté ‘integrada’ en la naturaleza humana, como la atracción sexual. No insistiré, pero reflexiono sobre esto.

Pero volviendo a la pregunta y la respuesta anteriores. La siguiente pregunta es: ¿por qué no los seres humanos deciden no utilizar las monedas de oro como dinero, en las circunstancias actuales?

La respuesta es igualmente sencilla: porque los seres humanos valoran tanto el oro (el regalo material más importante que un hombre puede dar a una mujer que ama es oro en alguna forma), que van a utilizar cualquier otra cosa disponible para realizar un pago, en vez de hacerlo con oro.

Si usted tiene dólares, usará dólares para pagar, en lugar de oro. Si usted tiene euros, usará euros en vez de oro. Libras esterlinas, rublos rusos, yuan chino, yen japonés, e incluso una improbable unidad monetaria, el kwatcha de Zambia; usted utilizará cualquiera de estas monedas para realizar pagos, en vez de ceder una moneda de oro.

He leído que los suizos están pensando en permitir que el oro tenga una función monetaria. Alguien bromeó diciendo que esto es como querer re-hidratar el agua. Los suizos no lograrán absolutamente nada con esta medida. ¿Quieren utilizar el oro como dinero? Para que esto suceda, sería necesario que ninguna otra moneda circulara en Suiza.

El oro volverá a ser utilizado como dinero (actualmente ya es dinero) cuando nadie acepte cualquier otra forma de pago o cuando no haya disponible nada más que oro (o plata) para realizar pagos. Esa era la situación en el siglo XIX y antes. El oro se utilizaba como dinero porque no había otra alternativa más que plata, y esa situación hubiera continuado si no hubiera sido porque se estableció un tipo de cambio fijo entre el oro y la plata, y no se permitió que sus valores fluctuaran conforme al mercado.

Cuando la actual locura del dinero fiat mundial haya concluido, cuando ningún papel de ningún país sirva para pagar importaciones, entonces las importaciones volverán a pagarse con oro. La espera puede ser larga.

Y debo añadir: aún al llegar ese momento, si las personas tienen la alternativa de utilizar billetes respaldados totalmente con oro, la gente preferirá pagar con esos billetes, en vez de pagar con monedas de oro. Y preferirá pagar con dinero fiat, en vez de utilizar billetes redimibles en oro.

La moneda de oro supera al billete respaldado en oro porque una moneda de oro es un bien tangible, mientras el billete redimible es una promesa, y una promesa nunca puede ser igual a algo tangible, a la vista de cualquier humano. Por eso a las mujeres les gustan los anillos de compromiso.

Si la representación ancestral del oro siempre ha sido el Sol de Oro, la representación igualmente ancestral de la plata ha sido la luna, la Luna de Plata.

Para efectos prácticos, se puede afirmar que la plata ha sido siempre el dinero del pueblo. Es un metal precioso, pero no goza de una estima tal alta como el oro.

Naturalmente, hoy la gente ahorra monedas de plata; y lo haría aún más si la ley les concede estatus de moneda circulante. Los mexicanos utilizaron la moneda de plata en paralelo con el papel moneda hasta 1946 porque no tenían alternativa: el billete de un peso no existió hasta 1946. Los norteamericanos utilizaron los medios dólares, los cuatros de dólar y los décimos de dólar hasta 1965 porque ellos tampoco tenían alternativa; sin embargo, en 1965 el aumento en el precio de la plata obligó a sacar de circulación la moneda de plata en E.U., y tomó su lugar la moneda elaborada con metales industriales. En nuestros tiempos, caracterizados por la alta inflación, la tendencia será a usar papel moneda para las transacciones diarias y ahorrar las monedas de plata monetizadas; éstas sólo se utilizarán en el comercio raramente.

En la actualidad hay cuatro países en el mundo donde algunas personas están tratando de convencer a sus gobiernos para monetizar una moneda de plata, que la gente va a utilizar para conservar su ahorro. En un mundo que se dirige a la bancarrota a un ritmo alarmante, los ahorros que no estén sujetos a devaluación por efectos de inflación van a representar la diferencia entre la vida y la muerte para millones de seres humanos.

El plan que nosotros proponemos es simple: emitir una moneda de plata sin valor nominal grabado. Darle un valor de cotización monetaria ligeramente superior al valor de la plata que contiene. Y elevar esta cotización conforme suba el precio de la plata.

El plan es asombrosamente simple. Cualquier cosa que vaya a ser utilizada por millones de personas tiene que ser simple. A la naturaleza no le gustan las complicaciones. El sexo no es complicado y por eso cumple con su propósito de reproducirnos. La Naturaleza eventualmente acabará con todos esos sofisticados sabios que se están ocupando de basura financiera tan complicada como Derivados de Tasas de Interés, Obligaciones de Deuda Colaterales y todo tipo de ingeniosos tormentos derivados del dinero fiat.

Hemos estado proponiendo la monetización de la onza de plata en México desde 2003. Nuestros partidarios en la nueva Legislatura del Congreso están más fuertes que nunca – pues hemos estado conversando con los legisladores durante nueve años sobre el tema de la plata monetizada, y ahora tenemos muchos amigos en posiciones más influyentes en el Congreso Mexicano. Además, la idea de la moneda de plata con un valor cotizado ya es bien conocida para los políticos mexicanos; esta idea tiene sentido para ellos y no le encuentran nada de extraño. Una vez más, estamos preparando una Iniciativa. Quizás en esta ocasión sí se apruebe.

Esperamos lo mejor para el 2013. Monetizar la onza de plata ‘Libertad’ es un gran reto y un gran objetivo por el cual vivir. ¿Cuál de los cuatro países será el primero en ofrecer a su población la moneda de plata convertida en dinero?

Por Lic. Hugo Salinas Price, Presidente de la Asociación Cívico Mexicana Pro Plata




Agregar un comentario