Por qué Diego no será Candidato

167

Por el Lic. Mauro Jiménez Lazcano,
Director General de Macroeconomía

Cuando Diego Fernández de Cevallos fue liberado después de un cautiverio de siete meses y seis días, del sábado 14 de mayo al lunes 20 de diciembre de 2010, hizo una declaración política trascendente: “Yo no seré Candidato a la Presidencia”.
Fue una declaración muy importante porque a primera vista, ante la ausencia de personalidades del PAN con capacidad de triunfo para las elecciones del 2012, él, Diego, hubiera podido ser un candidato de gran arrastre y probablemente el que mayor pelea le podría dar a Enrique Peña Nieto, que es el más probable candidato del PRI y que al momento lleva una ventaja enorme sobre cualesquiera de su propio partido y de otros partidos.
La respuesta contundente de Diego, a la pregunta política de los periodistas fue muy clara y decisiva, y la debe haber pensado durante mucho tiempo el otrora “Jefe” Diego, ya que desde el inicio de su secuestro, el 14 de mayo de 2010 corrió como reguero de pólvora el rumor de que a su liberación seguiría su postulación como Candidato a la Presidencia de la República por el PAN.

LAS RAZONES DE DIEGO
Aunque no las hizo explícitas, las razones que tiene Diego para negarse a la postulación por el PAN han de ser múltiples, y en nuestra opinión pudieran ser entre otras, las siguientes:

DAÑOS FISICOS Y PSICOLOGICOS
1.- Los daños físicos y psicológicos causados por un largo secuestro de siete meses y seis días, en el que entre otras cosas adelgazó muchísimo, según lo expresó en un manuscrito a su hijo mayor, que nosotros reprodujimos entonces.
Además, es natural que Diego haya sufrido graves daños psicológicos por la enorme presión a que fue sometido, la violencia de que fue víctima y la amenaza permanente contra su vida que tuvo a lo largo de todo ese tiempo en que estuvo secuestrado.
Cuando le pidió a su hijo mayor, de su mismo nombre, Diego, que reuniera fondos para pagar el rescate, le dijo en tono enérgico: “no le hagas al pobre” y le exigió se asesorara de Lozano Gracia y de otro abogado amigo, señalándole que “en mi caso, lo que no sea inmediato, no tiene sentido”.
Diego sentía, es de suponer, una amenaza permanente y grave sobre su existencia; y eso deja huellas profundas en el alma, en la sicología humana.

POSIBILIDAD DE CHANTAJES FUTUROS DE LOS SECUESTRADORES
2.- Un largo cautiverio como el que sufrió y el estado de indefensión en que estuvo durante tanto tiempo, lo podría hacer víctima fácil de chantajes por sus secuestradores.

NO HAY BUENA QUIMICA CON FELIPE CALDERON
3.- Desde siempre, se sabe que entre Diego y Felipe Calderón no hay buena química; y desde luego, tampoco con Vicente Fox.
La ideología de Diego Fernández de Cevallos es muy definida y clara, y para él no tiene sentido la alianza política que se ha planteado entre el PAN y el PRD, cuyo autor formal fue César Nava, entonces Presidente del PAN; pero que, es de colegirse, que en la autoría de esa mezcolanza política participó también Felipe Calderón, con la intención de vencer al PRI, lo cual se logró en Oaxaca, Puebla y Sinaloa; pero también con el objetivo de ganarle a Peña Nieto en el Estado de México y, eventualmente, vencerlo en las elecciones presidenciales del 2012.
Y aunque esa estrategia de alianza del PAN con el PRD le haya dado algunos resultados al PAN en Oaxaca, Puebla y Sinaloa, y estaría por verse lo que ocurriría en las elecciones del Estado de México, para Diego Fernández de Cevallos la alianza panista-perredista “es una idiotez”.
Así lo dijo Diego días antes de ser secuestrado, y fueron sus últimas declaraciones políticas hasta que ahora, siete meses y días después declara que no será el Candidato Presidencial del PAN.
Cuando los periodistas le preguntaron a Diego qué haría en los días inmediatos a su liberación, él mencionó, entre otras cosas, que “iré a Chalma y a San Juan de los Lagos”; pero nunca mencionó que iría a Los Pinos y es evidente para los medios de comunicación y los politólogos que no hay fotografía de Diego con Felipe Calderón, después del secuestro.

SE OPONE A LA ALIANZA PAN – PRD
4.- El carácter de Diego y su formación ideológica panista le impiden cualquier alianza con el PRD; sus choques políticos e ideológicos con los dirigentes perredistas de todo tamaño y condición, son conocidos por todo el mundo.

SERIA UN CANDIDATO INCOMODO PARA CALDERON
Aunque en la vida política las declaraciones contundentes pueden ser cambiadas por sus propios autores, como se demuestra una y otra vez en la vida cotidiana y de eso dan cuenta los periódicos y los medios de difusión electrónicos, si hubiera un cambio de opinión del propio Diego, que lo hiciera aceptar una candidatura del PAN, seria, en cualquier forma, un candidato incómodo para Felipe Calderón y para Vicente Fox; pero, como dicen los que saben, hay que dejar estas cosas políticas al tiempo, que al fin el 2012 ya está muy cerca.




Agregar un comentario