Freno a la construcción en 2012, por restricciones eleccionarias

174

La industria mexicana de la construcción creció 4.8 por ciento durante los primeros 9 meses del año respecto al mismo lapso del año anterior, pero los constructores temen que el año electoral, que ya inició, inhiba sus actividades con las restricciones que implica y  provoque que el trabajo decline la etapa final de 2011 y el año próximo.

Ello, pese a que el Congreso aprobó un presupuesto de más de 54 mil millones de pesos en infraestructura carretera para el próximo año.

Analistas del sector estiman que difícilmente se podrá cumplir la perspectiva de un incremento del PIB de la construcción entre 4.2 y 4.5 por ciento en 2012, como se había previsto. Ahora se estima que será menor al 4 por ciento.

Hay que recordar que en 2010, la industria constructiva prácticamente dejó de crecer, luego de que en 2009 registró una caída de 7.5 puntos porcentuales  por los efectos de la crisis económico-financiera estallada en Estados Unidos. Hasta ahora, el sector no ha vuelto al nivel que tenía antes de ese hecho.

En el lapso enero-septiembre de este año, el ramo logró incrementar sus cifras gracias a la mayor edificación de vivienda de diversos niveles, naves industriales, así como de obras de ingeniería civil y de obra pesada, lo que impulsó la demanda de materiales utilizados en el sector.

El programa de infraestructura

De acuerdo con sus manifestaciones recientes, la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) estima que uno de los hechos que podrían beneficiar  la actividad sería un mayor énfasis en las obras previstas por el Programa Nacional de Infraestructura (PNI), anunciado por el actual gobierno federal tras asumir sus funciones.

Ese plan, creado con el fin de convertir a México en  una de las principales plataformas logísticas del mundo aprovechando su posición geográfica y su red de tratados internacionales, contempla la inversión total de 2 billones 532 mil millones de pesos con recursos públicos y privados en los años de este sexenio, de 2007 a 2012, con un promedio de 422 mil mdp anuales.

Pero las obras de infraestructura contempladas en diversos campos han sido afectadas y retrasadas por diversas causas, incluso recurrentes crisis económicas globales y del país desde 2008, de manera que se estima que el gobierno del presidente Felipe Calderón concluirá su mandato sin cumplir con el proyecto total.  Se cree que, en todo caso, podrá darse un avance de cuando mucho 70 por ciento.

En uno de los rubros de mayor interés para la industria constructora, las obras de nuevas vías terrestres y su modernización y mantenimiento, la SCT esperaba realizar este año una inversión de 287,000 millones de pesos, pero por diversas causas, llegará sólo a 276,000 mdp, de acuerdo con la información disponible.

En su V Informe de Gobierno, el 1 de septiembre, el presidente Calderón indicó que en los últimos cinco años, su gobierno ha construido o modernizado más de 16,500 kilómetros de carreteras. Sin embargo, de ese total sólo poco más de 11 por ciento se refiere a caminos nuevos.

La CMIC se ha quejado reiteradamente de subejercicios en las inversiones programadas por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, algunos originados por la inseguridad en los estados del norte del país.

De acuerdo con cifras de la Secretaría de Hacienda, hasta agosto había un subejercicio de más de 34 por ciento en el presupuesto de inversiones de la SCT, lo que significa cerca de 105,000 millones de pesos.

Presupuesto 2012

En el presupuesto de egresos aprobado para el año próximo, el sector de comunicaciones y transportes vio crecer en cerca de 22 por ciento su presupuesto total, que es de 85,544 millones de pesos.

A la infraestructura carretera se destinan un total de 54,225.5 millones, con 23,675.4 mdp para las carreteras de la red nacional, 15,735 para los caminos rurales y las carreteras alimentadoras, 8,234.8 para la conservación y mantenimiento de las vías, y 1,249.7 millones para los programas de empleo temporal en ese campo.

Durante el XXIV Congreso Mundial de Carreteras celebrado en México en septiembre, se indicó que el gobierno tiene la intención de concentrarse en 2012 en la conclusión de los 100 proyectos de carreteras incluidos en el PNI, que incluyen los ejes interestatales, la conservación y reconstrucción de caminos en operación, y la terminación de obras iniciadas este año. Otros nuevos proyectos serán dejados de lado, de acuerdo con ese propósito.

Además de los recursos que se destinarán a las carreteras, en el rubro de infraestructura del presupuesto de egresos 2012 se incluyen 4,519.9 millones de pesos para la ferroviaria, que contempla la erogación de 2,000 mdp para la línea 12 del metro de la ciudad de México, 400 para el Mexibus La Paz-Texcoco y 10 para los estudios del tren rápido México-Toluca.

Asimismo, se contemplan 170 millones para infraestructura aeroportuaria, y 640 millones para la portuaria, renglón en que se incluye la ampliación y dragado del puerto de Matamoros, en Tamaulipas, en que se erogarán 250 mdp.




Agregar un comentario