Adiós a la alianza PAN-PRD en Edomex y en el 2012

177

La insistencia del PAN y del Titular del Ejecutivo, Felipe Calderón, en la alianza con el PRD, intentando hasta el último momento atraer a Alejandro Encinas a una candidatura común, se fue por la borda, lo cual da una indicación de lo que ocurrirá en las postulaciones presidenciales del 2012.

La imposibilidad de que un candidato del PAN (Luis Felipe Bravo Mena), pudiera ganar él sólo la elección del 3 de julio próximo para Gobernador del Estado de México, llevó al PAN y a Felipe Calderón al extremo de buscar desesperadamente la alianza con el PRD (de Los Chuchos), con el fin último de ganar las elecciones al candidato del PRI, Eruviel Avila, porque el triunfo de este, en su caso, significaría la tendencia de la Elección Presidencial de 2012 en favor de Enrique Peña Nieto.

Por eso se produjo una lucha política feroz no sólo al interior del PRD, de los Chuchos, contra Andrés Manuel López Obrador, sino una lucha más violenta políticamente en el seno del PAN y el Jefe de Los Pinos, Felipe Calderón, quien insistió hasta el último momento (31 de marzo) en lograr la alianza PAN-PRD, con el objetivo político primordial no sólo de ganarle a Eruviel Avila, quien resultó el candidato del PRI, sino de bloquear el camino de Enrique Peña Nieto a la Presidencia de la República en las Elecciones de julio del 2012 próximo.

Para la mayoría de los politólogos, políticos y líderes de opinión pública lo que ocurrirá en las elecciones del Estado de México, el 3 de julio de este año, será un indicativo de lo que pasará en las Elecciones Presidenciales del 2012; por eso tanto problema, tanta lucha y tanto encono que, ante la negativa de Alejandro Encinas de aceptar la invitación del PAN (y probablemente de Calderón mismo) para encabezar esa alianza, llevó a Andrés Manuel López Obrador a gritar ante una multitud que “la alianza PAN-PRD se fue al basurero de la historia”.

El objetivo último del PAN y de Felipe Calderón, es impedir que el PRI pueda regresar a la Presidencia de la República en las elecciones del 2012; para la dirigencia panista y la dirigencia política de Los Pinos, sería preferible cualquier cosa, incluyendo la alianza del PAN con Marcelo Ebrard; o la alianza PAN-PRD con Juan Ramón de la Fuente u otro personaje político, que pudiera ganar la Elección Presidencial, a verse en la pena de entregar el Poder Ejecutivo de la República al PRI, el 1º de diciembre de 2012.

El panismo cree que cualquier cosa sería mejor para ellos, incluso un triunfo imaginario de Marcelo Ebrard o Juan Ramón de la Fuente, a entregarle el Palacio Nacional a Enrique Peña Nieto. Por eso tanta lucha, por eso tanto encono, que sólo resolverá la voluntad ciudadana en las urnas: primero, el 3 de julio, en las elecciones de Gobernador de Edomex y después 1º de julio de 2012, en la Elección Presidencial.




Agregar un comentario