China Camina junto al Mundo

189

Dentro de poco, se celebrará en el balneario mexicano de Los Cabos la sexta Cumbre de Líderes del G-20, que ha acaparado la atención mundial. Como es sabido por todos, desde su creación hace más de una década, el G-20 se ha convertido en la plataforma más importante de gobernanza económica mundial. En el contexto actual caracterizado por la prevalencia de las preocupaciones por el desempeño económico mundial y por la incertidumbre en torno a sus perspectivas, el G-20 ha adquirido un papel más relevante en la gobernanza económica global. Ahora todo el mundo ha girado su mirada hacia Los Cabos con la esperanza de que los líderes de este bloque sigan enfocándose en los serios y apremiantes riesgos y retos mundiales en materia económica y financiera, den muestras de unidad y éxitos y generen beneficios compartidos.

Siendo miembro del G-20 y el mayor país en vías de desarrollo dentro de este bloque, China siempre ha dedicado esfuerzos activos para reforzar la institucionalidad del G-20 y ha actuado activamente para colaborar y participar en las acciones de coordinación internacional dentro del marco del G-20, aportando de esta manera contribuciones positivas a una constante mejora de este mecanismo, al fomento de la recuperación gradual y desarrollo estable de la economía mundial y a la defensa de los intereses comunes de diversos países y pueblos de este planeta.

–A través del G-20, China ha realizado grandes esfuerzos por promover la recuperación y el desarrollo de la economía mundial. Desde el estallido de la crisis financiera internacional en 2008, China ha venido desempeñando un papel clave en la estabilización de la economía global y en la promoción de su reactivación, convirtiéndose en una fuerza motriz imprescindible para el crecimiento económico mundial. Cuando las economías desarrolladas como Estados Unidos, la Eurozona o Japón se venían abajo y se encontraban en dificultades, China exhortó activamente, en el marco del G-20, a diversas partes a desplegar el espíritu de “unidad” y “cooperación”, dejando de lado sus diferencias así como las pérdidas y ganancias propias a corto plazo para encontrar una vía factible que permita salir de la crisis y generar beneficios para el mundo entero. Entretanto, China adoptó una serie de medidas inmediatas y categóricas orientadas a ampliar la demanda interna y mantener un crecimiento económico estable. Como resultado, la economía china fue la primera del mundo en recuperarse, lo que dio un fuerte espaldazo a la reactivación económica mundial.

–A través del G-20, China ha participado activamente en la optimización y reestructuración económica y financiera a nivel mundial. En el marco del G-20, a la vez que promovía decididamente la reativación económica mundial, este país asiático planteó desde el primer momento la necesidad de hacer reflexiones profundas sobre las causas que dieron origen a la crsis financiera internacional y dio impulsos al G-20 y a otras partes para que unan sus esfuerzos por mejorar la gobernanza global y reformar el sistema económico y financiero internacional a fin de enfrentar y sortear, con una nueva estructura económica y financiera, los riesgos latentes. Asimismo, China, junto a otras naciones en desarrollo, ha establecido comunicación y coordinación con los países desarrollados, con la finalidad de aumentar la representatividad y el derecho a voz de las naciones en desarrollo en el mecanismo de gobernanza económica global y defender conjuntamente sus propios derechos legétimos.

–A través del G-20, China ha realizado esfuerzos activos para resolver las dificultades que encara el mundo en el área de desarrollo. China ve la solución de este tema, particularmente en las naciones en vías de desarrollo, como la base fundamental para garantizar una recuperación continua y un crecimiento constante de la economía mundial. China ha llamado en repetidas ocasiones al G-20 a profundizar los debates sobre el asunto de desarrollo y a participar, con la adopción de acciones concretas, en la solución a las dificultades en esta materia. Durante el primer decenio del siglo 21, China ofreció ayuda valorada en decenas de miles de millones de dólares a 161 países y más de 30 organizaciones internacionales y regionales; redujo o condonó 380 deudas de 50 naciones altamente endeudadas o menos desarrolladas; capacitó a 120 mil personas provenientes de los países en desarrollo, y prometió aplicar arancel cero al 95% de las importaciones desde las naciones menos desarrolladas que mantienen relaciones diplomáticas con China.

El desarrollo pacífico de China es considerado como uno de los acontecimientos más importantes del mundo en este siglo. Tanto en las Naciones Unidades y el G-20 como en la Organización Mundial de Comercio y el Fondo Monetario Internacional, China, un país que avanza por el camino del desarrollo pacífico, está participando activamente en la cooperación internacional y promoviendo el establecimiento de un nuevo orden internacional, la resolución de los retos globales y problemas candentes regionales y el proceso de desarrollo sostenible. China ha declarado en reiteradas ocasiones que seguirá firmemente el camino del desarrollo pacífico, se dedicará a la salvaguarda de la paz mundial y realizará esfuerzos activos para contribuir a la prosperidad común de diversos países, a la vez que persiste en el desarrollo pacífico, que es una opción estratégica del gigante asiático en sus esfuerzos por modernizarse y hacer poderoso al país y rico a su pueblo y por aportar mayores contribuiciones al progreso de la civilización humana.

–En materia de gobernanza global, China seguirá fortaleciendo su interacción con todos los países para promover la profundización de la cooperación. En los marcos de la ONU, el G-20, el APEC y los BRICA, China está dispuesta a cooperar codo a codo con otros países a fin de lograr que el orden político y económico internacional sea más justo y razonable. China también desea reforzar el diálogo y la coordinación con otras ecnomías emergentes, incluido México, en el escenario internacional, en aras de incrementar incesantemente el derecho a voz y el derecho a participar de los países en desarrollo en el sistema internacional.

–En materia de seguridad común, China seguirá abogando activamente por una salida pacífica a los conflictos y realizando esfuerzos para lograrla. El país continuará jugando un importante papel constructivo en los problemas com el de la República Pupular Democrática de Corea, el de Siria y el contencioso nuclear iraní, para lograr que diversas partes involucradas se comprometan a mantener la paz y la seguridad mundial. China seguirá participando activamente en las operaciones de mantenimiento de paz de la ONU. Actualmente China es el miembro permanente del Consejo de Seguridad de la ONU que aporta el mayor número de cascos azules. Hasta el momento, un total de 21,000 efectivos.chinos ha participado en 30 operaciones de mantenimiento de paz.

–En materia de desarrollo conjunto, China seguirá contribuyendo a un crecimiento económico estable. En la actualidad, el volumen total del PIB y el de comercio exterior de China se aproximan al 10% de las variables mundiales. El desarrollo del gigante asiático está ligado más estrechamente al del resto del mundo. Según las previsiones de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, mientras la economía china crece un 1%, las economías de los países de ingresos medios y bajos lo harán con un 0.34% y 0.2%, respectivamente. En los próximos 5 años, China importará mercancías por valor de 10 billones de dólares y todos los países se beneficiarán aún más del rápido desarrollo de China, que, en apego al principio de beneficio recíproco, participará en la cooperación económica y tecnológica internacional de una esfera más amplia, en los ámbitos más diversos y al nivel más alto, a fin de que la globalización económica evolucione propiciando una prosperidad común de todas las naciones.

–En materia de enfrentamiento a retos globales, China seguirá inquebrantablemente el camino del crecimiento ecológico, bajo en carbono y sostenible y pondrá énfasis en el ahorro energético y la reducción de emisiones contaminantes, acelerando el establecimiento de una modalidad de producción y un sistema de consumo basados en el ahorrro de recursos naturales y el respeto al medio ambiente, a fin de explorar una nueva vía de industrialización caracterizada por alto contenido tecnológico, buena rentabilidad económica, bajo consumo de recursos naturales y baja emisión de sustancias contaminantes, abriendo así espacios más amplios para el desarrollo económico mundial.

A medida que se profundiza en forma continua el proceso de globalización, los diversos países del mundo están ligados a un sistema económico mundial y comparten la misma suerte. Ningún país puede lograr su propio desarrollo independientemente de los otros o mantenerse inmune a una crisis económica mundial. El mundo actual requiere que unamos nuestros esfuerzos para hacer frente a diversos retos globales y que nos aprendamos mutuamente más todavía, a través del fortalecimiento de los intercambios y la cooperación, para compartir los resultados del desarrollo de la huamnidad y crear más bienestar para los diversos pueblos del mundo. China y México son miembros importantes de los países en vías de desarrollo y actores activos en asuntos internacionales y regionales. Ambos países mantienen estrecha comunicación y coordinación en los aunstos internacionales y se ofrecen apoyo y colaboración sincera y útil. La Cumbre de Los Cabos será la primera que se celebra en un país en desarrollo. China apoya activamente esta reunión cumbre y espera vehementemente que ésta sea todo un éxito, constituyéndose en una plataforma eficiente que permitirá a diversas partes reforzar el diálogo, estrechar la coordinación, profundizar la cooperación y ampliar los consensos, y abrir un nuevo capítulo en la cooperación internacional multilateral.

Por Zeng Gang, Embajador de China en México




Agregar un comentario