Puntea Peña Nieto y “El Peje” rebasa a Vázquez Mota, y se coloca en Segundo Lugar

516

Con estos números de las encuestas se inicia el tramo final de la carrera por la Presidencia de la República, en que Enrique Peña Nieto se ha mantenido en primer lugar de las preferencias electorales, con 45%, a pesar de los durísimos ataques que le han lanzado tanto la derecha como la izquierda; y en que la sorpresa ha sido el rebase de Andrés Manuel López Obrador con 27% a Josefina Vázquez Mota, que bajó a 26% para colocarse en segundo lugar, siendo que todos los esfuerzos del PAN habían sido en el sentido de mantener a la Candidata albiceleste en la segunda posición para disputarle luego el primer lugar al Candidato del tricolor.

La característica de está última fase de la contienda electoral ha sido la llamada “Guerra Sucia ó Campaña Sucia”, que puso en marcha el PAN por consejo y asesoría del español Antonio Solá, que en vez de dar buenos resultados a la Candidata Presidencial Josefina Vázquez Mota, la hizo descender al tercer sitio, por razones que son muy explicables.

Cuando el PAN, por consejo del publicista español Antonio Solá se dedicó a atacar violenta y suciamente a Enrique Peña Nieto, se olvidó de proyectar la imagen positiva de la Candidata Josefina Vázquez Mota y de proyectar también las figuras de los candidatos a Diputados y Senadores de ese partido, con lo cual hasta posiciones ya ganadas en el Distrito Federal pueden perderse, como se ha visto.

Esa campaña sucia dictada por el publicista Antonio Solá dió lugar a que el PAN desperdiciara recursos económicos muy valiosos que debieron de haberse gastado en favor de su Candidata Josefina Vázquez Mota, quien en realidad, fue dejada a su suerte tanto por la directiva del PAN encabezada por Gustavo Enrique Madero y la Directiva de Los Pinos, de quien nunca fue Candidata, ya que, como se sabe, en cúpula panista se habían inclinado por el ex Secretario de Hacienda Ernesto Cordero.

Así que, al no tener un apoyo económico y propagandístico sólido, inteligente y bien llevado, la Candidata del PAN, licenciada Josefina Vázquez Mota, empezó a perder posiciones políticas y encontró una recia competencia con el Candidato llamado de las izquierdas, Andrés Manuel López Obrador, quien por fin la rebasó de forma muy notoria a finales del mes de mayo, por uno o dos puntos de intensión de voto, según el promedio de las casas encuestadoras, porcentaje importante, ya que, como se sabe, cada punto porcentual de preferencia electoral equivale a 500 mil votos posibles.

EFECTOS DE LA “CAMPAÑA SUCIA” CONTRA PEÑA NIETO

En el afán de “bajar a Enrique Peña Nieto del caballo del triunfo”, se utilizaron todas las maniobras posibles desde el Poder Ejecutivo y político, hasta derivar en el furioso ataque de los “#Yo soy 132”, de la Ibero.

El ataque furioso que primero encabezó la derecha hacia Peña Nieto, luego fue seguido y fue apropiado por Andrés Manuel López Obrador “El Peje” que en alguna forma u otra quiso adueñarse del movimiento “#Yo soy 132”, aunque los muchachos que lo integraban no se dejaron.

“LOS PEORES ENEMIGOS SE METEN EN LA MISMA CAMA”

Hace muchos años, el General Charles De Gaulle, cuando era Presidente de Francia y una serie de partidos políticos chicos y grandes, de izquierda y derecha, lo atacaban, para quitarlo del poder, expresó:

“La política mete en la misma cama a los peores enemigos”.

Es así como se explica que ahora encuentran coincidencias para atacar a Enrique Peña Nieto: Josefina Vázquez Mota, Andrés Manuel López Obrador, la Ibero, el PAN, Los Pinos y otras fuerzas políticas, que, como decían los antiguos politólogos: “los extremos se juntan”.

Y así es, “los extremos se juntan”, porque ahora se discute en los cafés y en las reuniones, si deben unirse el PAN y el PRD, el PT, Convergencia y Morena, para desbancar a Enrique Peña Nieto.

Es fácil encontrar politólogos que proponen que “el voto útil” del PAN se vaya en favor de López Obrador, y algunos ingenuos que piensan que “el voto útil de quienes apoyan a AMLO se vaya a Josefina Vázquez Mota.

La unión entre el PAN y López Obrador, que hasta hace poco parecía impensable, ahora se discute en voz alta en todos lados, con la esperanza de que esa unión pudiera bloquear el triunfo de Peña Nieto en las urnas, el próximo 1º de julio.

“QUE HABLEN LAS URNAS”

Parafraseando a José Antonio Crespo autor del libro “Que hablen las actas”, que escribió con motivo de la discusión sobre la legitimidad de Felipe Calderón al frente del gobierno mexicano, que le negó la izquierda de entonces, al declararlo “ilegítimo”, ahora lo importante será “que hablen las urnas” y que se cuenten los votos el 1º de julio, y que la misma noche de ese día se sepa quien habrá ganado, y no como entonces, cuando se produjo una grave crisis electoral y política que derivó en un malestar colectivo que permanece hasta la fecha.

Entonces, lo importante es que hablen las urnas, que hablen los votos y que hablen las actas, el 1º de julio próximo, y que todos los mexicanos en capacidad de votar puedan hacerlo ese día, sin limitación alguna, y que quien tenga la mayoría de votos, sea declarado triunfador esa misma noche.

Por el Lic. Mauro Jiménez Lazcano, Director General de Macroeconomía




Agregar un comentario