Yoloxóchitl Bustamante Díez, “La Mujer del Año 2011”

402

Instituciones educativas, científicas, tecnológicas, y las organizaciones femeninas, estudiantiles, docentes, culturales, empresariales y políticas, así como los medios de comunicación, entre ellos: la Revista Macroeconomía, que integran la sociedad intelectual y propositiva del país, proyectaron a la directora general del Instituto Politécnico Nacional, doctora Yoloxóchitl Bustamante Díez, como la Mujer del Año 2011.

En el auditorio del Museo Nacional de Antropología tuvo lugar, la noche del 28 de noviembre, el reconocimiento público a nivel nacional a sus actitudes y aptitudes mostradas desde estudiante en la Escuela de Ciencias Biológicas del IPN. Al egresar no se detuvo ahí, pues continuó hasta alcanzar el doctorado en la especialidad de Bioquímica en la misma institución, a la que después dedicó varios años en puestos de alta administración que la impulsaron al más elevado peldaño, la Dirección General de la Comunidad Politécnica Nacional.

“Mi mayor satisfacción es ser la primera mujer que escala tan honroso cargo de directora general del IPN. Siento una gran vocación por la educación y formación de la juventud y por la defensa de mis congéneres. Por ellas y ellos seguirá mi mejor esfuerzo y pasión a fin de que el IPN sea mejor cada día dentro las instituciones de educación superior de nuestro país”, dijo a Macroeconomía.

Precisamente, en este homenaje las mujeres, de todas edades y niveles socioculturales, significaron más del 85 por ciento de los asistentes, el auditorio estuvo pletórico de ellas y lució adornado con flores a todo lo ancho del recinto y a los pies de las distinguidas damas que ocuparon la mesa de honor. Kena Moreno, presidente del patronato de la Mujer del Año y editora de revistas para la mujer y el hogar, dio la bienvenida y narró algunos pasajes desde que se creó el capítulo de la Mujer del Año, en 1960, para reconocer y enaltecer las capacidades profesionales, sociales y talentosas mujeres mexicanas merecedoras a esa presea.

La afamada conductora de televisión Lolita Ayala, Mujer del Año 2001, presentó a las “mujeres del año” de la última década que estuvieron en la mesa de honor, como Gaby Vargas, Guadalupe Gómez Maganda, Efigenia Martínez, Fela Fábregas, Ana María Cetto, Linda Manzanilla y la ministra de la SCJN, Olga Sánchez Cordero, quien a nombre de ellas pronunció un mensaje alusivo a la homenajeada. Luego se proyectó un video sobre la semblanza de la doctora Yoloxóchitl. Acto seguido, Andrea Artigas, directora general de Tíffany & Co., hizo entrega de la presea realizada en fino cristal y un anillo de oro y brillantes titulado “Celebration”, a la Mujer del Año 2011.

EDUCACIÓN Y CULTURA, SÍ; VIOLENCIA, NO

Yoloxóchitl Bustamante Díez acumula una serie de presentaciones y actividades muy intensas al interior del Instituto Politécnico Nacional, con motivo del 75 aniversario de la vida académica, científica, tecnológica, deportiva y cultural de la segunda institución de educación superior más importante del país, sin desatender las funciones propias de su cargo. Los actos conmemorativos han sido relevantes por su asistencia personal y los discursos pronunciados, por ejemplo, en la Cámara de Diputados, en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, la Cámara de Senadores, en la empresa más significativa de la industria automotriz, General Motors de México, donde laboran cerca de 300 ingenieros egresados de la ESIME del Instituto Politécnico Nacional, así como en los Congresos de los Estados de Zacatecas, Durango y otros.

Los 75 años del IPN también resuenan por las obras de teatro y música presentadas al público general, al personal que labora en el instituto y la comunidad estudiantil, entre ellas el concurso teatral “Actuar para Vivir sin Violencia”, donde ratificó el compromiso del IPN, compartido con otras instituciones de educación superior, de hacer frente a toda manifestación de violencia contra las mujeres, jóvenes y niños que conviven en sociedad y, particularmente, en los centros educativos, donde se participa para erradicarla.

“Ser mujer y feminista para declarar la guerra al hombre es una posición absurda. En los medios ambientes en que me desarrollé nunca encontré oposición por ser mujer. Y eso que en varios puestos que ocupé no había estado una mujer, como el actual. Hombres y mujeres debemos convivir con respeto para lo que cada quien debe hacer en la vida”. Ese es su pensamiento sobre la igualdad de género.

Y como corolario, Yolo, como gusta que le digan, destaca la importancia de las actuaciones de la Orquesta Sinfónica del IPN, que tiene su calendario y ciclo de presentaciones en la unidad profesional Zacatenco, el Auditorio Nacional y en el Palacio de Bellas Artes, símbolo del binomio Educación y Cultura con Música para contrarrestar signos violentos.

Por Alfonso Fernández de Córdova M.




Agregar un comentario