Una nueva imagen de México en Europa

207

La gira que emprendió el presidente electo de México, Enrique Peña Nieto, por varios países de Europa tiene un significado profundo dentro del nuevo contenido de nuestra política exterior. Se trata de una visión estratégica que reoriente el sentido de la diplomacia mexicana. Una política que permita a los titulares de las embajadas y consulados de México, además de defender los principios de política exterior y brindar protección a los connacionales que residen allende nuestras fronteras; estar a tono con este nuevo sentido y visión del ejecutivo sobre hacia dónde y cómo orientar las estrategias en favor del desarrollo económico de México.

En Berlín, Alemania, el presidente electo Enrique Peña Nieto, planteó las nuevas vertientes de política exterior que tiendan a fortalecer el libre mercado y consoliden “una arquitectura financiera” que garantice la estabilidad económica y la presencia de nuestro país en el exterior.

En dos reuniones llevadas a cabo en Alemania, el presidente electo sostuvo intercambios de más de una hora con la canciller alemana Angela Merkel; y, otra de alto contenido, con el Alcalde de Berlín, Klaus Wowereit. Durante estos encuentros el presidente electo dijo enfático a sus interlocutores que su administración tendrá el objetivo de fomentar el libre comercio, ya que a través de mercados abiertos es posible elevar las tasas de productividad laboral, la competitividad nacional, la generación de empleos y darle un sentido de calidad a la presencia de México en el mundo. Consideró que es prioritario ampliar el intercambio con Alemania en sectores relacionados con la ciencia y la tecnología, la academia y la educación, la cultura y el arte.

En Alemania el presidente electo Peña Nieto, planteó su interés por impulsar el desarrollo de energías renovables que sean afines a las políticas de sustentabilidad y que respeten los ecosistemas nacionales. En esta visita a Alemania se sentaron las bases para una mayor colaboración en cuanto al intercambio tecnológico y científico; a fin de capitalizar la experiencia que Alemania tiene en la generación de energías renovables. También hubo encuentros con los líderes del Deutsche Bank, donde se abordaron temas financieros de interés para las dos naciones.

ALIANZAS ESTRATÉGICAS

En la visita a Madrid, España, el 12 de octubre, trascendió que la nueva administración tiene previsto utilizar los mecanismos de colaboración horizontal con España, a fin de establecer la contratación de astilleros españoles para construir dos floteles destinados a Petróleos Mexicanos. Esto significa un paso importante para fortalecer la competitividad de la industria petrolera mexicana, ya que permite darles mayor certidumbre, seguridad y dignidad a los trabajadores de PEMEX. Además esta colaboración estratégica tendrá beneficios importantes para las economías de ambos países.

Se trata de fortalecer la competitividad de la industria petrolera mexicana y asegurar beneficios mutuos, en el sentido que esta operación reduzca los costos de operación logística, incremente la seguridad del personal altamente especializado e impulse mayores índices de productividad de la industria paraestatal mexicana.

ENCUENTRO DE MARIANO RAJOY CON EL PRESIDENTE ELECTO EN EL PALACION DE LA MONCLOA

Durante su gira por España, Enrique Peña Nieto se reunió con el presidente Mariano Rajoy en el Palacio de la Moncloa, así como con empresarios prominentes, directivos de importantes compañías españolas que tienen inversiones directas en México. Durante estos encuentros se exploraron diversas oportunidades de negocio a futuro, intercambios de experiencias y planteamientos sobre los objetivos que la próxima administración pretende llevar a cabo para hacer de PEMEX una empresa de clase mundial.

Un esquema de esta envergadura, la modernización de PEMEX, implica la participación de la iniciativa privada ya que este sector cuenta con capital de riesgo y experiencia de costos y beneficios que no se pueden improvisar. Esta ha sido la experiencia de otros países y quizá pronto tengamos mayor conocimiento de la manera en que la próxima administración pretende llevar a cabo esta implementación que ha sido exitosa en otras naciones.

Respecto a PEMEX, el presidente electo creyó pertinente subrayar que nunca ha pretendido en sus planteamientos la privatización de esta empresa sino al contrario, enfatizar la importancia de que México y el Estado mantengan la propiedad y rectoría sobre los hidrocarburos.

Durante esta visita a España, el presidente electo tuvo la oportunidad de dejar constancia de su interés en apoyar, y fortalecer la relación entre ambos pueblos hermanos. Incluso tuvo una deferencia con el pueblo español, en este momento crítico en que la mayoría de los españoles se ven aquejados por la crisis económica que enfrentan. El presidente mostró la sensibilidad del pueblo mexicano y expresó a las autoridades españolas nuestra solidaridad en estos difíciles momentos.

Tras el encuentro, el presidente Mariano Rajoy ofreció una comida en la sede de la Presidencia del Gobierno de España para el presidente electo Peña Nieto, quien más tarde se trasladó al Palacio de la Zarzuela donde cenó con el Rey Juan Carlos I y la reina Sofía.

RECEPCIÓN DE GALA CON LA FAMILIA REAL

Con gran empatía hacia México, el 15 de octubre de 2012, el Rey Juan Carlos de España y el Príncipe Felipe de Borbón, recibieron en el Palacio de la Zarzuela, en Madrid, al presidente electo Enrique Peña Nieto y a su equipo de trabajo, encabezado por el coordinador general de su equipo de transición, Luis Videgaray; y, al vicecoordinador de asuntos internacionales, Emilio Lozoya.

México y España tienen lazos históricos que fueron reforzados durante esta visita, se abordaron los temas económicos de interés para ambos países y el presidente electo subrayó que confiamos en que pronto España saldrá de la crisis económica por la que atraviesa en este momento. La esposa del presidente electo Angélica Rivera tuvo actividades privadas con integrantes de la familia real.

SE ESTRECHA LA RELACIÓN CON INGLATERRA

En Inglaterra, el Primer Ministro británico David Camerón recibió a su arribo al presidente electo en la emblemática sede del gobierno: la casona oficial ubicada en el número 10 de la calle Downing. Acompañaron a Peña Nieto su coordinador general para la transición gubernamental, Luis Videgaray; su  vicecoordinador de política exterior, Emilio Lozoya y el coordinador de comunicación social, David López. También estuvieron presentes durante el encuentro el embajador mexicano en el Reino Unido, Eduardo Medina Mora y la embajadora de ese país en México, Judith Anne Mccgregor.

Durante la reunión se abordaron temas de la agenda bilateral, posicionamientos de ambos países en un enfoque sobre el incremento del intercambio comercial. Se aprovechó el momento para hacer planteamientos con perspectivas a largo plazo, a fin de que una vez inaugurada la próxima administración se fortalezca la relación bilateral con un mayor intercambio económico, comercial, cultural y científico.

Los analistas calificaron esta reunión de positiva debido al gran interés que existe en ese país por el rumbo que tomará la nueva administración. También quedó claro que México tendrá en su política exterior una visión de mayor envergadura en los temas de comercio, finanzas, turismo, intercambio científico y tecnológico, educativo y cultural.

Más tarde el presidente electo se reunió, en el marco de una comida de trabajo, con el sector energético y financiero en London City, en la cual fungió como anfitriona Fiona Woolf, alcaldesa electa de Londres.

En esta reunión los empresarios británicos tuvieron la oportunidad de hacer preguntas e intercambiar puntos de vista directamente con el equipo de trabajo del presidente electo, a la vez que recibieron a detalle, las respuestas y disiparon las dudas sobre distintos temas de política comercial y financiera. Transcendió, entre los empresarios allí presentes, que la relación bilateral de Gran Bretaña y México entrará a una nueva fase de mayor dinamismo que genere un incremento significativo del intercambio económico, financiero y comercial de ambos países.

CON ESTRATEGIA Y COORDIALIDAD SE MOVIÓ LA DIPLOMACIA DE EPN EN FRANCIA

En la última fase de esta gira por Europa, el 17 octubre, el presidente electo, Enrique Peña Nieto, fue recibido por el presidente de Francia Francois Hollande, en una ceremonia protocolaria utilizada sólo para jefes de Estado. En punto de las 13:00 horas tiempo local, Peña Nieto y su esposa Angélica Rivera arribaron al Palacio de Elíseo, donde los esperaba Hollande y la señora Valérie Trierweiler. Cabe destacar la extraordinaria labor de la diplomacia mexicana en esta reunión ya que el presidente electo fue recibido en una ceremonia que sólo está reservada a dignatarios en funciones.

El cuerpo de honor de la guardia republicana fue desplegado en esta reunión, dándole al presidente electo el trato ceremonial que sólo se da a jefes de Estado A su paso hacia la puerta principal de la casa presidencial francesa fue flanqueado por los integrantes de la gendarmería, que portaban uniformes en azul con vivos rojos y blancos, con cascos dorados.

En su encuentro Peña Nieto y Hollande, expresaron cordialidad y se saludaron como dos buenos amigos; tal y como lo indican algunos de los franceses que atestiguaron el evento, se les vio sonrientes y tuvieron la oportunidad de intercambiar frases de cortesía en su primer encuentro, mientras que la señora Angélica Rivera daba muestras de experiencia protocolaria y afabilidad a la señora Trierweiler. Un acto que pone un nuevo acento y un nuevo tono en las relaciones diplomáticas entre México y Francia.

De acuerdo con el protocolo francés, Peña Nieto y Hollande sostuvieron conversaciones privadas, en tanto que Angélica Rivera y Valérie Trierweiler conversaron amenamente en otro lugar de la residencia oficial. Al término de las conversaciones estrictamente privadas, se ofreció una comida en honor a los visitantes.

El coordinador del equipo de transición del presidente electo Enrique Peña Nieto, hizo una evaluación de la gira y destacó que se vislumbra un horizonte promisorio que beneficiará la exportación de productos mexicanos y atraerá al turismo de los países que ha visitado.

La presencia en Alemania, España, Gran Bretaña y Francia traerán en el corto plazo un beneficio promocional para México como un buen destino para las inversiones, además de abrir las puertas al intercambio comercial para que los productos mexicanos se vendan más, atraer más turismo hacia nuestro país y en general, tener una mejor imagen de México; así lo consideró Luis Videgaray.

En entrevista radiofónica captada en esta capital mexicana; Luis Videgaray señaló que México tiene mucho que ofrecer para que los productos mexicanos se vendan más, atraer turismo y generar empleos. También resaltó que es muy importante que a nivel de jefes de Estado y de gobierno tengan una relación directa y éste es un buen principio, pues en las diversas entrevistas con dignatarios extranjeros se mostró en todo momento una relación de empatía con Peña Nieto lo cual se verá reflejado en un beneficio a través de mayores exportaciones.

Videgaray adelantó que Enrique Peña Nieto invitó al presidente francés para que visite nuestro país en 2014, lo que el mandatario gales aceptó gustosamente.

EVALUACIÓN DE LA GIRA POR EUROPA

El presidente electo de México Enrique Peña Nieto, al término de su gira por Europa, hizo una evaluación de los alcances logrados. En su visita a la sede de la OCDE en París. Peña Nieto se reunió con el Secretario General Ángel Gurría y allí concedió una conferencia de prensa y participó en un seminario con expertos de la Organización sobre temas que van desde la economía a la educación y el medio ambiente. Peña Nieto también pronunció un discurso sobre los desafíos de México y su papel en un ambiente global altamente cambiante.

Durante su intervención Peña Nieto indicó que México ha construido un ambiente y un escenario favorable con ventajas que incentiven un mayor crecimiento económico. Expresó que su compromiso es trabajar bajo estos dos principios: una gestión responsable de las finanzas públicas y respeto a las políticas del Banco Central. Manifestó que con el Banco de México se va a mantener la estabilidad macroeconómica y este ente seguirá siendo la plataforma ideal para alentar otras acciones que permitan a México crecer económicamente.

El presidente electo expuso que su visión para transformar México tiene puntos de concordancia con las recomendaciones formuladas por la OCDE. La necesidad de activar realmente el crecimiento económico del país, aumentar la productividad nacional, incrementar la inversión y crear mejores condiciones para la competitividad. Enrique Peña dijo estar seguro que los ojos del mundo han empezado a ver a México en la nueva etapa histórica que está iniciando y nos verán como un ejemplo de éxito en el siglo XXI. Palabras que coinciden con los planteamientos que algunos analistas hacen al proyectar a nuestra nación dentro de un esquema de países exitosos en los próximos años. México conjuntamente con Indonesia, Corea del Sur y Turquía, los llamados países MIST.

Gurría por su parte señaló que el presidente electo firmó un acuerdo con la OCDE por medio del cual esta institución se compromete a dar apoyo a México en el diseño de las políticas públicas. Se trata de una serie de recomendaciones elaboradas recientemente por la OCDE para México, donde el Secretario General subraya que a diferencia de lo que ocurre en muchos otros países, el nuevo gobierno mexicano iniciará con finanzas públicas sanas, una inflación controlada, una tasa de crecimiento por arriba del promedio de la OCDE, un sistema bancario bien capitalizado, una red de acuerdos comerciales con 44 países y los mejores marcos regulatorios que permitirán un clima propicio para los negocios.

Durante la visita a la OCDE, el presidente electo Enrique Peña Nieto estuvo acompañado por el Coordinador General de la Transición Gubernamental Luis Videgaray, el Vicecoordinador de Asuntos Internacionales Emilio Lozoya Austin, el Coordinador de Política Económica y Enlace con la OCDE Raúl Murrieta Cummings, el Embajador de México ante la OCDE Agustín García López y el Embajador de México en Francia Carlos de Icaza.

Por  Jorge Navarro Lucio




Agregar un comentario