China espera más colaboración con México en el próximo gobierno

176

Excelentísimos Embajadores, Distinguidos invitados, En ocasión de la conmemoración del LXIII aniversario de la fundación de la República Popular China, expreso mis más sinceros agradecimientos y la más calurosa bienvenida a todos los aquí presentes y, en nombre de la Embajada de China en México, les extiendo a cada uno de ustedes mis más cordiales saludos y mis mejores deseos.

El primero de octubre de 1949, se proclamó la República Popular China, con lo cual el pueblo chino inició la gran marcha hacia la revitalización de la nación china. Durante los últimos 63 años, en particular, en más de 30 años transcurridos desde la adopción de la política de reforma y apertura al exterior, bajo la dirección del Partido Comunista de China, nuestro país ha logrado enormes éxitos en sus esfuerzos por impulsar el desarrollo socioeconómico por lo cual se han operado cambios titánicos en este gigantesco país asiático. Durante más de seis décadas, China ha logrado pasar de una nación fuertemente desgastada por tantos años de guerra a ser un país dinámico que es hoy por hoy la segunda economía del mundo y también la segunda potencia comercial.

Durante el mismo periodo, China ha dejado de ser un país pobre y atrasado y hoy día tiene un PIB per cápita de más de 5,000 dólares. Las reservas de divisas del país exceden los 3 billones de dólares; el nivel de vida de su pueblo ha experimentado notables mejoras y se han registrado avances constantes en diversos aspectos sociales del país.

A pesar de las dificultades que enfrenta la economía mundial para recuperarse, en lo que va de año, la economía china ha logrado mantener un crecimiento estable en lo general; y, en el primer semestre creció un 7.8 por ciento en comparación con el mismo periodo del año pasado. Se estima que la tasa de crecimiento anual será alrededor del 8 por ciento.

De enero a julio de este año, la facturación de las importaciones y exportaciones chinas sumaron 2 billones 160 mil millones de dólares, cifra que representa un incremento del 7 por ciento en relación con el mismo lapso del año anterior. De esa suma, un billón 130 mil millones corresponde a las exportaciones y un billón 30 mil millones, a las importaciones, aumentos que corresponden al 7.8% y 6.4%, respectivamente. Mientras tanto, en el escenario internacional China sigue desempeñando un papel positivo y constructivo y en especial ha hecho importantes contribuciones a la estabilización de la economía mundial.

Apreciables invitados

Este es un año de suma importancia en la historia de las relaciones sino-mexicanas. El 14 de febrero pasado, se cumplieron 40 años de las relaciones diplomáticas entre ambos países. Con este motivo, hemos organizado una serie de celebraciones y actividades conmemorativas. En junio pasado, el presidente chino Hu Jintao asistió a la cumbre de los líderes del Grupo de los 20 que tuvo lugar en Los Cabos y, en el marco de esta reunión, sostuvo conversaciones muy fructíferas con su homólogo mexicano el presidente Felipe Calderón Hinojosa.

Este encuentro de mandatarios marcó el rumbo del desarrollo de las relaciones bilaterales del futuro. Además, China contribuyó a la celebración exitosa de la cumbre. Cabe mencionar que la quinta reunión de la Comisión Binacional Permanente y la segunda edición del Foro Permanente de Diálogo Parlamentario China-México, se llevaron a cabo exitosamente en Beijing en abril y mayo, sucesivamente.

El ministro chino de Comercio, Chen Deming visitó México al frente de una delegación económica y comercial. Durante esta visita, ambas partes firmaron convenios de cooperación comercial por valor de 320 millones de dólares y acuerdos de inversión de 260 millones de dólares, lo que ha permitido profundizar los intercambios y la cooperación bilateral, sobre todo en las áreas económica y comercial.

En octubre próximo, el Partido Comunista de China celebrará su décimo octavo Congreso Nacional. Los gobiernos de China y México se renovarán en los meses venideros. Estamos convencidos de que en base, del buen estado actual, de las relaciones sino-mexicanas encararán nuevas e importantes oportunidades para lograr un mayor desenvolvimiento.

Al hacer un balance de los 63 años de la Nueva China y de los 40 años de relaciones diplomáticas entre China y México, podemos llegar a la conclusión de que el desarrollo de China no puede separarse del resto del mundo y que la prosperidad y estabilidad mundial también necesitan de China.

Nuestro país seguirá aplicando la política de Estado consistente en impulsar su propio desarrollo y lograr la armonía en la sociedad; y, al mismo tiempo, promover la paz mundial y buscar la cooperación internacional. China se adherirá firmemente a la estrategia de apertura mutuamente beneficiosa y seguirá el camino de desarrollo pacífico, a fin de lograr una prosperidad común junto con diversos países, incluido México, haciendo de esta manera mayores contribuciones a la paz, la prosperidad y la estabilidad mundial.

Para finalizar, propongo un brindis por la prosperidad de China y México y la felicidad de sus pueblos; por una pronta recuperación completa de la economía mundial; por el progreso y el desarrollo de la humanidad; y por la salud y la felicidad familiar de todos los presentes.

¡Salud!




Agregar un comentario