La Desigualdad aumenta en México: ONU

329

Por Rafael Abascal y Macías, Director General de Prospecta Consulting y analista

México se ubicó este año en el lugar 56 del Índice de Desarrollo Humano (IDH) que mide la Organización de las Naciones Unidas (ONU) entre 169 países. El índice referido es elaborado específicamente por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y evalúa rubros tales como la salud, la educación y el ingreso.

En la medición correspondiente al 2010 México ocupó el sitio 54, pero el hecho de que este año haya descendido dos puestos hasta el lugar 56; este hecho tiene diferentes explicaciones >a decir del PNUD< por una parte, significa un ligero deterioro, pero por la otra, puede representar un punto de inflexión, ya que hay significativos retrocesos en salud y educación, a escala estructural.

Para la elaboración de la clasificación 2011 se usaron indicadores y métodos diferentes a los del 2010 para hacer cálculos, aclaró la agencia de la ONU. El informe del PNUD clasificó este año a los países en cuatro grupos: uno, con índice muy alto de desarrollo humano, otro con índice alto, otro más mediano y el cuarto con bajo índice.

Con 0.750 puntos de acuerdo con la metodología de medición, México se ubicó en el segundo grupo, el correspondiente a desarrollo alto a secas. Noruega, Australia y Nueva Zelanda encabezan el bloque de países del primer grupo, el de mayor desarrollo humano, con una calificación superior a los 0.900 puntos. Por lo que se refiere a los países latinoamericanos, que de acuerdo con la medición están en mejores condiciones que México y por consiguiente mejor posicionados, están Chile (45), Argentina (46) y Panamá (54), así como Costa Rica (62).

América Latina registró avances en la reducción de la desigualdad, aunque el tema aún es problemático en algunas naciones, según el informe. El Índice de Desarrollo Humano mide los logros de las naciones en tres dimensiones: acceso a la educación y conocimientos, nivel de vida digno, y vida larga y saludable.

Perú se ubica en el puesto el 63, Brasil en el 73, Venezuela en el 75, Ecuador en el 77, Colombia en el 79, República Dominicana en el 88, El Salvador en el 90, Bolivia en el 95, Paraguay en el lugar 96, Nicaragua en el 115, y Guatemala en el 116.

Por otra parte, cuando se toma en cuenta la desigualdad, el IDH de México cae entre un 15 y 17%, de 0.854 en escala del 0 al 1 a debajo de 0.7. En este sentido señaló Luis Felipe López-Calva, autor del informe del PNUD:

“El impacto de la desigualdad en el desarrollo humano de México es muy alto. Es importante seguir fortaleciendo la lucha contra la pobreza, pero una de las cosas que debe atacarse es la desigualdad porque te detiene el crecimiento y la productividad”

A su vez, Isidro Soloaga, coautor, señaló en conferencia que las vías para erradicar la desigualdad son la fiscal y el fortalecimiento de las instituciones; por ejemplo, dijo, México logró ampliar la cobertura educativa, sin embargo ahora la desigualdad no radica en el acceso, sino en la calidad.

México ocupa el 7 lugar en América Latina con menos desigualdad, superado por Uruguay, Venezuela, Argentina, Costa Rica, Perú y El Salvador.

Al 2005 >el último año de registro< el 40% de los indígenas de México sufrían en mayor medida la pobreza, mientras que en Brasil el 10%; en Chile, 9.4%; en Paraguay, 17%; en Colombia, 24%, en Perú, 26.9%; en Guatemala, 31% y en Bolivia, 37%.

Por otra parte, la economía de México se contrajo 6.5% el año pasado debido a la crisis financiera mundial, y en el 2010 se dio una expansión de alrededor del 4.5%, pero el PIB volverá a desacelerarse en el 2011, según el informe del PNUD; aunque la información de la SHCP y el Banco de México, muestra un crecimiento de la economía en alrededor del 5%, pero sin la creación suficiente de empleos y sin poder frenar la creciente desigualdad.

En este mismo sentido, según un estudio de BBVA, la violencia también comienza a afectar el desempeño económico del país, que si no existiera este fenómeno, el PIB tendría un crecimiento adicional de al menos dos o tres puntos porcentuales.

Voces contradictorias en el Gabinete

Ernesto Cordero, Secretario de Hacienda (SHCP) afirmó en una entrevista que los problemas de inseguridad >derivados de la violencia por el narcotráfico< y su relación con la economía estarían presentes solo en algunos lugares del país; planteando que:

“Eso es correcto, en ciertas regiones del país sí hay un problema de inseguridad real que seguramente está afectando algunas decisiones económicas en puntos muy focalizados. Pero en el agregado y en el total del país (…), a pesar de los problemas regionales de seguridad que tenemos serios, México se sigue viendo como un buen destino de inversión”, agregó.

Cerca de 40 mil personas han muerto en México a causa de la violencia del narcotráfico desde que el presidente Felipe Calderón lanzó una guerra contra los cárteles a finales del 2006, y los asesinatos y batallas a tiros entre traficantes y fuerzas de seguridad se han vuelto cosa común.

Raras veces las empresas reconocen el impacto de la guerra en contra del narcotráfico, pero el gigante de servicios petroleros Schlumberger reconoció el mes pasado que un empeoramiento de la violencia amenazaba algunos proyectos en México.

Ante esta situación Cordero reiteró que la exitosa colocación recientemente de un bono mexicano a 100 años demostraba que las preocupaciones por la violencia no estaban ahuyentando a los inversionistas:

“No tenemos evidencia de que en el agregado del país estén deteniéndose flujos de inversión por el tema de la inseguridad”, apuntó Cordero.

México es uno de los mayores socios comerciales de Estados Unidos, a donde exporta bienes manufacturados desde autos hasta televisiones y refrigeradores. La economía de México crecería este año un 4.5%, después de desplomarse un 6.5% en el 2009 por la crisis financiera global.

Por su parte, el secretario de Economía, Bruno Ferrari afirmó que el clima de inseguridad que prevalece en varios estados de México ha impactado en la operación de las empresas, lo cual puede afectar la recuperación del mercado interno; planteo las compañías extranjeras que llegan a invertir al país lo hacen a largo plazo y añadió que la preocupación de combatir al crimen organizado, da certeza a sus inversiones en el futuro. Asimismo, dijo Ferrari que:

“En donde más me preocupa ese asunto es en el mercado interno, porque las empresas están sufriendo mucho por esta situación, ante lo cual debemos de apoyarlas para que pasen este periodo que ha sido muy difícil”, destacó.

Factor de desigualdad entre los mexicanos es el salario y aumento de precios

La caída salarial se debe, en parte, a la crisis, al aumento de precios, pero también a que la economía del país no ha crecido en 20 años, señaló Gonzalo Hernández, del Coneval

El Índice de desarrollo humano de hogares e individuos 2009 reportó que entre 2000 y 2008 cayó el ingreso de la población en 2.1%. Éste es el indicador que ha provocado mayor desigualdad entre los mexicanos, mantiene “las brechas” entre quienes tienen más recursos económicos y los que tienen menos, señaló Magdy Martínez, representante en México de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Es un hecho actual, a revisar los indicadores y datos duros reales, que:

“las políticas sociales han tenido éxito y han acolchado las diferencias entre ricos y pobres, la economía, el empleo y el ingreso han mantenido las brechas…las cuales se redujeron en la década estudiada.

“Falla el mercado de trabajo, no aumenta el ingreso digno, pero la salud y la educación evitan en cierta medida la polarización social.”

En cuanto al debate político sobre la pobreza que se ha dado en semanas recientes, consideró que es “bueno” que haya esta discusión acerca del tema:

“Quizá haga falta más rigor, que se hable más de cifras reales”.

Explicó en funcionario internacional que la cobertura de educación y salud tuvo un incremento, y el desarrollo humano en general tuvo un avance de 2.2% en el país.

“La salud es la dimensión más igualitaria en esta década, creció 7% en los más pobres y la educación creció 12%”.

El desarrollo humano en los hogares tuvo un incremento de 2.2%, pero entre 2006 y 2008 se dio una caída de 0.2%, a pesar del crecimiento en índices de educación y salud.

“La caída en el ingreso llevó al índice de desarrollo humano a una ‘reducción marginal’.”

En la investigación se detalla que 30% de los hogares con menos ingreso concentra a 37% de los individuos, mientras 30% de los que tienen mayor ingreso integra tan sólo 23%.

La caída del ingreso se debe en parte a la crisis económica, al aumento en el precio de los alimentos, pero también a que la economía del país no ha crecido de manera sustancial en los pasados 20 años, dijo por su parte Gonzalo Hernández Licona, secretario ejecutivo del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

Este organismo presentó los resultados en materia de cobertura de los servicios de salud, educación, calidad y servicios básicos de vivienda >cuatro de los ocho indicadores que se consideran en la medición multidimensional de la pobreza< que se evaluaron con base en los resultados del Censo de Población y Vivienda 2010, y en los cuales se observó un incremento en los índices, aunque, Hernández Licona admitió que el reto es elevar la calidad.

La población con rezago educativo hasta 2010 era de 19.4%; en 2000 fue de 22.5%, y en 1990 de 26.6%. Los estados con el rezago mayor en la actualidad son Chiapas, con 32%; Oaxaca, 29.9%, y Michoacán, 28.5%.

En cuanto a acceso a servicios de salud en 2010, 33.2% de los mexicanos carecía de ellos; 10 años antes el déficit llegaba a 58.8%, pero aún no existía el Seguro Popular. Los estados más rezagados son Puebla 50.4% de su población, Guerrero 46.1% y Michoacán 44.3%.

La población con carencia en la calidad y espacios de la vivienda era de 17% en 2010; una década antes incidía en 28.4%, mientras en 1990 afectaba a 41.5%. Guerrero es el más rezagado: 41.8%; seguido de Chiapas, 37.1%, y de Oaxaca, 35.4%.

El acceso a servicios básicos también redujo el rezago, ya que mientras el año pasado 19.3% de los mexicanos careció de ellos, en 2000 el porcentaje fue de 32.3%, y en 1990, de 44.3%.

Por estados, Guerrero es el más rezagado: 50.3%; seguido de Oaxaca, 48%, y Chiapas con 39.8%.

Hernández Licona precisó que en julio se conocerán las cifras actualizadas sobre pobreza y acceso a la alimentación, el censo no reporta esta información, así que hay que esperar los resultados de la Encuesta Nacional de Ingreso Gasto de los Hogares.

Concluyó que hay avance en los indicadores presentados, pero “el ingreso, el poder adquisitivo y el acceso a la alimentación han bajado”, que son factores fundamentales para ampliar la desigualdad entre los mexicanos; de ahí que las recientes declaraciones de Ernesto Cordero titular de la SHCP y aspirante a la candidatura presidencial por el PAN sobre el tema, generaron tantas reacciones en su contra, ya que los datos que anteceden desmienten contundentemente al joven panista. *Encuesta realizada por Prospecta Consulting entre 120 expertos, especialistas e investigadores del 15 al 18 de junio del 2011; con un 97.7% de confianza estadística y un error estándar de +/- 2.2%.

rabascal51@hotmail.com




Agregar un comentario