La Geopolítica Social del Planeta sigue marcada por la desigualdad

200

Dr. Héctor San Román A.

*Ex Diputado Federal *Ex Consejero Técnico del Grupo Trabajador ante la Conferencia Internacional del Trabajo. *Analista Internacional

La geopolítica social del planeta sigue marcada por la desigualdad, una desigualdad que se sigue acrecentando,  incertidumbre y angustia hacen presa de los mercados; las Bolsas, los bonos de los países periféricos europeos, el euro y el petróleo caen con fuerza como consecuencia de una ensalada de malas noticias que se resumen en una: la solidez de la recuperación económica mundial está en peligro. Varios datos que si los enlazamos, nos dicen que en el segundo trimestre se ha producido un quebranto en el crecimiento mundial y hay quienes temen que no se trate de un asunto de corta duración.

Los jefes de Estado y de Gobierno de la UE nombraron oficialmente al italiano Mario Draghi, (63años) actual gobernador del Banco de Italia como nuevo presidente del Banco Central Europeo (BCE), después que en plenaria el Parlamento Europeo respaldó por amplia mayoría su nombramiento para sustituir al francés Jean-Claude Trichet a partir del 1o de noviembre.

Un italiano presidirá el banco de mayor influencian alemana en Europa, bajo el reto critico de las deudas soberanas…  “Mamma mia!”,se dice que: “Para los italianos la inflación les es tan familiar, como el queso parmesano con la pasta”. Pero Draghi ha convencido a la trinca inflexible FMI, BCE, y Alemania que será riguroso con la inflación, y coincide con quienes exigen subir las tasas de interés en la zona euro para asegurar que la inflación no se desborde.

Ojo, Draghi fue vicepresidente del banco de inversión Goldman Sachs entre 2002 y 2005, no requirió la ayuda de Berlusconi, y tal vez ni la de Sarkozy. Con “papi” nunca se ha llevado bien, y contar con ese tipo de padrinazgos en estos tiempos equivale a una descalificación. Respecto a Sarkozy, es lógico pensar que si este, públicamente lo respaldó, fue (con la condición de colocar a un francés en el Consejo del BCE) y porque había logrado el apoyo de la influyente canciller alemana.

Huérfano desde muy joven, estudió con los jesuitas, se doctoró en el Massachusetts Institute of Technology, su experiencia la adquiere en esa escuela de la alta burocracia del Estado el Bankitalia (Ahí, trabajó su padre) seis años  fue director de área  en el Banco Mundial. Su currículum keynesiano católico, sólo se opaca por un par de zonas obscuras: las polémicas privatizaciones de los años noventa en los que fue responsable del Tesoro (donde se ganó el apodo de Súper Mario), y sus cuatro años como ejecutivo del banco de inversión Goldman Sachs 2002-2005 que con truculencias maquilló las cuentas de la deuda griega que a la postre llevaron a la tragedia que hoy vive Grecia, amenazando a la economía mundial.

¿Qué está pasando con la llamada economía global? El entorno económico, social y político está cambiando drásticamente en todo el planeta, la crisis de 2008 provocada por la quiebra del banco norteamericano Lehman Brothers a causa de las hipotecas sub prime “basura”, a tres años, sigue cobrando víctimas, y cada día es más compleja su solución, pues ha provocado la destrucción de economías nacionales, desmantelado el bienestar social de cientos de millones de trabajadores en el mundo,  la extinción de las clases medias y la caída de varios gobiernos como castillos de naipes; una crisis que enfrenta a  los gobiernos con la sociedad y en particular con los jóvenes que organizados como –Indignados–, cobran cuentas pendientes a políticos, partidos y gobiernos, cuyos desatinos les arrebató el futuro y frente a los distintos estamentos financieros mundiales que provocaron brotes de especulación, reales y ficticios siguen estallando las crisis que amenazan la supervivencia de la democracia en muchos Estados. Desde entonces hasta la fecha, la depresión, el desempleo y la no reactivación de la economía causan incertidumbre sobre la recuperación mundial. Hoy “las dificultades para reestructurar la deuda de Grecia como Estado miembro de la Unión Europea, pueden hacer pálidos los efectos de la quiebra de Lehman Brothers”.

Moody’s, Standard & Poor’s y Fitch, las tres grandes agencias calificadoras, han funcionado como fuego en pradera seca desde 2007 principio de la crisis financiera internacional que nos ahoga: las mismas que dieron alta calificación a las hipotecas subprime en épocas de bonanza, dan fuerza a los ataques especulativos. La debilidad económica y toda esa incapacidad política para resolver los problemas reabrió un nuevo frente a la especulación en los mercados: Italia y España, dos importantes economías de Europa, muestran signos de contagio de la crisis fiscal que golpea con furia a Irlanda, Portugal y sobre todo a Grecia. Esto profundiza las desigualdades sociales y las altas tensiones socio políticas castigan sin piedad a los países de economías más débiles.

Leyendo a un influyente analista de la economía global, él relataba que durante un torneo de tenis realizado en Key Biscayne, se sorprendió al ver que la mayoría de la gente que le rodeaba en el estadio eran turistas latinoamericanos, cuyas conversaciones giraban en torno de cuantas cosas habían comprado en Miami. Lo cual le hizo pensar qué: Si tal afluencia económica “pareciera una nueva burbuja económica, probablemente lo era’’. Pero al conocer, varios estudios publicados durante las reuniones de primavera del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial en Washington DC le confirmaban lo que el sentido común debería haberles enseñado a los economistas hace varios meses: que existe un verdadero peligro de que el actual ciclo de crecimiento económico de Latinoamérica sea demasiado bueno para ser cierto, y que -si no se adoptan urgentes medidas en la región- “tal vez no dure mucho”.

Y si esa es una llamada de alerta, ¿cómo explicar el endeudamiento de los estados de la República y la velocidad con que han hipotecado las entidades?, entre los años de 2005 y 2008, la deuda de Chihuahua se incrementó 709%; Oaxaca, 668%; Tamaulipas, 427%; Chiapas, 424%; Nayarit, 407% y 284% en Coahuila, el caso Puebla, donde en las últimas semanas del gobierno anterior, el Congreso avaló un endeudamiento por 2 mil 370 millones de pesos, casi 35% de la deuda de ese momento.  ¿El Edomex y el DF, su deuda a cuanto asciende? –Si se siguen endeudando los Estados de esa manera, vamos a tener un problema macroeconómico–.

Al participar en el foro “La deuda de los estados– organizada por la Fundación panista Rafael Preciado y la conservadora Fundación  Konrad Adenauer Stiftung, el director general del  Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) Juan Pardinas, plantea la importancia de vigilar la deuda de los estados, dijo que no se puede permitir más endeudamiento, cuyo mayor problema es la falta de transparencia.

Muchos países hoy en crisis gastaron más de lo que recaudaban y no se prepararon para el futuro, (ese fue el caso de Grecia, Portugal, Irlanda e Islandia quienes se endeudaron por arriba del 100% de su PIB, obligando a duros ajustes a su economía con graves repercusiones sociales y caídas de gobiernos), lo mismo puede pasar en varios países de la región Latinoamericana, lo cual nos debería decir algo a los mexicanos, sobre los excedentes del precio del petróleo ¿donde se han aplicado? Porque sería un crimen utilizarlos en gasto corriente, frente a las necesidades que exige el desarrollo, pero también una pregunta urgente ¿Quién vigila el endeudamiento de los estados, los Congresos locales?

Se habla del nivel histórico de reservas, pero no es nuestro, es dinero que llega por el atractivo de un mayor rendimiento, es solo capital de inversionistas sujeto a la especulación, mero capital golondrino,  y en el momento que deciden que sus intereses deben estar en otro lugar simplemente los transfieren con solo un “enter” de su  ordenador con auxilio del Internet. Para ello existen en el mundo oficinas que operan las 24 horas,  esa volatilidad de capitales ya la hemos vivido con inflación, devaluaciones, quitando “ceros” y todo aquello que significa empobrecer y endeudar al país.

Un principio de sentido común nos dice que si queremos evitar los males, debemos como medida preventiva actuar sobre sus causas. Mientras estemos a tiempo, eso sí; porque desatado el mal, veremos esfumarse décadas de ahorro, esfuerzo y sacrificio.

¿Dónde está la solución? Si el modelo socialista y el capitalista han fracasado, seguramente la respuesta es que esta destructora crisis ha sido tratada como una más, subestimaron su profundidad y alcance, cuando la realidad al paso del tiempo, nos dice que se imponía un cambio de modelo a la economía impuesta por los organismos financieros internacionales. La crisis que se ha expandido en todo el mundo pone de relieve el peligro de permitir que el desarrollo económico y las decisiones sean impuestos por las fuerzas del mercado. Los gobiernos deben reclamar su pleno protagonismo y su responsabilidad en este asunto, de no ser así  corren el peligro de caer en desgracia.

Hoy en varios países de la Unión Europea la crisis hace imposible mantener las pensiones, condiciones y prestaciones sociales de los trabajadores como las que tuvieron su padres, y de eso no son responsables. Sin embargo hay quienes responsabilizan de la recesión a sindicatos, derechos sociales y hasta a la democracia. Eso desata reacciones como las ocurridas, en Francia, Grecia, Islandia, Italia, Portugal y España, cuyos habitantes no están dispuestos a hacer grandes sacrificios, por errores que ellos no cometieron.

Los estudiantes ingleses salieron a la calle a finales del año pasado en protesta por el agresivo aumento de las colegiaturas universitarias. Poco después marchas atrás en la reforma educativa y del sistema judicial. Después, el disgusto de los militares que consideran que los recortes presupuestarios les afectan mucho considerando que tienen soldados en dos frentes: Afganistán y Libia. Ahora son los trabajadores del sector público: más de 750.000 en huelga en protesta por una nueva reforma de las pensiones que echa atrás la reforma pactada en 2007.

Ahora  el Reino Unido teme por la estabilidad de su sistema financiero. El motivo no es otro que el informe del FMI que advierte del riesgo de contagio de la crisis griega a toda la eurozona. Así consta en un informe del Comité de Política Financiera del Banco de Inglaterra, el nuevo organismo supervisor británico del sector. Se multiplican las voces de alarma, empezando por la del presidente de Estados Unidos, Barack Obama advirtiendo “que la crisis de la zona euro está multiplicando las dificultades de Grecia para hacer frente a sus deudas, y ello puede endosar la factura al resto del mundos.

El Fondo Monetario Internacional ya dio aviso del riesgo de que la crisis de deuda golpee con fuerza a Estados Unidos si no detiene sus problemas fiscales. Y ha recibido el aviso con la decisión de la agencia de calificación Standard & Poor’s de dejar en perspectiva negativa la nota de solvencia de la primera potencia mundial. Pese a que el país mantiene una calificación de honor (Triple –A–), las dudas que siembra la amenaza de S&P pega a las Bolsas, tanto de este, como al otro lado del Atlántico, que ya padecen lo propio a causa de la reactivación de la crisis de deuda y en ese torbellino se encuentra el futuro de Grecia. En su informe anual de evaluación el FMI urge a EE.UU un  acuerdo para elevar el techo de la deuda federal. Para evitar .en la medida de lo posible un Shock que pudiera tener graves consecuencias en la economía y los mercados financieros del mundoe.

Bajo ese panorama podemos llegar a una conclusión, los objetivos de esta crisis se van cumpliendo: están cayendo las políticas sociales y poco a poco caerán los partidos y gobiernos que las sustentan, específicamente socialistas o socialdemócratas. El desastre desencadenado por un tramposo problema financiero se convierte descaradamente en ideológico y para algunos es la culminación de su particular forma de imponer condena sin paliativos. Quizá por ello en diferentes medios aparecen Nicolas Sarkozy, Angela Merkel, Durão Barroso y otros líderes conservadores sonriendo animadamente junto al angustiado semblante del primer ministro, el socialista Yorgos Papandreu agobiado por la deuda de su país, la cuarta huelga general, los disturbios por la ira del pueblo griego que se siente despojado, y porque los 86 diputados (centro derecha) Nueva Democracia, amenazaban con él !No¡ al nuevo plan de ajuste para 2012- 2015, cuya aprobación era necesaria para la entrega de 12 mil millones de euros para hacer frente a compromisos a corto plazo. A Grecia le urge el préstamo, sus reservas se agotarían el 18 de julio. Pero al fin hoy jueves 29 el Parlamento Griego aprueba un duro programa de ajuste, que significa: aumento de impuestos, privatizaciones, aumento al IVA del 13 al 23%, recortes al sector público, menos beneficios sociales, aumento en las aportaciones a la seguridad social,  es el fin del bienestar social, como ironía,  solo faltaría la venta de las Islas griegas, se dice que todo esto garantiza su viabilidad financiera a maaaas largo plazo, pero es necesario un siguiente plan de ayuda europea con más dinero y otra reestructuración más ordenada, en síntesis Grecia queda hipotecada por cuatro décadas. La Unión Europea y el Euro pueden estar tranquilos por un tiempo se ha evitado otra catástrofe financiera internacional. ¡No cabe duda la a delincuencia ha cambiado mucho con la globalización financiera!

Los 24 miembros del consejo ejecutivo del FMI, 23 hombres y una mujer, designaron a  la aún ministro francesa de finanzas Christine Lagarde directora gerente, la 11ª de su historia, cargo que asumirá el próximo 5 de julio, hasta 2016, por primera vez no es un varón ni un economista. ¿Quién es la nueva Directora Gerente del FMI sucesora de Dominique Strauss-Kahn  y que factores han influido en la decisión?

Tras estudiar derecho e inglés, entró a trabajar en el inmenso despacho de abogados estadounidense Baker & McKenzie. Que llegó a presidir. Cuando llevaba 10 años viviendo en Chicago, en 2005, recibió la llamada de Dominique de Villepin y se hizo cargo del ministerio de Comercio Exterior, en 2007, Nicolas Sarkozy y François Fillon la eligieron como ministra de Economía y recientemente ministro de finanzas.

Nacida en París en 1956, emergió desde el primer momento como clara favorita para suceder a su compatriota Dominique Strauss-Kahn. Alta, delgada, elegante, vegetariana, amable y, por lo general, muy tranquila, gran personalidad, divorciada con dos hijos, gusto por la jardinería,  la política francesa es sobradamente respetada  y conocida  dentro y fuera de su país.

Christine Lagarde  en su oficina con vista al rio Sena tiene una pared llena de caricaturas de humoristas políticos que se refieren a ella, enmarcados cuidadosamente. Asegura que es una manera de entender las críticas.

Recibió el apoyo de Alemania, Francia, Brasil, Rusia, China, Emiratos Árabes  Unidos, Egipto que apostaron por su candidatura, pero el fiel de la balanza  EE UU, principal contribuyente del FMI, dio su apoyo horas antes de la reunión final del consejo ejecutivo. El secretario del Tesoro, Timothy Geithner, anunciaba oficialmente su apoyo a Christine Largade, sobre la que previamente había dado su opinión,  “era una persona con un talento excepcional y con el liderazgo necesario para comandar el organismo”.

La señora Lagarde ha mostrado respecto hacia Agustín Carstens, con quien competía  ventajosamente por el cargo, el actual presidente del Banco de México y antiguo número tres del Fondo entre 2003 y 2006 no ganó pero fue un candidato con meritos reconocidos. Fue la primera vez que un candidato europeo tenía un rival creíble que representaba el creciente poder de los países emergentes en la escena global.

El FMI nacido junto al Banco Mundial en1944 en la Conferencia de Bretton Woods es indispensable, nadie lo duda, pero ahora la nueva Directora tendrá que hacer frente a los reproches contra el Fondo que ha adoptado  un perfil neocolonialista,  porque ha dejado que sus dos grandes potencias inundaran su economía con capital bajo la promesa de la .Modernización y de una supuesta mejora en la calidad de vida, creando burbujas especulativas en Asia, Rusia y América Latina. Las fuerzas del mercado global enseñan sus caras  Estados Unidos y la Unión Europea. Urge una reforma al FMI frente al desastre de la economía global,  bajo un contexto de tensiones sociales sin precedentes  y dar respuesta a las economías emergentes con un peso específico creciente.




Agregar un comentario