Choca Calderón con el PRI al iniciar el 5º Año

383

Manifestando públicamente actitudes coléricas y, aún gestos de desesperación, Felipe Calderón inició su 5º Año de gobierno chocando violentamente con el PRI, cuyos dirigentes, hombres y mujeres, se han puesto en guardia, se han unificado y preparan su defensa y contrataque por los señalamientos realizados por el habitante de Los Pinos.
En esta nueva “guerra política” que ha iniciado Calderón contra el PRI, este partido, extrañamente, está recuperando a una vieja aliada que se había separado hace algunos ayeres: la Maestra Elba Esther Gordillo, a quien se ve frecuentando al gobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto y al Profesor Humberto Moreira, gobernador de Coahuila, quien próximamente se convertirá en el nuevo Presidente del PRI Nacional.
Se sabe que Elba Esther Gordillo dió instrucciones de ayudar al PRI en las elecciones próximas estatales de Guerrero, y que lo mismo ha hecho respecto de los próximos comicios que se celebrarán en el Estado de México para elegir al nuevo gobernador y a otros funcionarios públicos.
Los ataques furiosos de Felipe Calderón al PRI, al iniciar su 5º Año de gobierno, han logrado el milagro de unificar a los altos dirigentes priístas: Beatriz Paredes, Presidenta del partido; Manlio Fabio Beltrones, líder de los senadores; Francisco Rojas, líder de los diputados de su partido; y los gobernadores Enrique Peña Nieto, Humberto Moreira, César Duarte, Ivonne Ortega y otros; y también a ex gobernadores con fuerza política como Fidel Herrera Beltrán, Natividad González Parás, y a gobernadores nuevos como Javier Duarte, de Veracruz.

ADVERTENCIA DEL PRI
Luego de recibir el fuego graneado del Titular del Ejecutivo, en su calidad de militante panista, los priístas dejaron ver que un mandatario constitucional no debe actuar ni hablar en forma partidista, como lo hace ahora Felipe Calderón, y advirtieron que tomarán las medidas defensivas necesarias en el Congreso.
Señalaron los líderes del Congreso, Manlio Fabio Beltrones, Presidente del Senado y Francisco Rojas, líder de los diputados priístas en la Cámara, que no meterán a la congeladora las iniciativas calderonistas, porque el avance del país es prioritario; pero sí hicieron notar que Calderón no debiera actuar como líder del PAN, sino de una manera objetiva, como corresponde al cargo que ostenta.

EL PRI ADMINISTRA EL FIN
DEL GOBIERNO PANISTA

Este choque de trenes entre Calderón y el PRI, que comenzó a iniciativa del primero, dará por resultado una “Administración” de la finalización del Gobierno panista, al que le queda ya un escaso margen de tiempo de acción antes de que se inicie el proceso electoral y político del 2012.
En este procedimiento de “Administración” del final del gobierno panista, el Congreso, dominado por el PRI y sus aliados, entre los que se cuenta ahora no sólo el Partido Verde, sino también el Partido de “la Maestra”, el PANAL, que empieza a dar un giro de 180 grados, con el objeto de acomodarse correctamente para el próximo Sexenio; en este procedimiento de “administración”, decimos, el PRI irá dando una cierta forma de “respiración artificial” al gobierno saliente, para que tenga lo suficiente para terminar, pero que no obtenga lo necesario para retomar el vuelo que le permitiera eventualmente prolongarse a otro mandato panista de seis años.

SE ACERCA VELOZMENTE EL 2012
A toda velocidad se acerca el 2012, y es irrefrenable su efecto en la vida política: las tomas de posesión de los nuevos gobernadores de Oaxaca, Gabino Cué (de la Coalición PRD-PAN-Convergencia-PT); de Veracruz, Javier Duarte (del PRI) y de Aguascalientes Carlos Lozano de la Torre (del PRI), se convirtieron en actos políticos, todos relacionados con la Sucesión Presidencial del 2012; en las comidas, en los cócteles, en los corrillos, sólo se hablaba de los precandidatos presidenciales; por ejemplo, a Oaxaca asistió a la toma de posesión de Gabino Cué, el Jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard, claro aspirante presidencial, quien está desarrollando todas las actividades a su alcance para obtener la nominación de su partido, el PRD.
De la misma manera, en Veracruz se analizaban todos los signos y movimientos que provocaron las presencias de Enrique Peña Nieto, la Maestra Elba Esther Gordillo, Beatriz Paredes, Manlio Fabio Beltrones, Humberto Moreira y Francisco Rojas; de entre ellos, Enrique Peña Nieto y Manlio Fabio Beltrones son mencionados con insistencia como las dos figuras más destacadas que pueden obtener la nominación de su partido; sin embargo, en el presidium de ese acto de transmisión política en Veracruz estuvo Fidel Herrera Beltrán, quien también se ha manifestado como deseoso de obtener la candidatura presidencial de su partido, el PRI; y aunque Beatriz Paredes lo niegue una y otra vez, ella también, más que aspirante, se le considera una figura con todas las cualidades para poder ser la primera Candidata Presidencial del PRI.
En ese contexto, los medios de difusión masiva dieron a conocer las encuestas del mes de noviembre, en las que Enrique Peña Nieto, Gobernador del Estado de México, subió de 51% a 52% la intención de voto nacional para la Presidencia de la República, siendo este el registro más alto logrado por aspirante o candidato alguno, en los últimos 20 años.
Pero… la carrera presidencial apenas empieza y se necesita calma en la pista.




Agregar un comentario