El TEPJF desarmó el complot contra Peña Nieto

174

Mediante un fallo contundente, claro y sustentado jurídicamente, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación desarmó el complot que López Obrador y sus seguidores había armado para desbancar a Enrique Peña Nieto, y no permitir su arribo a la Presidencia de la República.

El complot que el ex candidato presidencial de la paz y el amor había construido en asociación con el grupo pseudo estudiantil del #Yo soy 132 y las huestes obradoristas en las que participan los restos del SME y los radicales del PRD y el PT, fue aplastado por la sentencia incontestable del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, cuyos siete magistrados contestaron uno a uno los argumentos falaces del denominado Movimiento Progresista.

Todavía en la noche del 30 de agosto, intentaron los grupúsculos mencionados, por medios violentos, intimidar al Tribunal, pero no lo lograron.

El Jefe de Gobierno Marcelo Ebrard socarronamente dejó actuar a las tribus perredistas, con la intención de sabotear la sesión del Tribunal.

Obrador y Ebrard actuaron con doble cara: de un lado pregonando paz y amor y de otro azuzando a grupos ignaros contra la máxima institución de justicia electoral en el país.

Pero la democracia se impuso y ahora, aunque Obrador intentará proseguir una tarea desestabilizadora de la nación de aquí hasta diciembre, no lo logrará, porque lo habrán de traicionar y abandonar Marcelo Ebrard y Miguel Ángel Mancera, quienes ya están luchando por sus propios intereses  económicos y políticos personales, a los que se sumaran Graco Ramírez, quien será el nuevo Gobernador de Morelos y Arturo Núñez Jiménez, nuevo Gobernador de Tabasco, así como Angel Heladio Aguirre, actual gobernador de Guerrero, que de ninguna manera acompañarán a López Obrador en una aventura para provocar un estallido social como propuso hipócritamente Jesús Zambrano Presidente del PRD, a sabiendas de que él tampoco apoyará al llamado “Peje”, sino que solamente “le dio cuerda”, como se dice en el argot político.

Desde luego que el ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas, es decir un digno hombre de izquierda, tampoco seguirá en su aventura al ahora perdedor Andrés Manuel López Obrador, ya que Cuauhtémoc sabe que no se debe atentar contra los intereses fundamentales de México, como lo quieren los grupos de ambiciosos que rodean al “ex candidato presidencial del amor”.

México merece un mejor futuro que le quieren dar estos grupos de pseudo izquierdistas que al final de cuentas sólo buscan sus intereses personales y satisfacer sus ambiciones de poder.

Nuestro país seguirá adelante con una nueva política económica y social que encabezará el ahora ya Presidente Electo de la República Mexicana, Lic. Enrique Peña Nieto quien tomará posesión el próximo 1º de diciembre por mandato constitucional y sentencia inatacable del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.




Agregar un comentario