10 años de panismo

183

El inicio del quinto año de gobierno de Felipe Calderón, marca una etapa de diez años de panismo en el país, cuyo balance objetivo esta por hacerse. Lo primero que se nota al intentar un análisis político y administrativo es que no ha ocurrido el cambio que esperaba el país y que las condiciones de vida y de la economía de hoy día no son mejores que las de hace diez años.
En esta década político-administrativa que ha transcurrido bajo la égida del PAN, México ha descendido en múltiples campos de la economía, de educación, la salud, la ciencia, en relación con otros países cuyo desarrollo es comparable.
La paz social está alterada y existe un sentimiento de temor e inquietud generalizado, porque al estado se le ha escapado de sus manos el control de regiones enteras y la seguridad pública es un tema de preocupación permanente para la población.
El cambio prometido por el panismo, no ha ocurrido por diversos factores: en primer término por la dilapidación de los recursos que en su momento tuvo a su disposición el gobierno de Vicente Fox, recursos provenientes de la enorme riqueza petrolera que tuvo a su disposición y que simplemente no se usaron en beneficio del desarrollo nacional.
El desorden administrativo y político con que se condujo el gobierno de Vicente Fox dejo un caos a su sucesor, Felipe Calderón, que le volvió imposible administrar el país como era deseable y como se esperaba, para establecer “un gobierno del empleo, de la inversión y del progreso”.
Infortunadamente la desestabilización en que cayo el país en materia de seguridad pública, ha bloqueado el avance económico y social de la nación.
Queda esperar que estos dos últimos años que se inician del actual gobierno panista, transcurran de tal forma que permitan una transición pacífica al próximo gobierno; que se eviten graves acontecimientos que pudieran afectar el proceso electoral de 2012.
La nación esta deseosa de mantener y acrecentar su sistema democrático y la transferencia pacífica del poder, mediante elecciones legítimas, reconocidas por todos.
La aspiración del pueblo mexicano es reencontrar la senda del progreso continuado y pacífico.




Agregar un comentario