Endeudados por 100 años

60

Con entusiasmo el Gobierno Federal emitió un bono a 100 años por un monto de 1,000 millones de dólares, el pasado 5 de octubre del año en curso de 2010. Si es por necesidad, cualquiera entendería el endeudamiento a un siglo de distancia; pero lo que no se comprende es el entusiasmo con que se anuncia, señalando el boletín oficial que “México se convierte en el primer país latinoamericano en colocar deuda a plazo de 100 años”.
El informe oficial señala también que: “Así, hoy fue posible realizar la mayor colocación de que se tenga registro a plazo de 100 años convirtiendo además a México en el primer país latinoamericano en poder pag02-207realizar una transacción a este plazo y el segundo emisor soberano en hacerlo (China emitió 100 millones de dólares en 1996 a un rendimiento de 9%”. El rendimiento de este bono mexicano a 100 años será de 6.10%.
El Gobierno Federal explicó en su boletín que se trata de una reconversión de la deuda externa para sustituir créditos anteriores con tasas de interés más elevadas y emite otra serie de explicaciones con las que pretende justificar este endeudamiento a 100 años; sin embargo, para cualquier ciudadano, surgen interrogantes sobre un endeudamiento que terminará en octubre de año 2110 y que compromete no sólo a nuestros hijos y nietos, sino también a nuestros bisnietos, tataranietos y choznos que tal vez nunca llegarán a saber como se llamaban los gobernantes que los endeudaron.
Si hubiera necesidad de tal endeudamiento, podría ser justificado un plazo así de un siglo; pero cuando el petróleo está nuevamente subiendo a 72 dólares por barril y exportamos más de un millón de barriles al día; y cuando el IVA se mantiene a 16%, y cuando están en vigor una serie de impuestos y otros ingresos gubernamentales; y cuando el dinero se tira por las ventanas en celebraciones de cohetes y cuetones y se ponen albercas y pistas de correr en la columna a la Independencia y sobre la avenida Reforma, de manera dilapidadora, absurda e injustificable, ¿cómo admitir como bueno un endeudamiento de 1,000 millones de dólares a 100 años y a una tasa de interés altísima para ese plazo, de 6.10%, que significa que el crédito se pagará seis veces, dejando con la carga del pago a cinco generaciones de mexicanos?.
¿Y cómo pedir 1,000 millones de Dls. a 100 años cuando tienes en tus arcas 110,000 millones de Dls. de Reserva? ¿Dónde tienen la cabeza y la conciencia nuestros gobernantes?




Agregar un comentario