Wu Guoping, de la Academia de Ciencias de China, explica el cambio del Modelo Económico de ese país

301

Joven todavía, de expresión brillante en un perfecto español que aprendió hace 25 años con becas del gobierno mexicano para estudiar en el Colegio de México y en el Centro de Investigación para el Desarrollo Económico (CIDE) de la Carretera a Toluca, el profesor Wu Guoping titular y directivo del Instituto de Estudios de América Latina de la Academia de Ciencias Sociales de China, expresa con toda claridad a Macroeconomía que “China espera que se abra una nueva etapa con México de relaciones culturales más intensas, de transmisión de tecnología, de mayor comercio y de intercambio de inversiones entre los dos países para beneficio de sus pueblos”.

Explicó que en el nuevo Plan Quinquenal que ha puesto en marcha el gobierno chino presidido por Hu Jintao, se inicia el cambio de modelo económico del país hacia la apertura del gran mercado interno chino, con la finalidad de darle a las grandes mayorías populares acceso a bienes de consumo de importación que se podrán pagar con el uso de reservas monetarias y otros recursos.

“Se trata, dijo el profesor Wu Guoping, de ir dejando atrás el modelo exportador superávitario, por un modelo de comercio exterior que permita mayores importaciones de bienes, tanto de consumo como para la industria, a fin de satisfacer las demandas crecientes de las masas populares chinas”.

El profesor Wu Guoping se lamenta mucho de que “las relaciones diplomáticas entre nuestros dos países no estén ahora en su mejor nivel, debido a malos entendimientos que han surgido, por ejemplo con la influenza A/H1N1 en 2009; la gripe aviar SAS en 2003 y otras malas interpretaciones que han surgido recientemente” se refiere, a la visita del Dalai Lama a México y su recepción en Los Pinos, lo que enfrió las relaciones diplomáticas; pero confía en que pronto se le de vuelta a esa página y China y México puedan “relanzar su vinculación económica y política, que puede alcanzar niveles insospechados”.

“Muchos de nosotros, académicos que conocemos a México y le debemos mucho reconocimiento por las atenciones que recibimos del pueblo mexicano, al que admiramos grandemente, hemos estado en estos últimos años muy desconsolados, porque hemos visto como nuestras relaciones culturales se han enfriado y nos ha rebasado por ejemplo la relación de Brasil con China; cuando México había sido el primer actor para lograr el reconocimiento de China en la ONU y cuando México llevaba todavía hace unos años, el primer lugar en las relaciones económicas y culturales con China”.

Dice Wu Guoping, con un optimismo académico que se basa en el conocimiento profundo de las potencialidades de México, que “se abre una nueva oportunidad para ampliar las relaciones entre México y China, ya que este país está cambiando su modelo económico con el nuevo Plan Quinquenal del país, que abre el mercado interno a importaciones de bienes de consumo y para las industrias, y a nuevas inversiones desde México y otros países latinoamericanos y del mundo en general, para abastecer la creciente demanda interna de las grandes masas populares chinas”.

“NUEVA PAGINA EN LAS RELACIONES DE MEXICO Y CHINA”: WU  GUOPING

“Lo que pasó, ya paso”, dice Wu Guoping, “ahora, debemos abrir una nueva página en las relaciones con México y a ello podemos contribuir los académicos y los hombres del gobierno deben intensificar los intercambios culturales, porque México y China nos parecemos en muchas cosas y nos complementamos; los chinos muchas veces parecemos mexicanos de Oaxaca o de Chiapas, y los mexicanos muchas veces parecen chinos; los dos pueblos somos muy alegres, amantes de la vida y amantes de la cultura, y nos gusta compartir nuestros sentimientos y nuestras rasgos históricos; los dos pueblos hemos sufrido invasiones colonialistas y hasta imperialistas y hemos logrado nuestra independencia”.

“Aquí en China nadie olvida la forma en que México tomó la iniciativa diplomática en la ONU en el año de 1971, para que la República Popular China fuera admitida en ese organismo y luego formar parte del consejo de seguridad de la ONU, en lugar de Taiwán”, expresa el profesor Wu Guoping, pero advierte que “algo pasó que frenó el desarrollo de las relaciones entre los dos países”.

“Sin embargo, dice el profesor titular del Instituto de Estudios Latinoamericanos de la Academia de Ciencias Sociales de China, soy optimista para el futuro de China y México”.

“CAMBIO DE MODELO ECONOMICO Y SOCIAL EN CHINA”

El profesor Wu Guoping explica el cambio de modelo económico y social en China, según el Plan Quinquenal aprobado por la asamblea popular y expuesto por el Presidente Hu Jintao.

“Nos dimos cuenta, expresa el académico, que estaba resultando muy injusto que grandes masas populares de China no tuvieran acceso a productos de consumo de los que gozan los habitantes de las grandes ciudades de China; entonces estamos cambiando el modelo Exportador-Superávitario, que nos ha permitido acumular una enorme cantidad de reservas monetarias en dólares, por un modelo económico abierto a las importaciones internacionales, que nos permita dos cosas: abastecer a las grandes masas populares de productos que están demandando cada vez de más calidad y en mayor cantidad y, a la vez, darle uso inteligente aparte de las reservas monetarias internacionales con las que contamos”.

“Es aquí donde debe entrar México; tomar esta Segunda Oportunidad de meterse de ello en el mercado interno chino y de establecer un intercambio cultural y tecnológico sin precedentes en la relación de México y China; y es aquí donde deben participar intensamente los empresarios de ambos países y los inversionistas; y para ello ambos países, México y China, debemos desarrollar más competitividad, ya que estamos en un mundo absolutamente globalizado”.

“Una relación más intensa así, nos permitirá a los dos países diversificar a nuestros socios comerciales, con la finalidad de obtener las mejores ventajas en el comercio internacional y en las inversiones”.

“OPORTUNIDADES NUEVAS A EMPRESARIOS MEXICANOS”

“Es muy importante que los empresarios mexicanos sepan que China les abre las puerta de su mercado interno tanto para el comercio como para inversiones, y la demanda interna de China es enorme y sobre prácticamente todos los productos posibles en los que México sea competitivo”.

“Así, por ejemplo, China también puede coinvertir en la industria petrolera de México tanto para la extracción de crudo como para la comercialización de productos”.

“China ya no piensa solamente en maquiladoras en la frontera mexicana o algo así, sino también en inversiones en México, en toda forma para la producción y los servicios”.

SE REQUIERE MEJOR INFORMACION PARA INVERSIONISTAS

Manifestó el académico Guoping que los mecanismos de información para inversionistas chinos para actividades en México y para inversionistas mexicanos para actividades en China debe ampliarse y detallarse, porque las posibilidades son infinitas en este campo.

MAS RELACIONES CULTURALES Y TECNOLOGICAS

Dijo el experto Guoping que hacen falta más y mejores relaciones culturales entre los dos países y mecanismos de transferencia tecnológica y científica; la cooperación para el desarrollo entre los dos países no tiene límites y podríamos los dos países impulsarnos uno al otro por las ventajas comparativas que cada uno tiene.

“Es urgente que se abran más aulas de estudio del idioma español en China y más clases de idioma chino en México; porque si no, no nos comunicamos debidamente las relaciones económicas y culturales se hacen más difíciles”.

“Aquí, nuestros gobiernos y nuestras agrupaciones empresariales deben tomar la iniciativa para hacer programas de intercambio más detallados y frecuentes y que los empresarios de ambos países puedan tener reuniones y foros de discusión más frecuentes también, porque hasta ahora, la distancia que han guardado los diplomáticos ha frenado el avance de nuestras relaciones.

“ESPERANZA EN EL NUEVO GOBIERNO MEXICANO”

Profundo conocedor de la realidad política, social y económica de México, país en el que vivió y estudió durante varios años en las mejores instituciones educativas como el Colegio de México, la Universidad Nacional Autónoma de México, el CIDE y otras, y amante sincero de la cultura y el pueblo mexicanos, el profesor Wu Guoping dice que, independientemente del candidato y partido que ganen las elecciones presidenciales de este 1 de julio, China espera un cambio en la actitud del nuevo gobierno mexicano para establecer un nuevo diálogo político y diplomático, que lleve a las relaciones entre los dos países a un nuevo plano beneficioso y constructivo para los dos pueblos.

“México tiene un gran futuro económico en el mercado interno de China y para China es vital y crucial el comercio y las inversiones en México”.

Los dos países debemos aprovechar el momento que estamos viviendo: el cambio de modelo económico de China y los cambios que este año habrán en México en todos los campos; en China ha empezado un nuevo Plan Quinquenal que cambia el modelo de crecimiento de nuestro país: ahora será la demanda interna el motor de la economía de China”.

“Va a aumentar el presupuesto del Gobierno de China para darle mayor poder adquisitivo a grandes sectores de la población que necesitan aumentar su consumo y para ello deben tener mejores salarios; las grandes mayorías del pueblo chino tendrían más bienes para consumir; y también tendrían mayor protección social; habrá un gasto enorme para urbanizar el país; China está en un proceso de transformación interna muy importante que le dará una nueva imagen y un nuevo perfil en el mundo”.

“El nuevo Plan Quinquenal del Presidente Hu Jintao procura ya el combate a la marginación social y económica de las mayorías chinas del interior del país y extenderá la industrialización hacia regiones de la china profunda”.

“Actualmente la población que vive en sectores urbanos es el 55% de la población total; y tenemos que salir de la trampa de lo que se denomina “el ingreso medio por persona, que es actualmente equivalente a 4,000 dólares norteamericanos”.

En el Plan Quinquenal que está empezando a entrar en vigor se establece que en el plazo de los próximos 10 años el ingreso promedio por persona en China debe aumentar a 12,000 dólares, todo con el fin de lograr más equidad social y un desarrollo regional más equilibrado”, así se expresa con gran definición académica el profesor Wu Guoping quien también es Vice Director del Centro de Integración Económica Regional de China.

Por el Lic. Mauro Jiménez Lazcano, Director General de Macroeconomía




Agregar un comentario