Campaña anómala: Calderón actúa como Candidato en lugar de Josefina

237

Al primer minuto del viernes 30 de marzo da inició la Campaña Electoral Federal, con una clara ventaja de Enrique Peña Nieto, Candidato de la Alianza Compromiso por México PRI-PVEM, de un promedio de 20 puntos porcentuales de la intención nacional de voto, sobre Josefina Vázquez Mota, Candidata del PAN y de 30 puntos sobre Andrés Manuel López Obrador de la Coalición PRD-PT-Movimiento Ciudadano.

El Candidato del PANAL, Gabriel Quadri, no ha podido alcanzar siquiera el 1% de intención nacional de voto, en el promedio de las encuestas y por ello debería ir pensando en el abandono de la carrera presidencial, por respeto a los electores, y para no ser juzgado como un elemento meramente distractor, además de que su presencia solamente significará una dilapidación de dinero público y una burla al sistema electoral y de partidos.

La Campaña Electoral Presidencial comienza de una manera anómala, toda vez que ante la opinión pública aparece el Titular del Ejecutivo Federal, licenciado Felipe Calderón, actuando como el verdadero candidato del PAN, intentando suplir las deficiencias de la candidata oficial Josefina Vázquez Mota.

En un acto anticipado de campaña, como lo calificaron el PRI y el PRD, celebrado el miércoles 28 en el Auditorio Nacional de la Ciudad de México, ante 10 mil burócratas, del que se quejaron ante el IFE el PRI-PVEM como el PRD-PT-Movimiento Ciudadano, el Titular del Ejecutivo Felipe Calderón rindió en forma inusual un informe de actividades de todo el sexenio con fines abiertamente electorales y luego, en un programa de televisión nocturno “Tercer Grado”, ante periodistas encabezados por Joaquín López Dóriga, dijo Calderón que la diferencia en la intención de voto entre Enrique Peña Nieto y Josefina Vázquez Mota todavía es remontable y no está dicha la última palabra, como si fuera Presidente del PAN y no Jefe del Ejecutivo Federal

Los partidos políticos que participan en la campaña presidencial, excepto el PAN, han manifestado su extrañamiento e interpuesto denuncias ante el IFE y el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación por la contínua intromisión del Ejecutivo Calderón en el proceso electoral y exigen que esa conducta ilegal no se prolongue durante la campaña electoral abierta, puesto que pondría así en riesgo la Elección Presidencial del primero de julio y, en general, las elecciones del Congreso de la Unión de diputados y senadores, así como las elecciones concurrentes de gobernadores y ayuntamientos.

GRABACIONES TELEFONICAS ILEGALES A JOSEFINA

Esta Campaña Electoral Presidencial se inicia en el marco de una guerra sucia no sólo del Poder Ejecutivo hacia los candidatos Enrique Peña Nieto (PRI-PVEM) y Andrés Manuel López Obrador (PRD-PT-Movimiento Ciudadano), sino también de una guerra sucia al interior del PAN, ya que la candidata que resultó, la licenciada Josefina Vázquez Mota no era la preferida del Ejecutivo Felipe Calderón, quien había demostrado simpatía por su verdadero delfín que era Ernesto Cordero, el ex Secretario de Hacienda que resultó perdedor en la elección interna panista.

Fue en el marco de esa lucha política interna entre los entonces precandidatos del PAN Josefina Vázquez Mota y Ernesto Cordero, que ocurrieron las famosas grabaciones telefónicas, en las que Josefina Vázquez Mota dice con ironía que en vez de grabarla a ella, el Secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, “debería mejor grabar a El Chapo”.

Y también es, en ese marco de guerra sucia al interior del PAN, cuando la misma Josefina Vázquez Mota se queja de que la manda grabar “esa Pinche Sota”, refiriéndose a la Vocera Presidencial, ya que por entonces Josefina Vázquez Mota sabía que ella no era la predilecta de Los Pinos, sino que era el Delfín Presidencial Ernesto Cordero.

Pero, al ganar definitivamente las elecciones internas del PAN, Josefina Vázquez Mota se quedó sin un apoyo abierto y franco de la Casa Presidencial, quedó huérfana políticamente hablando, tanto que en su gran acto de lanzamiento en el Estadio Azul de la Ciudad de México, la gente se salió y la dejaron hablando sola, hecho que fue atribuido a una “falla logística”, que pocos creen, porque en política no hay casualidades.

No sería remoto que si Josefina no “prende” en la Campaña Presidencial, alguien en las cúpulas panistas comenzara a pensar en su reemplazo.

LA REPUBLICA AMOROSA DE AMLO

Por su lado, Andrés Manuel López Obrador inicia su campaña electoral amorosamente, según ha planteado en su nueva estrategia, en la que ha llegado incluso a “perdonar a Calderón”, aunque lo califica de “deshonesto y corrupto” (El País); y dentro de esa estrategia amorosa y complaciente no pudo evitar el darle la mano a Vicente Fox que quiso encarcelarlo, lo desaforó con la ayuda del Congreso y lo bloqueó a sangre y fuego para que no llegara a la Presidencia de la República; así que le extendió la mano en Guanajuato a quien hace seis años era la repugnante “Chachalaca”.

Ese cambio de actitud benevolente de Andrés Manuel López Obrador, que para algunos es motivo de burla e incredulidad, para otros es causa de rechazo, porque los líderes políticos que se respetan a sí mismos deben mantener su posición, porque es la que da la dirección que deben seguir sus correligionarios.

No se puede cambiar tanto de la noche a la mañana, porque entonces ya pocos le creen; no se puede condenar a las mafias en el poder y luego apapacharlas  o dejarse apapachar, porque entonces ¿qué les va a decir a los pobres que le ayudaron a paralizar Reforma y que llenaron el Zócalo para protestar contra una mafia que le robó la Presidencia de la República, según decía en aquellos momentos?

Esa es la causa de que ahora Andrés Manuel López Obrador no pueda elevar su  porcentaje de intención de voto más arriba del 20%: porque las grandes masas que lo siguieron hace seis años pueden sentirse abandonadas o hasta traicionadas, por un líder que ahora se somete hasta a la Mitra, al Vaticano, al Papa, y que asiste a una misa en Guanajuato, donde lo marginan. ¿Y que cree que lo van a seguir apoyando los masones? ¿Y los radicales de las universidades? ¿Y los pobres, miserables, qué pensarán de verlo abrazarse con los ricos antes miembros de la Mafia que denunciaba? ¿Y por qué ahora va a hablar y predicar con los pirruris de las universidades privadas? ¿Qué dirán los estudiantes de la UNAM y de la UAM? ¿Por qué ha cambiado tanto su posición y su ideología López Obrador?

“Respetaremos los contratos y concesiones a compañías privadas que ya están firmados con PEMEX”. ¿Eso qué es?

La gente se pregunta: ¿Andrés Manuel López Obrador ha perdido la brújula? ¿Ya no ve colores? ¿Se ha vuelto daltónico?

Si bien es cierto que según las encuestas de intención de voto López Obrador ha recuperado positivos de los muchos negativos que tenía entre la opinión pública, la verdad es que las intenciones efectivas de voto no han rebasado el 20% o sus alrededores; y esto puede explicarse porque ha perdido mucha gente radical, bien definida, que lo seguía.

INICIA PEÑA NIETO EN JALISCO, PARA GANAR LA GUBERNATURA

Por su parte, Enrique Peña Nieto decidió iniciar su Campaña Presidencial en Jalisco, para ganar la gubernatura de ese Estado y arrebatársela al PAN, ya que el candidato de la Alianza PRI-PVEM, Aristóteles Sandoval, tiene al 30 de marzo el 49.3% de intensión de voto contra el 29.3% de Fernando Guzmán del PAN, el 12.7% de Enrique Alfaro del Movimiento Ciudadano-PT; Fernando Garza del PRD 7.6% y María Martínez, del PANAL, de 1.1%.

Como buen jugador de ajedrez, el licenciado Enrique Peña Nieto se lanzará en la primera semana contra los puntos débiles del gobierno panista de Felipe Calderón y del PAN, como partido:

1. Iniciar en Jalisco para recuperar ese Estado y quitárselo al PAN que lo tuvo durante 18 años;

2. Ir a Chiapas donde el abandono a los indígenas y a la población ha sido muy evidente y doloroso, por parte de los gobiernos perredistas;

3. Acudir a la Tarahumara, en atención a los indígenas que morían de hambre y abandono hasta que los medios de comunicación social lo denunciaron y acudieron las autoridades en auxilio;

4. Y visitar Ciudad Juárez, que ha sido el foco de la mayor violencia y equivocaciones por parte de la Seguridad Pública Federal.

Enrique Peña Nieto empieza con paso firme en una carrera que la tiene prácticamente ganada salvo que en su desesperación por retener el poder, el PAN y Los Pinos cometieran una atrocidad, peor de lo que le hicieron a Andrés Manuel López Obrador en el 2006.

Por el Lic. Mauro Jiménez Lazcano, Director General de Macroeconomía




Agregar un comentario