Pensiones en México, la próxima crisis

616

Ciudad de México 20 de junio de 2012.- México ha engendrado una bomba de tiempo por las pensiones públicas, cuya insolvencia puede poner en jaque a las finanzas de los gobiernos municipales, estatales y federales esta misma década, advirtió el economista Pedro Vásquez Colmenares Guzmán, durante la presentación de su libro Pensiones en México, la próxima crisis.

En el evento –celebrado en el Club de Industriales de la ciudad de México– el especialista en seguridad social y pensiones señaló que la deuda nacional por pensiones ya rebasa el 100 por ciento del Producto Interno Bruto, lo que representa más de tres veces la deuda pública total y más de diez veces la base fiscal del país.

Con base en los datos oficiales recabados, Pensiones en México, la próxima crisis documenta que las pensiones públicas del país arrojan un pasivo actuarial (o presión financiera total a precios actuales) de 104% del PIB del año 2010.

“La conclusión es clara: o se reforman urgentemente los sistemas públicos de pensiones y los arreglos pensionarios del sector paraestatal o muy pronto no habrá recursos públicos para garantizar dichas obligaciones, a menos que se castiguen otros rubros prioritarios para la sociedad”, agregó Vásquez Colmenares.

Ante el riesgo que representa el crecimiento desproporcionado de las pensiones públicas respecto de las capacidades físicas del Estado, el economista alertó que la crisis pensionaria puede explotar en el sexenio 2012 – 2018, lo que llevaría a un incumplimiento en el pago de las pensiones y por ende, a una severa crisis social y política.

En este contexto, el libro Pensiones en México, la próxima crisis –texto claro y profundo, publicado por Siglo XXI Editores– propone un nuevo Sistema Nacional de Seguridad Social (Sinases), mediante el cual es posible financiar una pensión universal de al menos un salario mínimo para todos los adultos mayores en el retiro, jefes de familia de 65 años o más, beneficiando cuando menos a 6.9 millones de mexicanos.

Además, dicho sistema comprende coberturas para invalidez y vida; riesgos de trabajo; salud; ayudas sociales y desempleo, coberturas sociales que serán financiadas con recursos de los tres niveles de gobierno.

Vásquez Colmenares precisó que este nuevo modelo de seguridad social –basado en cuatro pilares para pensiones en el retiro: pensiones sociales, pensiones universales por vejez, pensiones por retiro y pensiones adicionales– es totalmente compatible con las actuales expresiones legales e institucionales de la seguridad social en México, ya que no excluye, imposibilita, discrimina o extingue a ninguno de los regímenes pensionarios actuales o a ningunos de los planes de pensiones complementarios a la seguridad social actual.

“México requiere una nueva arquitectura constitucional para su seguridad social y su sistema nacional de pensiones. Un arreglo que tenga parámetros generales emanados de la Constitución, de observancia obligatoria para todos los regímenes pensionarios, que ofrezca cobertura pensionaria a todos los adultos mayores, con facilidades y estímulos a la reforma de los actuales sistemas para darles viabilidad y solvencia en el futuro”, apuntó el especialista.

Enfatizó que, en esta nueva arquitectura, debe considerarse que los recursos fiscales generales sólo deben financiar obligaciones y gastos generales de la sociedad, como el pilar de pensión universal de retiro que se propone, ya que el déficit  pensionario es responsabilidad de los gobiernos, los patrones y sus trabajadores, no de los contribuyentes.

En este sentido, destacó la necesidad de contar con un nuevo diseño legal y un contundente Pacto Político por la Seguridad Social, que amplíe la cobertura, eleve la equidad y aleje la enorme amenaza de insolvencia para el Estado, los patrones, los trabajadores y los pensionados, como una gran apuesta donde todos ponen, pero donde todos ganan.

Para comentar el libro, se dieron cita en la presentación del mismo el rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), José Narro Robles; el auditor especial de Desempeño en la Auditoría Superior de la Federación (ASF), Roberto Salcedo Aquino y el actuario consultor en pensiones, Francisco Miguel Aguirre, quienes participaron en un panel moderado por la Directora de Proyectos de Competencia y Buen Gobierno del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), Jana Palacios Prieto.

En su intervención, el doctor José Narro Robles, señaló: “Ha llegado el momento de hacer la disección correspondiente y de asegurarnos que este país cuente con dos sistemas públicos, autónomos, incluso separados del argumento institucional financiador: uno para el caso de la salud y otro para el resto de los elementos de la seguridad social. Me sumo a la perspectiva de hacer un acuerdo nacional que nos permita a los mexicanos tener un sistema sano, desde el punto de vista financiero, responsable con las finanzas públicas y en donde el esfuerzo de todos se vea reflejado en beneficios también para todos.

Este libro no puede ser nada más un aporte a la discusión teórica sobre la seguridad social en México; su destino debe ser influir en la configuración del sistema moderno, nuevo, renovado, público, universal, de la seguridad social mexicana”, apuntó el rector de la UNAM.

En su oportunidad, Roberto Salcedo Aquino consideró que el libro aporta elementos suficientes para corregir el reloj de la bomba de pensiones que está en cuenta regresiva y agregó: “La bomba de relojería de pensiones se caracteriza por el creciente número de jubilados que depende, para su subsistencia, de un número decreciente de trabajadores. El dilema no es si hay que reformar los sistemas de pensiones o no, sino la rapidez de las reformas y la profundidad de ellas para evitar que la bomba estalle”.

Por su parte, Francisco Miguel Aguirre señaló que el problema de pensiones trasciende la seguridad social y alcanza al de las finanzas públicas y al de la política y agregó: “A partir de la publicación de este libro, la ignorancia sobre el tema de pensiones dejará de ser un pretexto para no intentar solucionar el problema. Y cito una de las frases del autor que más me impactó, porque dimensiona la gravedad de la situación: ‘sin reformas a las pensiones, no hay futuro para las finanzas públicas, incluso si se logra la tan esperada reforma fiscal’”.

“La crisis de las pensiones ya está aquí. Esperar a convencernos de su magnitud y trayectoria sólo dificultará su atención y magnificará el costo de las soluciones. Por eso este esfuerzo por hablar del tema sin tapujos, deseando que pronto el Estado Mexicano, los actores políticos y las organizaciones de trabajadores se ocupen de manera decidida y definitiva a desactivar este enorme desequilibrio”, concluyó Pedro Vásquez Colmenares.

Los materiales base de esta investigación, noticias sobre la crisis de las pensiones en México y aportaciones de especialistas pueden consultarse en el sitio colaborativo  www.pensionesencrisis.com




Agregar un comentario