Abre Peña Nieto su precampaña electoral en Huejutla

346

Muchas gracias a toda la gente de Huejutla y de toda esta zona serrana de la Huasteca de Hidalgo. Gracias por acompañarme en este primer acto que realizo en acuerdo y en alcance a la determinación que la autoridad electoral hiciera, para que quienes tenemos la condición de precandidatos y en esta etapa de precampaña, pudiéramos tener encuentros abiertos, directos con la militancia, con los simpatizantes y con la sociedad en general para poder compartir nuestra visión, lo que queremos y deseamos para este gran país que es México.

Estoy aquí acompañado de cuadros de la dirigencia del partido, de sus representantes, diputados federales y locales; dirigencia del partido, pero especialmente me siento hoy arropado, acompañado y cobijado por mujeres y hombres de esta región de la Huasteca Hidalguense.

Me encuentro en el lugar donde hace casi 18 años un mexicano excepcional iniciara su recorrido por toda la República: Luis Donaldo Colosio Murrieta. Y al igual que entonces sus palabras o parte de su mensaje tienen vigencia en nuestros días. Hoy queremos ser parte y promotores de un México unido. De un México que esté unido por el trabajo. De un México unido por el desarrollo. De un México donde existan igualdad de oportunidades para todos los mexicanos.

Estamos aquí en la víspera de iniciar un gran recorrido por todo el país, que nos permita tener contacto directo con la gente, de escuchar de sus necesidades y de asumir compromisos con la población y con cada región de nuestro país.

Hoy el PRI quiere dar solución a las grandes interrogantes, a las grandes preguntas e inquietudes que la sociedad mexicana se hace. Hoy el PRI quiere tener la mejor propuesta a lo que la gente demanda y necesita; la gente hoy demanda paz y tranquilidad; quiere una nueva esperanza para vivir en un mejor país. Y precisamente de esto se trata el esfuerzo y el empeño que tendremos a lo largo de esta campaña.

Hoy queremos tener respuestas puntuales a estas preguntas que se hace la gente; porque lo que viene no es solo ganar la Presidencia de la República. Lo que viene en los próximos meses y el primero de julio será realmente la transformación o el inicio de una transformación a la realidad social que hoy vive México.

Hoy tenemos que preguntarnos y tenemos que reflexionar lo que habrá de significar esta campaña y lo que los mexicanos tendrán que meditar y pensar a lo largo de ella. Significará realmente no sólo el cambio de un gobierno, sino la oportunidad de emprender mejores condiciones para las familias mexicanas.

No significará solamente la opción que queremos construir, que nuestro partido llegue a la Presidencia de la República; sino que sea a partir de ahí la oportunidad y exigencia que tendremos para que nuestros hijos tengan un mejor mañana.

Será esta la oportunidad no únicamente para que llegue, insisto, un nuevo hombre a la Presidencia a la República, sino la ocasión para hacer de ese cambio y de ese momento la oportunidad de renovar la realidad nacional y la esperanza de todos los mexicanos.

Estoy convencido que si podemos cambiar nuestra realidad; que sí podemos transformar el escenario que hoy se presenta ante los mexicanos.

No podemos caer en el pesimismo y en el  derrotismo; por el contrario, es esta la oportunidad para trabajar en la transformación de México; es esta oportunidad para que impregnados de optimismo, de fe y esperanza, demos un nuevo impulso al México que queremos tener; para recuperar los valores familiares, los valores sociales que nos dan identidad, que nos dan cohesión y que nos permiten sentirnos orgullosos de ser mexicanos.

Este es el gran reto que tenemos, y por eso queremos trabajar; queremos –insisto-hacer de esta precampaña, y llegado el momento de la campaña, una que nos permita lograr una gran cercanía con todos los mexicanos.

Nos proponemos hacer una campaña que esté a la altura de lo que hoy la sociedad demanda. Una campaña que muestre respeto al electorado, que muestre respeto a la ciudadanía mexicana; que muestre respeto por lo que ustedes esperan encontrar en la campaña.

Queremos asumir compromisos serios y formales porque ustedes me conocen; porque ustedes saben lo que he hecho aquí muy cerca, en una entidad vecina y hermana de esta tierra hidalguense, en el Estado de México.

Fue nuestro estilo y forma de hacer gobierno la que nos permitió estar cumpliendo con los compromisos asumidos con los mexiquenses. Hoy por igual queremos hacer una campaña que nos permita lograr mejores condiciones para todos los mexicanos.

Voy a hacer una campaña no de promesas, menos de discursos vanos, menos una campaña que esté inspirada en las ideologías.

La nuestra, será una campaña pragmática, será una campaña de cercanía con la gente, y una que nos lleve realmente a asumir compromisos para que los mexicanos vivan mejor; aquella que nos permita -como lo hicimos en el Estado de México-, construir más hospitales para garantizar la salud de la población; aquella que nos permita garantizar que nuestros jóvenes tengan la oportunidad de estudiar la preparatoria y la universidad; aquella que nos permita lograr una mejor infraestructura con más y mejores caminos y carreteras para que la buena comunicación y los servicios lleguen de mejor manera a la población. Esa será la campaña que estemos privilegiando.

No vamos a caer en las provocaciones de nuestros opositores; menos vamos a ceder a los señalamientos y descalificaciones que eventualmente estén haciendo. Por eso estoy aquí, en Huejutla, en el corazón de la zona  Huasteca de Hidalgo, porque en ustedes me quiero inspirar, porque esta zona ha vivido momentos adversos y han sido varias las generaciones quienes con tenacidad, esfuerzo y empeño han venido transformando las condiciones de esta zona.

Por eso estoy aquí, estoy en la Huasteca Hidalguense, estoy en Huejutla con su gente, para que son su fortaleza, con su tenacidad hagamos de esta las características que marquen la campaña para alcanzar la Presidencia de la República.

Es cierto, es cierto vivimos momentos tal vez adversos, pero no interesa; lo importante es caminar a paso firme y un compromiso decidido por la ciudadanía.

Debo decir desde este espacio, sobre lo que ocurrió el día de ayer en la entidad hermana de Michoacán. Un fallo emitido por el Tribunal Electoral anuló la elección que entonces diera el triunfo al candidato del PRI en la ciudad de Morelia.

El priísmo ha reaccionado, lamenta este fallo, porque, sin duda, advierte que los elementos que se adujeron para anular la elección no son relevantes ni suficientes; sin embargo el priísmo, el PRI y quien les habla somos respetuosos y acatamos el fallo del Instituto Federal Electoral, de la autoridad electoral; lo hacemos porque el priísmo invariablemente ha sido respetuoso de las instituciones del Estado Mexicano. El PRI es un partido que le distingue el respetar la ley.

Y este fallo no será la excepción; lo habremos de acatar, pero estamos convencidos, como ocurrió ya una vez, en los próximos 150 días vamos a ganar de manera contundente Morelia.

Y al igual que ganaremos Morelia vamos a decirles a todo el priísmo, a este priísmo emocionado, entusiasmado, que quiere retomar fe y confianza en un mejor país, que no sólo vamos a ganar Morelia como ganamos en Michoacán, vamos a ganar presidencias municipales, diputaciones locales, vamos a ganar la elección de diputados federales en todo el país, vamos a ganar por supuesto el Senado de la República, vamos a ganar las seis gubernaturas que estarán en disputa y la Jefatura de Gobierno del Distrito Federal; y, por supuesto, vamos a ganar la Presidencia de la República.

Yo quiero decirles a todas y todos ustedes, gracias por acompañarme en este primer acto de precampaña a población abierta, en la cual -insisto-  y en respeto a la determinación tomada por el Instituto Federal Electoral; gracias porque no obstante estar en los últimos días de este año, han estado ustedes en el interés de acompañarme en este acto.

Su amigo, quien les habla, quien es el abanderado del priísmo, su amigo Enrique Peña, les reconoce y agradece a todas y todos su presencia.

Quiero que sepan que hoy me voy con un gran entusiasmo, pero, básicamente, con la inspiración de lo que cada uno de ustedes proyecta, esos rostros, esas caras que quieren realmente un mejor país, y que hoy cifran su confianza, su fe en el PRI que está dispuesto a dar lo mejor de sí para construir el México que todos deseamos y queremos.

Vamos a hacer una campaña que además de los compromisos que queremos asumir nos permita renovarle la esperanza al pueblo de México. Vamos a hacer una campaña que nos permita inyectarle ánimo a la sociedad; que nos permita recuperar el orgullo de ser mexicanos; que nos permita recuperar para todos los mexicanos a este país que tanto amamos, a este país que es México y que lo queremos todos y queremos ser parte de su transformación.

Les invito para que el cierre de este año sea oportunidad para reactivar la energía, para realmente recuperar el ánimo perdido, para que realmente hagamos de la campaña política próxima a iniciarse, el gran espacio y oportunidad para recuperar a México.

Gracias amigas y amigos por estar aquí con su amigo Enrique Peña. Desde aquí su amigo les extiende a todos un abrazo fraterno y cálido, les desea felices fiestas de diciembre, pero, sobre todo, desea que el 2012 les depare a todos ustedes un año lleno de salud, de alegría, de esperanza y, principalmente, lo que todos buscamos: que el PRI recupere la Presidencia de la República.

Hagamos pues que la oportunidad de cambio esté con nosotros y estemos decididos a postular una y otra vez que el cambio que necesita México está en el mejor partido que tenemos los mexicanos: el Partido Revolucionario Institucional.

¡Que viva Hidalgo!

¡Qué viva México!

¡Que viva México!

¡Que viva México!

Desde aquí les digo a toda la sociedad militante y simpatizantes aquí reunidos, gracias por su hospitalidad, por dejarme estar con ustedes.

Muchas gracias.




Agregar un comentario