Estado de la nación: el PRI avanza hacia Los Pinos

226

Los  resultados de las elecciones de gobernadores en el Estado de México, Coahuila y Nayarit, y de Presidentes Municipales en el Estado de Hidalgo son una señal muy clara de la tendencia que se observará hacia las elecciones presidenciales del 2012: el triunfo del PRI fue contundente.

En especial, lo que aconteció en el proceso electoral del Estado de México fue una especie de prueba de laboratorio para los comicios del año próximo en que se renovará el Poder Ejecutivo Federal y el Poder Legislativo de la República, tanto de la Cámara de Diputados como del Senado de la República.

Como todos sabemos, fue en el Estado de México donde se intentó, por todos los medios, establecer la alianza política entre el PRD y el PAN, intento que se frustró por la intervención de Andrés Manuel López Obrador, quien se opuso tajantemente a lo que él mismo llamo una forma de corrupción política e ideológica, porque son dos partidos que no tienen nada en común y que, por el contrario, son antagónicos, y establecer una alianza entre ellos, con el objetivo solamente de vencer a Enrique Peña Nieto, precandidato más visible y viable a la Presidencia de la República para el 2012, resultaba sin duda un acto de corrupción política maquiavélica en la que los fines justificaban los medios.

Ahora que las elecciones han dado un triunfo inobjetable al PRI en el Estado de México, con 62% de la votación, se aclara el panorama político nacional y se allana el camino hacia Los Pinos a quien resulte el candidato del PRI que, en las condiciones actuales y en el marco previsible para lo que queda de este año y el próximo, todo indica que será Enrique Peña Nieto, actual gobernador de EDOMEX pero que terminará su mandato de seis años el próximo 15 de Septiembre, lo que le permitirá tomar la delantera, y sin caer en ningún tipo de falta a la legislación electoral, irse proyectando cada vez más como el hombre elegible en la Convención del PRI prevista para octubre o noviembre del año en curso.

Estado de la Nación: Divisiones Políticas e inquietud ciudadana por la Seguridad Pública

El Estado de la nación mexicana no es el mejor que se ha tenido en las últimas décadas; por el contrario, persiste la división política y la polarización entre ciudadanos, y una grave inquietud por la inseguridad pública y ausencia de Estado de Derecho que se vive.

Sólo que las parcialidades políticas han cambiado sus porcentajes y tendencias de, por ejemplo, las elecciones presidenciales del 2006, donde el PRI quedaba al último, mientras el PAN y el PRD se disputaron el triunfo hasta la toma de la Av. Reforma.

Ahora, los porcentajes son muy diferentes y, en el Estado de México, por ejemplo que es muy representativo de lo que ocurre en el país, el PRI obtuvo en la elección de Gobernador con Eruviel Avila, el pasado 3 de Julio el 62% de la votación, representando una tendencia centrista, mientras que la izquierda apenas alcanzó el 21% (PRD y otros ) con Alejandro Encinas, y la derecha (PAN), apenas rebasó el 12% de la votación con Luis Felipe Bravo Mena.

EDOMEX, Coahuila y Nayarit señalan el camino a Los Pinos

Los claros triunfos del PRI en EDOMEX, Coahuila y Nayarit (aunque menos en Hidalgo, donde sólo conservó el 50% de las Presidencias Municipales incluyendo la capital Pachuca), son  una señal muy relevante de lo que está pensando la población nacional: la alternancia; es decir, el PAN ya tuvo su oportunidad de 12 años en los Pinos y lo que hizo está a la vista; ahora, queda abierta la puerta para una nueva etapa en que el país vuelva a avanzar más rápido y en forma equilibrada.

Detonador del cambio: la inseguridad pública

Los movimientos sociales encabezados en diferentes momentos por Alejandro Martí, Nelson Vargas, la señora María Elena Morera, la señora Isabel Miranda de Wallace y ahora el poeta Javier Sicilia, y otros anteriores, han expresado mediante marchas que llegaron a tener decenas de miles de participantes de blanco y ahora bastante menos, pero siempre en un marco de dramatismo, dolor y miedo, han expresado el verdadero sentimiento de la población hacia la situación actual, que resulta insostenible.

Para muchos sectores de la población el cambio político y económico es urgente y necesario, por eso lo empiezan a buscar en las urnas, que es la manera más adecuada y civilizada para una democracia, como la nuestra.

Juntos, Calderón y Peña Nieto, acuden en auxilio de lo damnificados

La aparición de Felipe Calderón y Peña Nieto en un helicóptero para supervisar los daños de las inundaciones, justo un día antes de las elecciones del 3 de julio, marcan una nueva etapa en las relaciones políticas entre los dirigentes del PAN y el PRI , ante lo que se ve venir.

Es obvio que Calderón, empieza a prepararse para la entrega del poder y sabe que Peña Nieto es el principal prospecto para triunfar en las elecciones presidenciales del 2012, y que es muy probable que a él tendrá que mostrarle las novedades arquitectónicas  que hay en Los Pinos y se menaje; y también los arreglos y las restauraciones en el Palacio Nacional.

Es natural que a Calderón le gustaría mucho más entregarle  a Ernesto Cordero o a Alonso Lujambio; pero la probabilidad apunta mucho más a Enrique Peña Nieto, aunque lejanamente no podría descartarse al “Peje” Andrés Manuel López Obrador.

Marcelo Ebrard, el regente más ilustre que ha tenido la ciudad de México desde Uruchurtu tiene su corazoncito y está haciendo todo lo que está a su alcance  para llegar primero a la Candidatura y después más allá.

Hay nuevas actitudes de Ebrard hacia Felipe Calderón: ha hablado bien de él y dicen que hasta ya lo saludó dándole la mano, aunque todavía no hay foto de eso.

“El PAN no tiene dueño”, dice Josefina Vázquez Mota

En el PAN, les cuesta trabajo encontrar al hombre que pueda abanderarlos en el 2012: Felipe Calderón se ha inclinado por Ernesto Cordero, según se reconoce en los medios políticos, aunque le da esperanza a Alonso Lujambio; sin embargo la diputada Josefina Vázquez Mota quiere seguir adelante y ha advertido públicamente que “el PAN no tiene dueño”.

Se abre la puerta del cambio

En el contexto difícil que vive la nación, se abre al puerta del cambio con los resultados electorales del pasado domingo 3; lo importante es que México pueda reencontrar su camino de progreso con paz social, y la vigencia de un pleno Estado de Derecho.




Agregar un comentario