Egidio: un hombre calmo para un Estado en guerra

165

Por el Lic. Mauro Jiménez Lazcano,
Director General de Macroeconomía

Cd. Victoria, 1 de enero de 2011. Con un guiño de ojo muy coqueto, el nuevo gobernador Egidio Torre saludó desde la tribuna a su esposa, la señora María del Pilar González de Torre, momentos después de tomar posesión y jurar cumplir con la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y con la Constitución del Estado Libre y Soberano de Tamaulipas, y las leyes que de ellas emanan, mirando en todo por el bien de los tamaulipecos.
Egidio Torre Cantú es un ingeniero de casi 70 años pero que se ve muy fuerte físicamente y también se ve muy sano, y que sustituyó en la candidatura para Gobernador del Estado a su hermano el doctor Rodolfo Torre Cantú, quien fue asesinado arteramente siendo todavía candidato y estando a punto de ganar las elecciones.
Cuando recordó al doctor Rodolfo, a Egidio se le rasaron los ojos, y en honor de su hermano anunció la entrega de las camionetas de emergencia médica que había prometido aquél cuando era candidato todavía a la gubernatura.
Qué lejos y qué cerca estaban aquellos momentos en que sicarios de un falso retén de la marina detuvieron a la comitiva del candidato priísta Rodolfo Torre Cantú, quien se dirigía temprano en la mañana al aeropuerto de Ciudad Victoria para continuar su campaña electoral.
Los sicarios disfrazados de fuerzas oficiales bajaron al candidato de la camioneta en que iba y lo ejecutaron a él y a varios de sus acompañantes.
Cuando el ingeniero Egidio pronunció el nombre de su hermano ejecutado: Rodolfo, se desató una ovación de varios minutos que parecía no acabar, brindada por los más de los cinco mil asistentes a la sesión del Congreso Estatal en la que Egidio juró ser un buen gobernador para los tamaulipecos y propiciarles garantías para que puedan desarrollar sus funciones productivas y desenvolver su vida en mejores condiciones de seguridad.

ESTADO BAJO SITIO
Tamaulipas es hoy un Estado bajo sitio, en el que municipios enteros y amplias regiones son zonas sin gobierno, en las que la población vive en la angustia permanente y gran parte de la gente ha huido a otras regiones y ciudades más seguras.
El caso típico de esto, es Ciudad Mier, que quedó absolutamente deshabitada, luego de que la inseguridad pública se volvió ineficaz.
Para llegar a la Toma de Posesión del nuevo gobernador Egidio Torre Cantú, los presidentes municipales, diputados y senadores y otros políticos y gente importante del Estado, entre ellos empresarios, ganaderos y dirigentes sociales, se trasladaron en aviones y avionetas, que saturaron el espacio aéreo de Ciudad Victoria y colapsaron el funcionamiento del aeropuerto local, que provocó mantener en el aire, dando vueltas durante casi una hora y media, a un avión comercial, de Aeromar, donde viajaban Cruz López, el dirigente de la CNC y representante de la Presidenta del PRI, Beatriz Paredes Rangel, así como Gerardo Sánchez, quien sustituirá a Cruz López el próximo 5 de enero, y otros funcionarios, diputados federales y periodistas invitados especiales.
Una diputada federal por Tamaulipas, explicó que “ahora la clase política, la clase pudiente de Tamaulipas, se traslada por aire, ya que las carreteras son muy peligrosas, por los incidentes que pueden producirse por diversos grupos armados”.
La misma representante federal informó que la noche anterior a la Toma de Posesión se habían producido balaceras en varios municipios de la entidad.

FUERTES RETENES Y UN CONGRESO PROTEGIDO POR LAS FUERZAS ARMADAS
El primer retén de las fuerzas armadas se encuentra saliendo del aeropuerto, y a lo largo de la carretera se observan convoyes de la fuerza pública; al llegar al “Conjunto Bicentenario”, recientemente inaugurado por el gobernador saliente, se observa la protección armada de la Marina, el Ejército y la Policía Federal, así como las fuerzas de seguridad del Estado.
El “Conjunto Bicentenario” es un conglomerado de edificios espectaculares, entre ellos un rascacielos, que fue construido en las afueras de Ciudad Victoria para albergar las oficinas de los tres poderes del Estado: Ejecutivo, Legislativo y Judicial.
Una larga ovación para el extinto candidato Rodolfo Torre Cantú, otorgada por más de cinco mil políticos, estatales, municipales y federales, marcó la ceremonia de la Toma de Posesión por su hermano el ingeniero Egidio Torre Cantú, quien se notó como un hombre serio, claro, dispuesto a trabajar y a cumplir su palabra. Egidio Torre necesitará mucha ayuda de los propios tamaulipecos, pero también de las fuerzas políticas del centro del país, a fin de que el hermoso y grande Estado de Tamaulipas no se desintegre y pueda recuperar la gobernabilidad en todo su territorio.




Agregar un comentario