Lanzan a Cordero al estilo del Viejo PRI

169

Al más puro estilo del “viejo PRI”, “de la  periferia al centro”, 134 notables del PAN, entre ellos cuatro gobernadores  en funciones, diputados federales, presidente municipales, consejeros del partido y otros, lanzaron al actual secretario de Hacienda, Lic. Ernesto Cordero, como su precandidato a la presidencia de la República, para las elecciones de Julio del año de 2012.

Lo que tienen en común esos 134 notables es su cercanía a Felipe Calderón y su esposa Margarita Zavala.

Días antes del miércoles 25 de Mayo, fecha en que estos 134 personajes lanzaron la precandidatura de Cordero, Felipe Calderón ya había marcado la “línea Política”, en una reunión realizada a medianos del mismo mes de mayo, con funcionarios de diferentes nivele gubernamentales del PAN, tanto del ámbito federal , como estatal y municipal.

En esa reunión del Centro Banamex, a mediados de mayo, Felipe Calderón señaló a Ernesto Cordero, secretario de Hacienda haciéndolo a aparecer como el único orador en ese acto, además de él mismo, lo que se entendió en los medios políticos como el señalamiento de Calderón para el 2012.

Pocos días después de esa conferencia de los altos niveles panistas en el Centro Banamex, apareció la carta de los 134 notables panistas que se pronunciaron por el Secretario d Hacienda, Ernesto Cordero, indicando que sería el mejor prospecto presidencial.

Rebelión en el PAN

El Lanzamiento de Cordero, entendido como “dedazo de Calderón, tanto al interior del PAN como en el resto de los partidos políticos, levantó una polémica feroz al interior del propio panismo, cuyos afectados no podían creer lo que veían,

Hasta el propio dócil y disciplinado Gustavo Madero, en su calidad de Presidente del PAN, se atrevió  a protestar, por este gesto “inconveniente” que demuestra que “se están adelantando los tiempos indebidamente”.

El secretario de Educación, Alonso Lujambio, se manifestó francamente en rebeldía y no podía creer lo que leía y lo que veía: “!Esta no es la cultura democrática del PAN!” y señalaba indignado que en el PAN no pueden permitirse “cargadas”.

Josefina Vázquez Mota, lideresa de la bancada panista en San Lázaro exigió “piso parejo” en la contienda electoral, condenando “el dedazo” que se estaba haciendo evidente.

Desde Luego Santiago Creel, senador, que ha sido marginado por Felipe Calderón de las actividades políticas quitándole la jerarquía en el Senado, donde era el líder de la bancada panista, protestó abiertamente por el “albazo” a favor de Ernesto Cordero, indicando que hacia el interior del PAN “yo soy el que tengo la mayoría de la opinión favorable para abanderar a nuestro partido, el PAN en las elecciones del 2012”.

Javier Lozano, Secretario del Trabajo, sin criticar directamente a Felipe Calderón, si exigió que se nombre candidato “a quien pueda ganar las elecciones presidenciales” y no a cualquiera sólo por favorecer a una personalidad.

El gobernador de Jalisco, Emilio González, exigió que la elección del  PAN sea democrática y hasta el gobernador de Morelos, Marco Ademe, condenó que se quiera nombrar al abanderado panista para el 2012, “con cartitas de buenas intensiones”,

DESDE HACE TIEMPO SE SABÍA LO DE CARDERO

En Los Pinos, desde hace tiempo se sabía la simpatía de Felipe Calderón hacia Ernesto Cordero, para proyectarlo como candidato Presidencial para el 2012; el nombramiento de Cordero en la Secretaria de Desarrollo Social había sido el primer paso para la proyección de ése funcionario y luego, de ahí llevarlo a la Secretaria de hacienda, que es realmente la más importante de las Secretarías de Estado por los enormes recursos que maneja, era la señal indudable.

El asunto de la sucesión presidencial dentro del PAN se estaba “saliendo de madre”, porque el nuevo presidente de ese partido, Gustavo Madero, había puesto en la palestra a siete precandidatos, y el asunto se le estaba volviendo incontrolable; por ello. Felipe Calderón corto por lo sano, eliminado a todos de un plumazo y dejando vivo sólo a Ernesto Cordero.

Fue realmente “un dedazo” al más puro estilo del viejo PRI.

Ahora, Ernesto Cordero tendrá que enfrentarse a Enrique Peña Nieto, a Andrés Manuel López Obrador y Marcelo Ebrard.




Agregar un comentario