Beatriz puede hacer el milagro en la Ciudad de México

191

Resueltas las candidaturas presidenciales del PRI y el PRD, y muy avanzada la selección en el PAN, ahora lo que sigue es el DF, para que el que se apuntan Beatriz Paredes (PRI), Mario Delgado (PRD), Miguel Mancera (PRD), Porfirio Muñoz Ledo (PT), Carlos Navarrete (PRD), Demetrio Sodi (PAN) y José Luis Luege Tamargo (PAN); será una lucha cruenta y despiadada, en la que Beatriz Paredes Rangel podría hacer el milagro de ganar la elección, toda vez que hasta el momento va arriba en las encuestas de la opinión pública de la Ciudad de México.

El primero que saltó a la palestra para gobernar la Ciudad de México del 2012 al 2018 fue Carlos Navarrete, Senador de la República y de larga trayectoria en los partidos de izquierda mexicana; un luchador social serio y efectivo, de origen guanajuatense.

Desde el principio del 2011 empezó a pronunciarse en las esferas políticas nacionales y locales del DF, el nombre de Beatriz paredes Rangel: ex Gobernadora de Tlaxcala, ex Subsecretaria de Gobernación; ex Senadora, ex Presidenta de su partido, el PRI y actualmente Diputada Federal; también fue embajadora en Cuba y su trayectoria política es ampliamente conocida en las esferas políticas; entre sus meritos recientes es el haber llevado al triunfo al PRI en numerosas elecciones de gobernador, de presidentes municipales, así como de haberle devuelto la mayoría a su partido en el Congreso de la Unión, tanto en la Cámara de Diputados como en la de Senadores; de hecho, fue la que inició el retorno del PRI a Yucatán, con el triunfo de Ivonne Ortega, que marcó el camino para la recuperación de numerosas gubernaturas por parte del partido tricolor.

Como Beatriz Paredes Rangel ya había sido candidata a la Jefatura de Gobierno del DF hace seis años, la ciudadanía se ha forjado una imagen positiva de ella, a tal grado de que podría romper la hegemonía que ha tenido el PRD desde el triunfo de Cuauhtémoc Cárdenas en el año de 1997, seguido de Andrés Manuel López Obrador y ahora Marcelo Ebrard; es decir, un predominio perredista de quince años seguidos, que ha permito a ese partido crear poderosas redes sociales y de control político, con beneficios reales para los ancianos, las madres solteras, los estudiantes, tianguistas, chóferes de taxis y microbuses y ahora de metrobuses y con muchísima influencia en numerosos grupos sociales y de trabajadores.

Sin embargo, a pesar de la unidad mostrada por Andrés Manuel López Obrador y Marcelo Ebrard, con motivo de la selección del Candidato Presidencial, la división del PRD se ha producido hacia abajo, en las filas de los dirigentes políticos medianos entre los que se encuentran Martí Batres, Alejandra Barrales, René Bejarano, Dolores Padierna, Mario Delgado, Miguel Mancera y otros, que disputan la jefatura de gobierno para el 2012.

Con gran habilidad, Andrés Manuel López Obrador le cedió a Marcelo Ebrard el derecho absoluto de designar a su sucesor, dentro del PRD, el PT, Convergencia y Morena; pero la decisión no será tan fácil para Ebrard, porque podría producir fuertes choques al interior del PRD del DF y también al nivel nacional, donde el PRD quedó también muy dividido por la pugna entre “Los Chuchos” y Andrés Manuel López Obrador.

De último momento, al sopesar la situación política del Distrito Federal, el diputado Porfirio Muñoz Ledo decidió lanzarse a competir por la ciudad, buscando no sólo el apoyo del PT sino también el PRD, de Convergencia y de Morena, y propuso que haya una encuesta abierta entre la ciudadanía y entre los miembros de los partidos de izquierda y no que simplemente se produzca un “dedazo”.

Mario Delgado o Miguel Angel Mancera

La decisión para Marcelo Ebrard está en apoyar a Mario Delgado, Secretario de Educación de su gobierno de la ciudad, o a Miguel Angel Mancera, el Procurador del DF; aunque para algunos analistas políticos, Marcelo Ebrard se inclinaría más por Mario Delgado que por Mancera.

La forma en que Martí Batres criticó a Marcelo Ebrard cuando este fue a saludar a Calderón, le quitó las posibilidades reales de aparecer como precandidato por el PRD, que en el DF domina el propio Ebrard y Alejandra Barrales no es precisamente una persona a quien Marcelo ve con simpatía para sucederlo.

Sodi o Luege, por el PAN

Aunque la licenciada Gabriela Cuevas se ha distinguido por su lucha en favor del PAN, las figuras más destacadas para obtener la candidatura de este partido a la jefatura del Gobierno del DF son Demetrio Sodi de la Tijera, Delegado en Miguel Hidalgo y José Luis Luege Tamargo, de la Comisión Nacional del Agua; Demetrio es un buen luchador social, pero no es panista, lo que lo limita bastante al interior del PAN, donde algunos lo ven como un político que cambia de partido a conveniencia; en cambio José Luis Luege Tamargo es un verdadero panista que se dedicó incluso a combatir fieramente a López Obrador cuando era el Jefe de Gobierno del Distrito Federal.

La lucha en el Distrito Federal será probablemente más encarnizada que la campaña a nivel nacional, y los resultados podrían ser asombrosos, ya que hay posibilidades reales de que Beatriz Paredes hiciera un milagro político en la Ciudad.




Agregar un comentario